Compartir
finales de ajedrez

Existen algunas pautas generales que nos pueden orientar para jugar adecuadamente los como jugar los finalesfinales, o al menos para hacerlo siguiendo un rumbo. Es conocida la frase de Kasparov que decía que es mejor tener un mal plan a no tener ninguno. Creo que lo que el ex campeón del mundo pretendía decir es que las consecuencias negativas de caminar sin un mapa en una partida de ajedrez son mayores que las de hacerlo con un mapa inexacto. Y, particularmente, en los finales esto es muy visible.

NOTA PARA APROVECHAR AL 100% ESTE ARTÍCULO: Este artículo se compone de dos partes: el texto y el vídeo. En el vídeo podrás ver una clase gratis donde te explico cómo poner en práctica los conocimientos teóricos. Te recomiendo que lo leas y que también veas el vídeo.

¡Empecemos!

¿Cómo puedes jugar mejor los finales?

En el 90% de los casos, para ganar un final deberás coronar un peón o atacar los peones débiles de tu oponente. Por eso, en los finales, es muy importante tener un buen conocimiento de las estructuras de peones y de los tipos de peones débiles. En líneas generales, los peones débiles son aquellos que no pueden ser defendidos por otros peones, y cuanto más avanzados están, más débiles son. Por tanto, un peón negro aislado en la casilla e4 (desde la perspectiva de las blancas) va a ser considerado más débil que otro aislado en la casilla e7.

Cómo jugar los finales
Distintos tipos de peones débiles

 icon-chevron-right  Para que este concepto quede claro observa el diagrama anterior. Todos los peones marcados en amarillo son débiles por distintas razones:

  • Peones aislados (b5)
  • Peones atrasados (d6)
  • Peones doblados (h7-h6)

Aparte de estos peones débiles existen otros como, por ejemplo, los peones colgantes. Cuando los peones c y d sobre todo, ó e y f están ligados, pero separados del resto, también los consideramos débiles en el final. Ya que el avance de uno de ellos  debilita al otro porque lo convierte en atrasado.

Como norma general, vamos a optar por la estrategia de atacar los peones débiles de nuestro oponente si no tenemos la posibilidad de utilizar la estrategia de apoyar un peón pasado. Reitero algo que digo en muchas ocasiones: el ajedrez está plagado de excepciones, pero las reglas que expongo aquí o en El Método Zugzwang te funcionarán en la inmensa mayoría de los casos.

Juegan blancas. Decide cómo jugarías tú y luego mira el vídeo del final de artículo.
Juegan blancas. Decide cómo jugarías tú y luego mira el vídeo del final de artículo.

Antes de atacarlos, nos habremos encargado de fijarlos (evitar que se muevan) y, posteriormente, capturarlos sin cambiarlos por nuestros peones (es decir, ganarlos gratis). Es por esto, que para fijarlos utilizaremos nuestros peones pero para capturarlos utilizaremos nuestras piezas, e incluso en muchas ocasiones el rey que en el final se convierte en una pieza importante de ataque.

La técnica de aislar una debilidad antes de atacarla es válida en cualquier fase de la partida y está muy relacionada con otra: “la amenaza es más fuerte que la ejecución”, otro de los aximas que le debemos al gran Nimzowitsch. La razón es que la amenaza de una acción, puede empujar a tu oponente en una dirección determinada, pero la ejecución de la amenaza también puede causarte problemas a ti.

Quiero mostrarte un ejemplo muy instructivo de esta estrategia. Un final como los de tus partidas, aunque jugado por un excampeón del mundo. Analizo la posición que surgió de una partida de Spassky contra Pia Cramling en el año 1996, ¿has pensado ya qué plan trazarías con blancas?

1 Comentario

  1. Hola Señor Muñoz.

    Muy buen articulo, siempre me da problemas las decisiones en los finales. Así que tendré en cuenta su ponencia sobre el tema.

    Excelente material, espero pronto contar con su libro. Lo mandé a comprar el FL, EEUU.
    Saludos desde Venezuela.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here