Compartir

En mi artículo anterior te introduje en el método de puntos creado por los ajedrecistas I. A. Horowitz y Geoffrey Mott-Smith. En su libro, escrito ya en el año 1960, desarrollaban un sistema de puntos para ayudar al jugador a hacer una valoración más precisa de las posiciones.

A continuación te recuerdo la escala de valoración que proponen los autores:

 

Al final de dicho artículo te proponía varios ejercicios. Vamos a resolverlos uno a uno para que veas qué fácil es aplicar este método:

EJERCICIO 1:

Valora la siguiente posición y trata de encontrar el plan de juego para las blancas:

El material está completamente equilibrado. Los dos reyes están perfectamente seguros. Ambas estructuras de peones parecen perfectamente sólidas. El control que tienen las blancas de la columna c semiabierta se ve compensado con el control que ejercen las negras sobre la columna semiabierta e.

La estructura de peones reflejada en la posición del diagrama se llama estructura Carlsbad. El nombre es debido a que esta particular estructura de peones llamó la atención en el torneo celebrado en Carlsbad en 1923.

La formación de la estructura Carlsbad es una de las más importantes en el ajedrez, ya que se suele llegar con mucha frecuencia a partir de diversas aperturas: gambito de dama, defensa Nimzo-india, defensa Grunfeld y defensa Caro-Kann, por ejemplo:

A pesar de la aparente igualdad de puntos, las blancas tienen a su disposición un plan prácticamente ganador: el ataque de minorías. El punto clave que inclina la balanza a favor de las blancas es la mayor movilidad de los peones blancos del flanco de dama en comparación con los negros del flanco de rey.

Las blancas disponen de mayor espacio en el lado de dama, mientras que las negras tienen ventaja de espacio en el flanco de rey. Por tanto, las blancas deberían enfocar su juego en acciones activas en el flanco de dama (donde disfrutan de ventaja) mientras que las negras deberían enfocarse en el flanco de rey. La diferencia reside en el siguiente detalle: las blancas pueden avanzar tranquilamente y sin peligro sus peones en el flanco de dama para atacar y provocar debilidades a las negras en dicha zona. Sin embargo, el avance de los peones negros del flanco de rey debilitarían peligrosamente a su propio rey, ya que perdería la cobertura natural de su murallla de peones.

Las blancas tienen un plan claro de juego: avanzar el peón b y realizar la ruptura b4-b5. Esta jugada se puede apoyar mediante los movimientos a4, Tb1, Cc3, la dama estará bien colocada en d3 o b3, y la otra torre en c1, lista para entrar en acción. El objetivo a conseguir se puede ver en el siguiente esquema:

Las blancas han avanzado el peón a b5 y amenazan con capturar en c6, creando debilidades en el campo de las negras.

Ahora el negro tiene dos alternativas: dejarse capturar en c6 o capturar él mismo en b5. Cualquiera de las dos posibilidades le dejará en una posición muy incómoda de defender, con graves debilidades en ambos casos:

“La jugada está ahí, pero necesitas verla”

La posición del ejercicio 1 corresponde con la partida Flohr – Euwe, Amsterdam 1932, después de la jugada 19 de las negras. La partida continuó:

(1.d4 d5 2.c4 c6 3.Nf3 Nf6 4.Nc3 e6 5.Bg5 Nbd7 6.cxd5 exd5 7.e3 Be7 8.Bd3 O-O 9.Qc2 Re8 10.O-O Nf8 11.Ne5 Ng4 12.Bxe7 Qxe7 13.Nxg4 Bxg4 14.Rfe1 Rad8 15.Ne2 Rd6 16.Ng3 Rh6 17.Bf5 Qg5 18.Bxg4 Qxg4 19.h3 Qd7)

20.b4 Ne6 21.Rab1 Nc7 22.a4 a6 23.Nf1 {Las blancas quieren trasladar su caballo al puesto avanzado c5 mediante la ruta f1-h2-f3-d2-b3-c5.} 23…Re7 24.Nh2 Rhe6 25.Nf3 f6 26.Nd2 Re8 {Las negras no pueden hacer nada más que esperar pasivamente.} 27.Nb3 R6e7 28.Nc5 Qc8 {Las blancas han ocupado el puesto avanzado c5 con su caballo, pero no hay manera de aprovechar dicha colocación, ya que las negras no presentan debilidades. En este caso, la ventaja del fuerte puesto avanzado c5 es sólo aparente. Las blancas se dan cuenta de ello y vuelven al plan correcto, que es preparar la ruptura con b4-b5. Para ello van a reagrupar sus piezas.} 29.Rec1 Rd8 30.Nd3 Qb8 31.Nf4 {El caballo se dirige hacia la casilla c3, vía f4-e2-c3, desde donde estará excelentemente colocado para apoyar la ruptura con b5.} 31…Ne6 {Las negras pierden la paciencia. Ahora, tras el cambio de caballos, las blancas podrán realizar la ruptura mucho más fácilmente.} 32.Nxe6 Rxe6 33.b5 {Este movimiento es la culminación del ataque de minorías iniciado por las blancas. Las negras tienen que elegir entre dos males: quedarse con peones aislados o permitir un peón retrasado en c6. En este caso eligen lo primero.} 33…axb5 34.axb5 cxb5 35.Rxb5 b6 36.Qb3 Qd6 37.Rb1 {Ahora los débiles peones de las negras caen como fruta madura.} 37…Rd7 38.Rxb6 Qxb6 39.Qxb6 Rxb6 40.Rxb6 Kf7 41.Kh2 Ke7 42.Kg3 Ra7 43.Kf4 g6 44.g4 Ra2 45.Rb7+ Ke6 46.Kg3 1-0

¡Qué fácil parece el ajedrez!, ¿verdad?

Vamos a pasar ahora al segundo ejercicio:

EJERCICIO 2:

Valora la siguiente posición y trata de encontrar el plan de juego para las blancas:

Las fuerzas están equilibradas. Ambos bandos tienen peones débiles que no pueden defenderse fácilmente. A primera vista podría parecer que son las negras quienes tienen ventaja, ya que están a punto de capturar el peón de c3 con jaque, después de lo cual podrán capturar el peón a4 y obtener dos peones pasados y conectados en el flanco de dama. Sin embargo, el punto clave es que la torre blanca no solamente ataca a los peones negros, sino que mantiene al rey enemigo confinado en un borde del tablero.

El dominio de la séptima fila por parte de las blancas, unido al peón pasado en g5 y a la posibilidad de acercar el propio rey u crear amenazas de mate contra el rey enemigo, inclinan la balanza a favor de las blancas. Las negras se encuentran en problemas, pues tendrán que lidiar con peligrosas amenazas de mate.

La posición corresponde a la partida Capablanca – Tartakower, New York 1924, después de la jugada 34 de las negras:

(1.d4 e6 2.Nf3 f5 3.c4 Nf6 4.Bg5 Be7 5.Nc3 O-O 6.e3 b6 7.Bd3 Bb7 8.O-O Qe8 9.Qe2 Ne4 10.Bxe7 Nxc3 11.bxc3 Qxe7 12.a4 Bxf3 13.Qxf3 Nc6 14.Rfb1 Rae8 15.Qh3 Rf6 16.f4 Na5 17.Qf3 d6 18.Re1 Qd7 19.e4 fxe4 20.Qxe4 g6 21.g3 Kf8 22.Kg2 Rf7 23.h4 d5 24.cxd5 exd5 25.Qxe8+ Qxe8 26.Rxe8+ Kxe8 27.h5 Rf6 28.hxg6 hxg6 29.Rh1 Kf8 30.Rh7 Rc6 31.g4 Nc4 32.g5 Ne3+ 33.Kf3 Nf5 34.Bxf5 gxf5)

35.Kg3 {Movimiento clave que abre el camino para que el rey pueda apoyar el peón pasado.} 35…Rxc3+ 36.Kh4 Rf3 (Sería inútil 36…Rc1 por 37.Kh5 Rh1+ 38.Kg6, y las negras no pueden cambiar torres.) 37.g6 Rxf4+ 38.Kg5 Re4 (No hay tiempo para 38…Rxd4, pues las negras deben defender la primera fila.) 39.Kf6 Kg8 40.Rg7+ {Importante jugada intermedia que coloca al rey negro en la desfavorable casilla h8. Ahora, cuando el peón de g6 avance, lo hará con jaque, ganando tiempo.} 40…Kh8 41.Rxc7 Re8 42.Kxf5 {Después de capturado el único peón peligroso de las negras, las blancas marcharán con su rey hacia el flanco de dama y las negras no podrán contener el avance de los peones blancos.} 42…Re4 43.Kf6 Rf4+ 44.Ke5 Rg4 45.g7+ Kg8 46.Rxa7 Rg1 47.Kxd5 Rc1 48.Kd6 Rc2 49.d5 Rc1 50.Rc7 Ra1 51.Kc6 Rxa4 52.d6 1-0

Finalmente, vamos con el tercer ejercicio:

EJERCICIO 3:

Valora la siguiente posición y trata de encontrar el plan de juego para las blancas:


Valora la siguiente posición y trata de encontrar el plan de juego para las blancas:

El material está igualado, salvo por el hecho de que las blancas tienen la ventaja de la pareja de alfiles, lo que podría ser una ventaja a largo plazo. Las blancas dominan el centro y tienen ventaja de espacio. El rey blanco está seguro mientras que las piezas blancas están dispuestas para entrar en acción para atacar al rey de las negras. Las blancas dominan la columna semiabierta h.

Por tanto, con la ventaja de dominio del centro, mayor espacio, rey seguro y dominio de la columna semiabierta, según el sistema de puntos, las blancas tienen cuatro puntos de más, ventaja suficiente para ganar.

Las blancas ya tienen cierta ventaja estratégica, ahora sólo queda buscar la manera de capitalizar dicha ventaja y llevar la partida hacia la victoria.

Como decía el doctor Tarrasch: “La jugada está ahí, pero necesitas verla”.

La posición corresponde al partida Horowitz – Martin, Boston 1938, después de la jugada 23 de las negras. La partida continuó:

(1.e4 e5 2.Nf3 Nc6 3.Bb5 a6 4.Ba4 Nf6 5.O-O Be7 6.Qe2 d6 7.c3 Bd7 8.d4 O-O 9.Bc2 Qe8 10.h3 Rd8 11.Re1 Kh8 12.Nbd2 Ng8 13.Nf1 Bf6 14.Qd1 Nce7 15.Ne3 c5 16.Ng4 Bxg4 17.hxg4 Nc6 18.d5 Nb8 19.g3 Qd7 20.g5 Be7 21.Nh4 g6 22.Kg2 f6 23.Rh1 Kg7)

24.Nf5+ {Las blancas recurren a la táctica para llevarse la victoria a casa.} 24…gxf5 (tampoco sirve 24…Kh8 por 25.Rxh7+ Kxh7 26.Qh1+ Nh6 27.Qxh6+ Kg8 28.Qg7#) 25.Rxh7+ Kxh7 26.Qh5+ Nh6 (en caso de 26…Kg7 27.g6, y el mate es inevitable.) 27.Qxh6+ Kg8 28.Qg6+ Kh8 29.Be3 1-0

CONCLUSIÓN:

Familiarizarte con la tabla de puntos te permitirá encontrar los planes correctos en tus partidas. Trata de ir acumulando puntos positivos y dejar a tu oponente con los puntos negativos. Cuando tu ventaja sea suficiente será el momento de buscar una solución táctica para capitalizar dicha ventaja.

Espero que te haya sido útil este sistema de contar puntos y te recomiendo el libro Point count Chess de Horowitz y Mott-Smith, es muy bueno.

Si quieres leer más artículos que escribo, visita mi blog:

http://ajedrezalacarta.blogspot.com.es/

Mi curso online Tácticas Elementales en Ajedrez

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here