Inicio Psicología Jugar al ajedrez podría hacerte más valiente

Jugar al ajedrez podría hacerte más valiente

Aunque ya conocemos en innumerables estudios las ventajas que tiene practicar el ajedrez desde el punto de vista cognitivo, quizás sean menos los estudios dirigidos a medir actitudes en el tablero que puedan tener un reflejo en la vida cotidiana.

Una nueva investigación de la Universidad de Monash y la Universidad de Deakin (ambas en Australia) que ha sido publicado en el Journal of Development Economics,  ha encontrado que los niños a los que se les enseñó a jugar al ajedrez y que jugaban con regularidad tenían más probabilidades de ser menos reacios al riesgo que sus compañeros.

Los resultados mostraron que el ajedrez también podría ayudar a los niños a mejorar las habilidades aritméticas y de pensamiento racional.

Elaboración del estudio

El estudio fue dirigido por el profesor Asad Islam (Director del Centro de Economía del Desarrollo y Sostenibilidad), y apoyado por el Dr. Wang Sheng Lee (Centro de Economía del Desarrollo y Sostenibilidad, Monash Business School) y el Dr. Aaron Nicholas (Profesor del Departamento de Economía, Deakin Business School).

Los estudiantes objeto del estudio (más de 400 alumnos de 5º curso), participaron en un programa de ajedrez de 30 horas, respaldado por la Federación Mundial de Ajedrez, durante un período de tres semanas. Fueron evaluados en función de sus cambios de comportamiento cognitivos y no cognitivos, incluidos el riesgo, la gestión del tiempo y la capacidad de concentración, durante casi un año después de que finalizó el entrenamiento.

Resultados del estudio

Los resultados mostraron que jugar al ajedrez desde una edad temprana podría disminuir la aversión al riesgo a través de la exposición a situaciones de ganar / perder que se producen en la competición, así como enseñar a los niños los beneficios potenciales de la toma de riesgos estratégicos.

Los alumnos pedían más ajedrez

Otra de las conclusiones de carácter motivacional que nos ha llamado la atención en The Zugzwang Blog, es el deseo de los alumnos de seguir con las clases de ajedrez.

En una encuesta realizada a los estudiantes 10 meses después del programa de ajedrez, el 99% afirmó que quería más clases de ajedrez, el 94,5% había jugado al ajedrez con un compañero de clase la semana anterior y el 87,5% declaró que jugaba al ajedrez regularmente con amigos o familiares.

Es decir, con solo una exposición al juego de tres semanas, el ajedrez generó en los chicos una conexión mayoritaria.

Conclusiones

El profesor Islam concluyó que el ajedrez podría ayudar a modelar, nutrir y enseñar a los niños una buena capacidad de gestionar el riesgo que les ayudará a estar mejor preparados para enfrentar los desafíos de la vida.

El riesgo y la recompensa son conceptos que se articulan bien en el juego de ajedrez. Los jugadores a menudo sacrifican peones, caballos y alfiles si esto ayuda a hacer jaque mate al rey del oponente y ganar la partida. Tales sacrificios son intrínsecamente arriesgados porque si los cálculos son incorrectos, el sacrificio podría resultar fatal y eventualmente conducir a una derrota rápida”, profesor Islam.

El ajedrez proporciona un entorno en el que los niños aprenden cómo tomar riesgos calculados. Si los niños fueran demasiados reacios al riesgo, es posible que no pudieran nadar en la playa, ir a un parque público o participar en deportes de contacto por riesgo de lesiones.

Más adelante en la vida, este aprendizaje también podría extenderse a comportamientos adolescentes como drogas, tabaquismo, absentismo escolar, participación en delitos y relaciones de pareja.

Los investigadores afirman que: “En muchas situaciones de la vida, también ocurre que un gran riesgo a menudo conlleva una gran recompensa. Sin embargo, la línea divisoria entre la toma de riesgos calculada necesaria y el comportamiento imprudente a veces es difícil de determinar. Aprender ajedrez puede ayudar a cerrar esa brecha«.

Ajedrez de interés público

La investigación concluye que las escuelas de Australia deberían considerar seriamente la posibilidad de integrar la enseñanza del ajedrez en el aula para ayudar a los jóvenes a lidiar con los riesgos y las recompensas con las que se toparán más adelante en la vida.

El Parlamento Europeo ha mostrado entusiasmo por utilizar los cursos de ajedrez en las escuelas como herramienta educativa. Dos países europeos, Armenia y Polonia, ya han hecho que la enseñanza del ajedrez sea obligatoria en sus planes de estudio de la escuela primaria.

India también está progresando en la introducción del ajedrez en el plan de estudios escolar. Actualmente alrededor de 17 millones de niños indios están involucrados en todo el país, especialmente en los estados de Gujarat y Tamil Nadu, donde el ajedrez es parte del plan de estudios.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.