Compartir

Llevamos ya 8 partidas del vibrante encuentro entre el Campeón noruego Magnus Carlsen y el ruso Sergey Karjakin y, a pesar de algunas críticas de los aficionados por el gran número de tablas, mi opinión es que está resultando un duelo de lo más apasionante.

Se está poniendo de manifiesto la enorme preparación teórica y psicológica, y es normal que a este nivel nos encontremos con partidas muy equilibradas y sin opciones palpables para ninguno de los dos.

Además, creo que el aficionado puede extraer numerosas enseñanzas en distintas áreas que pueden ser totalmente aplicables a su juego. Y este es el objetivo de este artículo. Después de analizar las 8 partidas (y especialmente las 4 primeras), me propongo ofrecerte algunas conclusiones a las que he llegado.

Lección número 1: La sobrevaloración de la apertura.

La apertura no está resultando un elemento desequilibrante en este encuentro. Tan solo ha habido una partida de las 8 primeras, en las que Carlsen puso en práctica una preparación muy minuciosa con negras en una apertura española. Muchos jugadores se preocupan en exceso por su forma de jugar las aperturas, de hecho, es la materia que más éxito tiene entre los autores de libros de ajedrez, e incluso en las redes sociales en las que se vierten las opiniones de los aficionados sobre este encuentro en la cumbre, abundan las críticas desmedidas sobre el comportamiento de los dos “mega jugadores” en esta primera fase.

Hemos visto jugar una italiana, alguna línea sencilla fuera de la archiconocida berlinesa de la española, el ataque trompowsky, y el lento pero agudo sistema Zukertort. Kasparov decía que cualquier apertura bien jugada es buena, muy en la línea de lo comentado por Karjakin después de su victoria en la octava partida: “jugar bien es más importante que jugar con blancas”.

Me resulta inspirador que dos de los mejores jugadores del mundo se atrevan a probar sin miedo nuevas opciones que estaban relegadas a un segundo plano. Si ellos lo hacen ¿por qué tú no?

 icon-exclamation-triangle Aquí tienes las 15 cosas que no sabías de Karjakin

Lección número 2: La estrategia plus-equal.

La estrategia Plus-Equal atribuída a Rowson es una de las bases del ajedrez de competición de alto nivel.

La estrategia consiste en jugar con la idea de luchar sólo por “una ligera ventaja” durante un período prolongado de tiempo. Algo que puede significar complicar las cosas para tu oponente, especialmente si lo que quiere es jugar a entablar. El jugador en ‘modo plus-equal” sólo busca mantener una posición saludable y mejorarla pero de forma muy gradual. Esta estrategia sólo es posible cuando la posición es bastante simple, pero este suele ser el caso cuando tu oponente está tratando de forzar un empate. Las transformaciones de posiciones en las que se mantenga esta pequeña ventaja son una parte integral de esta estrategia, pero el énfasis reside en mantener la presión psicológica sobre el oponente, incluso si tu posición es solo minuciosamente mejor.

La capacidad de inducir errores para hacer la vida de tu oponente lo más difícil posible, es una habilidad de enorme importancia. Si no encuentras una manera óptima de avanzar, no asumas que ha llegado el momento de ofrecer las tablas. En lugar de esto,  hazle a tu oponente algunas preguntas jugando y dale la oportunidad de tambalearse. Tanto Karjakin como Carlsen están utilizando esta estrategia hasta la extenuación, a su manera, y me atrevo a decir que es la piedra angular de su preparación global para el encuentro.

Karjakin en el Torneo de Candidatos de Moscú 2016
Karjakin en el Torneo de Candidatos de Moscú 2016

Lección número 3: Los factores de la imperfección.

Los dos jugadores están jugando a un altísimo nivel, los errores brillan por su ausencia pero incluso en un ajedrez de una calidad extraordinaria como este, existen los errores. Tanto Carlsen como Karjakin han dejado pasar oportunidades, incluso no imposibles de ver para un jugador de nivel medio, por el cansancio, el miedo, o los apuros de tiempo.

El ser humano es imperfecto a pesar de que en un mundo ajedrecístico, que ya ha sido invadido y dominando por los motores de análisis, podamos creernos dioses al ver en directo una partida de ajedrez entre jugadores de la élite.

La creencia en la falibilidad de tu oponente debido a motivos no técnicos es una realidad que debes explotar incluso en posiciones inferiores o perdidas. Hasta que no se firma el resultado de la partida todo sigue en juego.

Lección número 4: Domina tu ego.

En algunos momentos Carlsen se ha visto superado por su ego. Todos tenemos uno y, de hecho, nos ayuda a motivarnos y a alcanzar muchas de nuestras metas. Pero la mayoría de los errores causados por una falta de objetividad son consecuencia de nuestro ego.

En la octava partida, Carlsen forzó las cosas demasiado en lugar de apostar por la vía alternativa de las tablas por jaque continuo, y esta imprecisión acabó pasándole factura. Pero ya había sido avisado con anterioridad cuando trató de forzar una posición equilibrada en la 5ª partida y se vio abocado a defender una posición inferior con blancas

PARTIDA 5. Aquí Carlsen ya queda inferior.
PARTIDA 5. Aquí Carlsen ya queda inferior.

Lección número 5: Los excesos del futuro y del pasado.

Algo que creo que está llamando la atención de manera uniforme entre todos los analistas y comentaristas, es la gran preparación psicológica de Karjakin. Escuchamos sus explicaciones en las ruedas de prensa sin ninguna dramatización, gestionando con naturalidad el éxito y el fracaso, y, sobre todo, centrándose poderosamente en el “ahora”.

La negatividad es un estado mental consecuencia de la negación del presente. La inquietud, la ansiedad, la tensión, el estrés, la preocupación – todas las formas de miedo – son causados por el exceso de futuro. Y un exceso de futuro puede ser el camino directo a un estado mental que no facilite la victoria. Y, por otro lado, la culpa, el arrepentimiento, el resentimiento, la queja, la tristeza, la amargura, y todas las formas de no perdonarse, son causados por el exceso de pasado. Si el pasado se perpetúa la calidad de la conciencia decrece, exactamente lo contrario a lo que necesitamos para estar serenos en la batalla y en la competición.

Bonus: Momentos clave del Campeonato del Mundo.

1 Comentario

  1. Sin olvidar abstenerse de volverse un maníaco si pierdes. Esto ha sido muy interesante de cara a las dos pérdidas, la que sufrió Magnus, como recientemente, la de Sergey. Karjakin supo afrontar su derrota con extrema frialdad, mientras que el comportamiento de Magnus ha sido, como menos, cuestionable.

    Esperemos que si se llega a los desempates, y se dan partidas rápidas, Magnus no rompa la mesa con su famoso bolígrafo abatido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here