ÚLTIMAS NOTICIAS

Wesley So jugando a 10 segundos sin tablero contra Pragg

Hoy os traigo un vídeo en exclusiva que me ha proporcionado mi amiga María Rodrigo y a la cual os recomiendo que sigáis en las redes, ya que participa en proyectos muy interesantes relacionados con el ajedrez.

Se trata de una partida a la ciega captada por los aficionados en un vídeo inédito, en el cuál podemos ver cómo unos de los mejores jugadores del mundo: Wesley So juega contra Praggnanandhaa con únicamente 10 segundos en el reloj y sin tablero ni piezas, únicamente con la capacidad de su mente, lo que se conoce como jugar “a la ciega”.

Los propios asistentes observan el encuentro muy sorprendidos.

Este vídeo fue grabado entre bambalinas en el importante Torneo de Ajedrez Magistral de León hace unos días.

 

Los mejores módulos de análisis con descarga gratuita – Julio 2018

Desde hace unos años los módulos de análisis de ajedrez se han convertido en auténticos monstruos y año tras año no han dejado de dar tregua a los humanos hasta erigirse en máquinas invencibles. De hecho, ya cualquier jugador con un nivel relativamente alto se encuentra con dificultades para enfrentarse a los motores de análisis que se ejecutan en dispositivos móviles y cuya fuerza de juego está mucho más limitada que aquellos que lo hacen en equipos convencionales.

 icon-chevron-circle-right Mejores webs para jugar al ajedrez online gratis sin registro.

A mitad de estos años de evolución, en el año 2006, se formó el CCRL por Graham Banks, Ray Banks, Sarah Bird, Kirill Kryukov y Charles Smith.

Básicamente son un grupo de entusiastas del ajedrez informático que disfrutan de las pruebas de motor de análisis contra motor, y publican periódicamente los resultados de sus tests contribuyendo con ello a que el resto de la humanidad conozcamos, a partir de sus trabajos, cuáles son los módulos de ajedrez más potentes del mundo. Viene a ser como una lista “oficial” de la fuerza de juego de decenas de módulos.

No te pierdas nuestro artículo sobre aplicaciones para mejorar al ajedrez en tu móvil.

El listado comprende, a día de hoy, 323 módulos, que van desde los 1796 ELO hasta más de 3401. Veamos cuáles son los módulos más fuertes que puedes descargarte gratuitamente (esta lista está basada en aquellos módulos que figuran como free y como Open Source)

Puesto nº1

Stockfish 9 64-bit 4CPU (3.442 puntos de ELO)

Stockfish es un motor de código abierto disponible para diversas plataformas de escritorio y móviles. Ha sido desarrollado por Tord Romstad, Marco Costalba, Joona Kiiski y Gary Linscott, pero también con la aportación de muchas contribuciones de una comunidad de desarrolladores de código abierto. Stockfish puede utilizar una CPU de hasta 128 núcleos.

En comparación con otros motores, se caracteriza por su gran profundidad de búsqueda, debido en parte a la implementación de la poda alfa-beta a la hora de seleccionar jugadas. La poda alfa-beta se basa en un algoritmo de búsqueda por confrontación, de modo que el módulo deja de evaluar completamente una jugada cuando al menos una de las posibilidades que ha encontrado se demuestra que es peor que un movimiento examinado con anterioridad. De esta manera, estos movimientos no tienen que ser evaluados posteriormente.

 icon-chevron-right En este artículo te cuento cómo debes configurarlo para obtener el máximo rendimiento.

Desde nuestro último estudio Stockfish solo ha mejorado 1 punto de ELO, suponemos que pronto llegarán importantes novedades por parte de los desarrolladores para luchar contra la hegemonía de Komodo.

 icon-download Descárgatelo aquí

Puesto nº2

FIRE 7.1 (ELO 3.321 puntos)

Módulo de análisis fireFire fue lanzado en diciembre de 2014. Soporta Tablas Syzygy (las tablas Syzygy son unas bases de datos que contienen finales de hasta 6 piezas y que ya están calculados de antemano) e incluye una gestión de memoria mejorada. Es un motor de ajedrez muy fuerte, que está diseñado para los sistemas modernos de Windows,  y es compatible con los  procesadores más recientes.

Fire era el anteriormente llamado Firebird y ha estado en continuo desarrollo desde enero 2010. Puntúa también muy bien en los análisis “underground” de los aficionados al computer chess.

Esta última versión que salió el 27 de mayo de 2018 cuenta con bastantes mejoras como:

  • Búsqueda de jugadas candidatas mejorada
  • Nuevas funciones de evaluación
  • Pérdidas a tiempo en Arena GUI
  • Pérdida de comunicación con GUI mientras reflexiona
  • Bloqueos multihilo con error de ‘excepción desconocida’
  • Comportamiento impredecible debido al almacenamiento intermedio / por debajo de las ejecuciones
  • Y ha aumentado considerablemente su fuerza de juego respecto a lo que conocíamos de este módulo

 icon-download Descárgatelo aquí

Puesto nº3

Fizbo 2 4CPU de 64 bits (3.284 puntos de ELO)

fizbo módulo ajedrezUn relativo novato que aparece por tercera vez en esta lista. La última versión salió hace casi medio año y desde entonces no conocemos mejoras, eso sí han mejorado su rendimiento en procesadores de más de 4 núcleos. Tiene 30 puntos de ELO por encima de la versión 1.9.

¿Cuál es su historia? Fizbo es un motor de  totalmente original escrito por Youri Matiounine. En sus orígenes se inspira en “Fruit” y más tarde en Stockfish. Utiliza la mayoría de las técnicas utilizadas por otros motores principales. El desarrollo más reciente se ha centrado en la búsqueda de características adicionales de la función de evaluación utilizando métodos automatizados de ajuste de los coeficientes y en pequeños perfeccionamientos de las funciones de búsqueda.

Fizbo ha estado en desarrollo desde 2013. La primera versión oficial fue lanzada en mayo de 2014, y como os comentaba el 21 de diciembre de 2017 salió a la luz la última versión.

 icon-download Descárgatelo aquí

Puesto nº4

Andscacs 0.93 64-bit 4CPU (3.250 puntos de ELO)

mejores motores de análisis ajedrez

Creado por Daniel José Queraltó. Este programa es original y no está basado en ningún otro motor, pero, obviamente, utiliza técnicas conocidas y se ha apoyado en el trabajo de otras personas. Utiliza el conocido algoritmo alfa-beta. Acepta multiprocesador.

Para  la evaluación estática que requiere una gran cantidad de parámetros, las técnicas que utiliza se resumen en:

  • Piece squares tables, para el medio juego y los finales. Son una forma sencilla de asignar valores específicos a las piezas que se encuentran en determinados lugares. Se crea una tabla para cada pieza de cada color y los valores asignados a cada casilla. Este esquema es rápido, ya que el término de evaluación de la pieza por tablas de cuadros puede ser actualizado de forma incremental, a medida que avanza la partida.
  • Seguridad del rey.
  • Valoración de piezas en una gran cantidad de diferentes tipos de posiciones (posiciones abiertas, ataque, puntos débiles, etc.).
  • Diferentes tipos de  movilidad de piezas.
  • Desequilibrio material.
  • Valoración de los peones pasados en diferentes situaciones. Permitiendo incrementar su valor en el final.

Utiliza  tablas hash para guardar análisis, la información de la estructura de peones y los valores de posición para ahorrar trabajo.

La última versión es de enero de 2018 y estas son las mejoras que implementa:

  • Optimización de velocidad
  • Optimización en la búsqueda de jugadas
  • Se han arreglado errores menores

  icon-download Descárgatelo aquí

¿Podré analizar mis partidas o jugar si me descargo alguno de estos módulos de análisis?

La respuesta es si, pero todavía no. Te explico lo que tienes que hacer.

Los motores de análisis (módulos de análisis, chess engines… etc… todos los términos significan lo mismo) normalmente no son programas independientes: necesitan una interfaz adecuada que permita ejecutarlos.

Hoy en día, la mayoría de las interfaces principales soportan el protocolo de interfaz de ajedrez universal, que es ampliamente aceptado para producir los motores más fuertes en el mundo. Por lo que no deberías tener problema con ningunas de las descargas anteriores a la hora de cargarlos en cualquiera de los GUIs (interfaces gráficos) que te presento a continuación. Por tanto, los pasos que tienes que dar son estos:

PASO 1) Descarga un GUI en el que cargarás tu módulo de análisis.

PASO 2) Instálalo.

PASO 3) Carga el módulo que hayas elegido en el GUI correspondiente.

Si tienes dudas puedes escribirme. No obstante, he grabado un vídeo porque algunos de vosotros me estáis preguntarlo como hacerlo con Fritz. Espero que os ayude:

Recuerda que cada uno de los módulos de dará una visión y valoración diferente de cada posición. Un “truco” para valorar posiciones es utilizar dos o tres motores simultáneamente e ir comparando los análisis. Esto lo trataré en artículos posteriores. En cualquier caso, si decides cargar varios módulos debes saber que el rendimiento se verá también penalizado.

Todos estos GUIs (interfaces) son gratuitos. A mi personalmente el que más me gusta es SCID y después ARENA, pero los tres cumplen con su función con creces:

ARENA

THE TARRASCH CHESS GUI

SCID

No te conformes con observar como calculan estos módulos. Mejora tu cálculo en ajedrez con 4 reglas.

¿Te apasiona el ajedrez? ¡Unete a mi comunidad!

 

Además, recibirás cada mes nuestro boletín de torneos y novedades

 100% libre de SPAM

Llévate tres regalos + Promociones y contenidos exclusivos

¡He recibido tu suscripción! ¿Y ahora?

1) Actívala AHORA en tu correo electrónico, mira también en tu carpeta ANTISPAM

2) Añade mi dirección (contacto@thezugzwangblog.com) a tu libreta de direcciones

3) Añádeme a tus redes sociales para que no te pierdas nada pinchando en los iconos

 

 

Razones por las que no progresas en tu ajedrez

Con enorme diferencia, la pregunta que más me hacen mis lectores y seguidores es esta, ¿por qué aunque estudian y creen hacer lo correcto no progresan en su juego? ¿Por qué es tan laborioso subir de nivel y mejorar?

Para ser sincero, las respuestas son tantas como las preguntas, existen casos muy dispares y cada jugador necesita de un análisis para conocer dónde está el problema. Sin embargo, existen determinadas actitudes, y patrones que nos explican el porqué de este problema. Por ello, he decidido preparar este artículo de una forma algo diferente, creando distintos epígrafes para tratar el problema con el que me suelo encontrar casi a diario.

¿Estás entre alguno de estos perfiles que no mejoran su ajedrez?

El jugón

El jugón es aquella persona que dedica mucho tiempo a jugar al ajedrez sin pasar por ningún tipo de conocimiento teórico. Puede ser el típico jugador de café (muy habitual entre los amigos latinos, por ejemplo en Cuba), o el jugador compulsivo de blitz o bala por internet (bastante extendido por ejemplo en España).

 icon-arrow-right ¿Buscas las mejores webs para jugar al ajedrez?

Este perfil parte de la creencia de que cuanto más juegue mejor jugará al ajedrez. Por eso juega tantas partidas (aparte de porque le gusta).

Fotografía de Sarah Schuman

El problema de este perfil es la falta de equilibrio entre el conocimiento teórico, el entrenamiento y la práctica. Cuando este equilibrio no sucede tenemos problemas. Por un lado, el jugador que juega mucho cuenta con una “mente fresca”, algo que es positivo; pero su mente fresca solo aplica un conocimiento que siempre es el mismo, por lo que no hay ninguna evolución. Si no sé realizar ecuaciones de segundo grado por mucho que haga sumas y restas no las voy a saber hacer, algo parecido le sucede a este perfil.

Su remedio:

Equilibrar el juego con el estudio y el entrenamiento, y disminuir drásticamente el juego de partidas rápidas.

El comprador de libros

Los libros han sido durante muchos años una de las mejores herramientas para mejorar al ajedrez. De hecho, muchos grandes maestros han conseguido su título simplemente leyendo libros y preparándose por ellos mismos, algo que es poco habitual pero posible.

 icon-arrow-right Los mejores libros de ajedrez para jugadores de club.

Sin embargo, el comprador de libros se encuentra prácticamente en el lado opuesto al jugón. Este perfil compra casi todos los libros que aparecen de ajedrez y dispone de tanto material en casa que es imposible leerlo todo y ese exceso de información al final se convierte en una ausencia de conocimiento. De hecho, casi nunca lee más allá del 10 o 20 por ciento de las páginas de cada libro que compra.

Por otra parte, el comprador o coleccionista de libros, juega poco, a veces incluso por el miedo a no parecerse a esos autores que lee, y cae por tanto en el otro lado de la balanza. Su falta de práctica y de entrenamiento le impide ir más allá.

El coleccionista de libros, de todos modos, suele correlacionar, paradójicamente, con un tipo de persona al que no le importa no progresar. Es un lector, un aficionado al conocimiento y a la posesión de papel. Además, lo bueno es que suele ser una persona consciente de esto, por lo que no le importa demasiado no progresar. El problema es cuando eres un coleccionista de libros que quiere progresar.

Su remedio:

El comprador de libros muchas veces no quiere tener remedio, si eres este perfil y quieres tener remedio puedes seguir comprando todos los libros que se publican (no hay problema por ello) pero deberías dedicar un tiempo a separar el grano de la paja y, sobre todo, a seguir un plan adecuado a tus necesidades que muchas veces no tienen nada que ver con las novedades editoriales.

El autoengañado

El autoengañado es un perfil que está a punto de salir del atolladero pero le hace falta una chispa que le ilumine.

Es una persona que, en la mayoría de los casos, se prepara por si mismo, tiene una buena disposición, incluso dedica tiempo a estudiar, entrenar y jugar, pero todo esto lo hace de manera un poco anárquica y, lo que es peor, sin ser consciente de la dedicación que tiene a pesar de tener el firme conocimiento de estar dedicándose en cuerpo y alma al progreso de su nivel de ajedrez.

La realidad, es que es un tipo de jugador, que trabaja a saltos, sin una regularidad ni en cantidad ni en calidad, por lo que vive autoengañado bajo el espejismo de estar preparándose con una gran fiabilidad.

Su remedio:

El autoengañado es un sufridor, pero también tiene una dosis de voluntad. Es un sufridor porque no consigue lo que quiere y acaba pensando que no sucede porque no tiene talento, cuando en realidad es que no tiene constancia ni es capaz de cruzar su dedicación con su evolución.

Algunos autoengañados no tienen remedio, llevan demasiados años convencidos de que esto es así y no escucharán a nadie. Pero otros, pueden dar con una persona inspiradora que les haga ver la realidad y tomar conciencia de las circunstancias para iniciar el camino del cambio.

Si eres un autoengañado debes saber que es mucho mejor que dediques algo de tiempo todos los días a que pases un día entero viendo ajedrez. Y lo importante es que mantengas los pies en la tierra.

El arrogante

Como nadie se considera arrogante no encontraremos ninguna persona que se identifique con este perfil. Sin embargo, es el que peor pronóstico tiene. De hecho, su situación es de muerte cerebral.

Como lo sabe todo, como entiende las posiciones mejor que nadie y como no necesita consejo de nadie, no tiene ninguna capacidad crítica y por lo tanto no puede mejorar.

El arrogante tiene muy mala solución, prácticamente su única esperanza es una fuerte sacudida que ni siquiera buscará. Está en manos del azar.

Su remedio:

Acabar en una isla desierta y cuando esté a punto de morir de hambre y haya tomado conciencia de que sus soluciones no son válidas, ser rescatado y volver a renacer.

El voluntarioso

El voluntarioso es un perfil con buen pronóstico. Tengo muchos seguidores y lectores que son voluntariosos.

Son personas que han comprendido las diferencias de las distintas áreas de preparación en ajedrez tal y como explico en El Método Zugzwang. Y de hecho, ya han iniciado su camino hacia el progreso y han empezado a notar algunos cambios positivos, sin embargo, todavía están lejos de sus objetivos y les cuesta encontrar los pasos que deben dar.

Anand siempre ha mostrado una ejemplarizante fuerza de voluntad

La mayoría de los voluntariosos tienen algo en común con los autoengañados, son autoengañados parciales. Porque consideran que sus problemas técnicos residen en áreas de su juego que puede que no tengan ningún problema (o ningún problema grave), por lo que se enfocan en progresar en aquellos aspectos que más les gustan y no en los que más necesitan.

Su remedio:

El remedio del voluntarioso es muy sencillo. Yo les recomiendo que contraten a un buen entrenador por un par de sesiones simplemente para que haga una evaluación de su juego y a partir de aquí sigan su camino. E incluso pueden tener alguna sesión cada dos meses para tener un seguimiento. El dinero mejor invertido.

 icon-chevron-right Sugerencia de lectura: Cómo mejorar tu nivel más rápidamente.

El ignorante

Ignorante es el que ignora, no lo digo en términos peyorativos. Dentro de este perfil hay dos tipos:

  • El ignorante consciente.
  • El ignorante inconsciente.

El ignorante consciente es, paradójicamente, el peor. Porque en teoría quiere progresar pero nunca se ha preocupado por saber cómo hacerlo, solo quiere que otros realicen el esfuerzo por él y le implanten un chip para convertirle en Alpha Zero sin que tenga que hacer nada.

“Ser consciente de la propia ignorancia es un gran paso hacia el saber. Benjamin Disraeli.

El ignorante inconsciente se encuentra en una fase anterior al autoengañado o al voluntarioso, su nivel de juego suele ser muy bajo y realmente no sabe qué hacer para progresar, se encuentra perdido de verdad pero en positivo.

Su remedio:

El ignorante inconsciente tiene buen pronóstico, con una buena motivación y acudiendo a las fuentes adecuadas, como por ejemplo el canal de Youtube de Rahal (que me encanta) o el mío propio, va aprendiendo cómo progresar y si es voluntarioso y en función de su talento, poco a poco irá consiguiendo sus objetivos.

El ignorante consciente en realidad es un cara dura, un aficionado a no esforzarse, a no aportar a los demás. Es casi imposible que tenga solución. 

Famosos y jugadores de ajedrez

“Celebrities” que juegan o jugaron al ajedrez

Aparte de los jugadores de la élite del ajedrez que todos conocemos, muchos otros famosos o personajes históricos son o han sido grandes aficionados a nuestro deporte. En este artículo desgranamos la historia de cada uno de ellos…

“Solía ​​prepararme para mis partidos de tenis jugando al ajedrez, y eso estimulaba mi mente y me enfocaba antes de ir a la cancha. Era esencialmente un calentamiento mental”. Boris Becker.

Mujeres de Hollywood jugadoras de ajedrez

Entre las mujeres de Hollywood, nadie se acerca a la destreza ajedrecística de Julia Roberts y Madonna.

En el ICC, Madonna ha jugado unas increíbles 19.000 partidas y la puntuación más alta que logró fue de 2003 puntos de ELO el 16 de febrero de 1999. De hecho, tiene su propio profesor, el campeón escocés IM Alan Norris. Madonna juega en el club de ajedrez de Bel Air junto con Tim Robbins, Susan Sarandon y Julia Roberts.

Por otro lado, Julia Roberts es una fanática del ajedrez, ha jugado más de 10.000 partidas en Internet. Su máximo ELO fue de 2057 el 22 de julio de 2002, la puntuación más alta hasta el momento.

Desafortunadamente, aunque el ajedrez ha funcionado muy bien en el cine como símbolo de la muerte y de la inteligencia, permitir que las mujeres jueguen al ajedrez en películas fue una invención bastante efímera. Por ejemplo en Pretty Woman, Julia Roberts juega al ajedrez, pero pierde terriblemente, insistiendo en que simplemente le gusta mover ciertas piezas sin ninguna razón.

Ajedrez entre los cantantes

Entre los cantantes, Bono (U2) y Sting serían capaces de preparar un buen match. Sting, cuyo verdadero nombre es Gordon Sumner, es el cantante y bajista de la banda The Police. Quería ser gran maestro cuando aún era adolescente y en una ocasión jugó contra Garry Kasparov  en Nueva York en un simultanea junto con los otros miembros de la banda, concretamente el el 29 de junio de 2000.

Como ves en el vídeo de abajo Kasparov se lo tomó muy en serio. Todo un pro.

Por su parte, Bono, cuyo verdadero nombre es Paul Hewson, habló de su interés en el ajedrez en 1987 cuando dijo: “Un día me despertaría y querría ser un jugador de ajedrez, el mejor. Leí un libro y a los 12 años estudié a los grandes maestros y me fascinó”. Era un jugador de torneo del montón a los 12 años.

Vladimir Klischko y Lennox Lewis tienen varias cosas en común. Ambos fueron campeones de boxeo de peso pesado, son enormes, y ambos tienen títulos de doctorado. También son fanáticos del ajedrez, dos ejemplos sin igual en el mundo del deporte.

Klischko ha jugado partidas amistosas con su mejor amigo, el Ex Campeón del Mundo Vladimir Kramnik y también ha tenido la suerte de poder jugar jugar partidas de blitz junto a Garry Kasparov.

Lewis apareció en internet el 23 de mayo de 2006 y sus patrocinadores le ofrecieron $ 1,000 a cualquiera en el mundo que pudiera derrotarlo en el ajedrez en línea.

Por su parte, la leyenda del tenis Boris Becker explicó en una entrevista que jugar al ajedrez era clave para la preparación mental en la cancha

“Una cosa que no conoce mucha gente de mí es mi amor por el ajedrez. Lo adquirí cuando era adolescente, y siempre ayudó a mi tenis como una estimulación mental”, dijo Becker a Eurosport-Yahoo !.

“Al igual que en el tenis, la estrategia es muy importante en el ajedrez. Es una situación de uno contra uno, y es muy importante estar siempre un paso por delante del oponente.”

“Solía ​​prepararme para mis partidos de tenis jugando al ajedrez, y eso estimulaba mi mente y me enfocaba antes de ir a la cancha. Era esencialmente un calentamiento mental”.

Añadió: “La energía mental es muy importante para el éxito en el tenis, y el ajedrez es la manera perfecta de ajustar la mente a las tensiones y tensiones del juego.”

“De los jugadores actuales, Roger Federer sería el mejor. Piensa de la manera correcta, siempre tratando de mantenerse un paso por delante de su oponente y siempre concentrándose en la estrategia y la táctica”.

“Muchos de los jugadores más antiguos como Ivan Lendl jugaban al ajedrez, pero no estoy seguro de si muchos de los jugadores modernos juegan el juego”, dijo.

“El ajedrez involucra el mismo enfoque mental que el tenis, y muchos jugadores podrían mejorar su rendimiento si emplearan tales métodos para concentrarse en el juego antes de ir a la cancha”, agregó.

Personajes históricos que jugaron al ajedrez

Vladimir Lenin

El revolucionario comunista ruso Vladimir Lenin estuvo involucrado en el ajedrez durante la mayor parte de su vida: jugó al ajedrez, resolvió problemas de ajedrez y estudió considerablemente. Además, estuvo activamente interesado en los eventos de la vida ajedrecística. En Rusia y más allá de sus fronteras, se reunió con conocidos jugadores de ajedrez de su tiempo. En sus discursos y artículos políticos usó imágenes y vocabulario, familiares para los jugadores de ajedrez. Hay docenas de pinturas y gráficos sobre este tema (la mayoría de ellos fueron creados en la URSS desde la década de 1930 hasta la década de 1970), una serie de fotografías que capturaron a Vladimir Ulyanov detrás del juego de ajedrez.

Lenin jugando al ajedrez con Alexander Bogdanov

El amor de Lenin por el ajedrez se refleja en los registros del propio Lenin, está ampliamente representado en memorias (parientes, camaradas de armas en el Partido Bolchevique, incluso en las memorias de opositores políticos), en las biografías científicas y populares del líder bolchevique y el Consejo de Comisarios del Pueblo de la República Socialista Federativa Soviética de Rusia. El entusiasmo de Lenin por el ajedrez se utilizó activamente en la URSS para popularizar el juego durante los años 1920 a 1980.

Woody Allen

El comediante y director de cine Woody Allen, también es un jugador ocasional que, de hecho, enseño a jugar a su hijastro: Moses Farrow.

Escribió una breve historia cómica epistolar titulada “The Gossage- Vardebedian Papers” que incluye una partida de ajedrez jugado por correspondencia. Los dos protagonistas no están de acuerdo con la posición correcta debido a cartas que supuestamente se han perdido. Ambos finalmente reclaman la victoria.

Isaac Asimov

El escritor de ciencia ficción Isaac Asimov dedica más de una página de su autobiografía a

 su desesperada falta de aptitud para el ajedrez. En él, lamentó: “En los años que siguieron, descubrí que todos me ganaban, independientemente de la raza, el color o la religión. Simplemente era el jugador de ajedrez más espantoso que jamás haya existido y, a medida que pasaba el tiempo, simplemente dejé de jugar al ajedrez “. – Yo, Asimov: A Memoir A pesar de esto, incorporó el ajedrez en su famosa historia Nightfall y su novela Pebble in the Sky.

Lewis Carroll

El matemático y autor de fantasía Lewis Carroll tejió distintas historias basándose en el ajedrez. Especialmente significativa es la obra “A través del espejo“..

Los autores que han logrado sumergirse en las profundidades de los mundos de los niños y dejar impresiones duraderas en la vida de sus lectores son excepcionales. Al mismo tiempo, los ojos de aquellos que logran notar y transmitir el profundo sentido lúdico de la vida también son extraordinarios. Carroll logró hacer las dos cosas, logrando ingresar en un elenco muy exclusivo de escritores y pensadores.

Borges, que lo admiraba profundamente, cuando hablaba sobre Alice y su incursión a través del espejo, quedó fascinado con “el ajedrez onírico presentado por Carroll”. Ese “ajedrez onírico” es el eje de la trama de A través del espejo, y la clave de lo que Alice encontró allí. Este trabajo fue presentado en 1872, siete años después de la aparición de la también esencial Alicia en el país de las maravillas.

La trama de la segunda entrega de una saga fascinante, que tiene a Alice como protagonista, merece ser recordada. La niña, en un cierto punto, cruza el espejo colocado en su habitación, y es arrojada a un escenario prodigioso. En un paisaje bucólico, típico de la campiña inglesa, se puede ver un gigantesco tablero de ajedrez, con hileras separadas por arroyos y columnas separadas por setos. Se está jugando una partida de ajedrez con criaturas vivientes.

Charlie Chaplin

El comediante de cine mudo Charlie Chaplin dedica dos páginas de su autobiografía a jugar al ajedrez, con especial énfasis en el momento en que fue una de las veinte estrellas de Hollywood que jugaron al ajedrez en unas simultaneas contra Sammy Reshevsky (entonces de nueve años) en Los Angeles Athletic Club en junio de 1921.

Humphrey Bogart

El actor Humphrey Bogart era un excelente jugador de ajedrez. Antes de empezar a ganar dinero como actor, se sacaba un dinerillo jugando en los parques de Nueva York y en Coney Island.

Humphrey tomándole la medida a su oponente

Las escenas de ajedrez en Casablanca no estaban en el guión original, pero fueron puestas por su insistencia.

Consiguió jugar en unas simultáneas en 1955 en Beverly Hills contra el famoso maestro de ajedrez Samuel Reshevsky (que en su momento era un niño prodigio) y también jugó contra George Koltanowski en San Francisco en 1952 (Koltanowski jugó con los ojos vendados, pero aún ganó en 41 jugadas).

Bogart fue director de torneos de la Federación de Ajedrez de los Estados Unidos y miembro activo en la Asociación de Ajedrez del Estado de California, así como asistente frecuente al club de ajedrez de Hollywood. La portada de la edición de junio-julio de 1945 de Chess Review mostraba a Bogart jugando con Charles Boyer, mientras Lauren Bacall (que también jugó) observa. En junio de 1945, en una entrevista en la revista Silver Screen, cuando se le preguntó qué cosas de la vida le importaban más, respondió que el ajedrez era uno de sus principales intereses. Añadió que jugaba al ajedrez casi a diario, especialmente entre tiroteos de películas. Le encantó el juego toda su vida.

Marcel Duchamp

Marcel Duchamp abandonó la pintura por un tiempo para dedicarse al ajedrez. Antes de esta etapa, su Retrato de jugadores de ajedrez (Portrait de joueurs d’echecs) de 1911 contenía cuadros cubistas superpuestos y múltiples perspectivas de sus dos hermanos jugando al ajedrez.

Portrait de joueurs d’echecs

Dejó la pintura en 1923, concentrándose en el ajedrez y su fuerza se convirtió en una clase magistral. Duchamp se puede ver, muy brevemente, jugando al ajedrez con Man Ray en el cortometraje Entr’acte (1924) de René Clair. Diseñó el Cartel de 1925 para el Tercer Campeonato de Ajedrez Francés, y más tarde se convirtió en periodista de ajedrez, escribiendo columnas en periódicos semanales. Mientras sus contemporáneos lograban un éxito espectacular con el arte, Duchamp observó: “Todavía soy una víctima del ajedrez. Tiene toda la belleza del arte y no puede ser comercializado”.

Una de las fotografías que te recomendamos en este artículo también tiene como protagonista a Duchamp jugando contra una mujer desnuda.

Leonard Euler

El matemático Leonard Euler construyó un cuadrado de 8×8 con cada cuadrado conteniendo uno de los números del 1 al 64. Este cuadrado era simultáneamente un “cuadrado mágico” (todas las filas y columnas sumaban la misma suma) y una solución al problema del movimiento del caballo según el cual todos las 64 casillas del tablero de ajedrez deben ser pisadas en una serie de movimientos del caballo.

De locos.

Papa Juan Pablo II

El Papa Juan Pablo II era un entusiasta del ajedrez. Mientras era vicario para estudiantes universitarios en Cracovia, Polonia, el joven sacerdote, entonces conocido como Karol Wojtyla, jugaba al ajedrez con frecuencia con otros estudiantes. Sin embargo, los problemas de ajedrez que supuestamente fueron compuestos por él en general se ha demostrado que son falsos.

Stanley Kubrick

El director de cine Stanley Kubrick era un ávido jugador de ajedrez.

De hecho, en The Zugzwang Blog tenemosun artículo específico hablando de Stanley y su gran pasión por el ajedrez.

El ajedrez tiene su papel en la trama de dos de sus películas: Lolita y 2001: Odisea en el espacio. En Lolita, la profesora Humbert juega al ajedrez con la madre de Lolita, Charlotte Haze, y anuncia que “tomará a su reina” mientras que él tiene planes para su hija, que le está dando un beso de buenas noches mientras habla. Esta escena no está en la novela de origen.

En 2001, la súper computadora HAL 9000 derrota al astronauta Frank Poole al ajedrez, aunque comete un error en la notación de ajedrez al anunciar sus jugadas, justo antes de comenzar a funcionar mal.

Vladimir Nabokov

mejor novela sobre ajedrezEl autor Vladimir Nabokov tejió temas de ajedrez en muchas de sus novelas. El ajedrez juega un papel importante en su novela La defensa sobre un joven prodigio del ajedrez que tiene un colapso mental. Nabokov publicó 18 problemas de ajedrez en su antología Poems and Problems, y compuso tres poemas en soneto sobre ajedrez en el diario ruso Rul ‘en Berlín en noviembre de 1924.

Su autobiografía Speak, Memory compara la composición de los problemas de ajedrez con la composición de la poesía .

Si quieres saber más sobre el trabajo de Nabokov también tenemos un artículo donde te expongo las novelas de ajedrez que podrían gustarte.

Resultados sorteo DVD Botvinnik

Hola amigos,

Ya tenemos ganador del sorteo del DVD de Botvinnik recientemente publicado por Chessbase.

Todos aquellos lectores que queráis participar en sorteos similares a este, recordad que podéis hacerlo simplemente dándoos de alta en la comunidad de suscriptores. Lo podéis hacer en la página principal del Blog.

¡Enhorabuena al ganador y suerte a los participantes para próximas ocasiones!

¿Cómo usar Chessbase en un Mac?

ChessBase en Mac: ¡así funciona!

Los programas del surtido de ChessBase, en principio fueron diseñados para correr en sistemas Windows. Sin embargo, la buena noticia es que gracias a nuevas soluciones técnicas que hacen de intermediadoras, también funcionan en los ordenadores Mac.

Las claves para ello son Boot Camp, un programa propio del sistema operativo del macOS, y/o unos programas de virtualización, como por ejemplo Parallels. Eso sí: en ambos casos es necesario comprar una licencia de Windows. Pero si al final se pueden utilizar los programas de ChessBase en un ordenador de Apple merece la pena. Hemos probado y comparado las soluciones más viables y al final de nuestro tutorial, les daremos algunas pistas para el proceso de instalación.

Para poder instalar un programa que corre en Windows en su Mac, Ud. primero debe decidir si prefiere utilizar Boot Camp para dividir en dos particiones su disco duro e instalar en una de ellas Windows y los programas respectivos que requieran este sistema operativo, o si prefiere optar por una solución de virtualización, es decir, un software que simulará Windows dentro del propio sistema operativo del macOS.

Para facilitarle un poco esa decisión, hemos probado y comparado las soluciones posibles y hemos preparado un inventario con las ventajas y desventajas de ambas.

Al final del tutorial, además, hemos apuntado algunas pistas que ojalá le puedan ser de ayuda durante el proceso de la instalación.

 icon-arrow-circle-right Artículo relacionado: Ajedrez por ordenador: pasado, presente y futuroSi todavía no conoces Chessbase te animamos a que veas la siguiente review:

1) Boot Camp

Para la primera opción, la división del disco duro en dos particiones y que cada uno de los sistemas operativos disponga de su espacio, el sistema operativo de Apple dispone de una herramienta gratuita, propia del sistema que se llama Boot Camp. Si opta por esta opción al final del proceso dispondrá de dos sistemas operativos completos e independientes en una máquina. Eso sí, para cambiar de un sistema operativo al otro, hay que apagar y reiniciar el ordenador.

2) Un sistema de virtualización

La segunda posibilidad sería adquirir un programa de virtualización, por ejemplo Parallels Desktop o VMware Fusion. Dichos programas sirven para “simular” el sistema operativo de Windows, dentro del sistema operativo de su Mac. Esto tiene la ventaja de que no hace falta reiniciar el ordenador cada vez que Ud. desee acceder a alguna aplicación del otro sistema operativo, sino que puede saltar libremente entre cada sistema por medio de ventanas independientes. Además, el intercambio de datos y archivos entre varios ordenadores es más fácil y más flexible.

Los programas más conocidos en ese ámbito son Parallels y Fusion y tienen un coste  (Parallels, por ejemplo, ofrece suscripciones anuales).

3) Una combinación de las dos soluciones anteriores

También cabe la posibilidad de combinar las dos soluciones anteriores: primero utilizar Boot Camp para dividir en particiones su disco duro e instalar Windows y, a continuación, comprar, por ejemplo, Parallels para instalarlo en la partición del Boot Camp y utilizar Windows en la misma pantalla del sistema operativo de Apple sin tener que reiniciar el ordenador.

Independientemente de la opción que Ud. elija al final, tenga en cuenta que en todo caso va a ser necesario comprar una licencia para el sistema operativo de Microsoft “Windows”.

Boot Camp

Ventajas

  • Boot Camp permite instalar el sistema operativo Windows “de verdad” y por lo tanto le ofrecerá el rendimiento máximo posible.
  • Boot Camp es un software propio del sistema de Apple ya incorporado en su Mac y gratuito. Si no lo encuentra en su ordenador desde ya, lo podrá descargar desde la página web de Apple sin problema.
  • Boot Camp hace posible trabajar con dos sistemas operativos totalmente autónomos (iOS y Windows) en una sola máquina Mac.
  • La interfaz de Windows puede ser utilizada de la misma manera como si se tratase de un auténtico ordenador de Microsoft.
  • El uso de ambos sistemas operativos es fácil y claro una vez que se hayan creado dos particiones en el disco curo de la máquina, cada una para uno de los sistemas operativos.
  • Los usuarios que precisen de un buen rendimiento en el uso de los gráficos 3D dispondrán de más beneficios si optan por Boot Camp
  • Boot Camp instala las tarjetas gráficas de la misma manera que eso se hace en un ordenador personal habitual con el sistema operativo de Microsoft.

Desventajas

  • La creación de las particiones requiere algo de trabajo adicional, con varios pasos que hay que seguir. A los usuarios que tengan poca experiencia o muy pocos conocimientos técnicos las maniobras necesarias les podrían parecer un poco complicadas. Pero, ánimo: no es para tanto en absoluto y nosotros le llevaremos de la mano y le enseñaremos paso por paso como va.
  • Para cambiar entre un sistema operativo y el otro, al trabajar con Boot Camp, es necesario reiniciar el ordenador.
  • Al utilizar Boot Camp no es posible instalar más de dos sistemas operativos.

Así sería el aspecto si Ud. ha instalado Windows Home 10 exitosamente con el asistente de Boot Camp y al arrancar el sistema operativo:

La pantalla del sistema operativo “Windows Home 10” algunos programas de ChessBase instalados, instalado en la partición respectiva de un MacBook

Al abrir los programas de ChessBase, verá que tienen el mismo aspecto que también tendrían en un ordenador normal con Windows, que no sea de Apple.

 Los programas de virtualización: Parallels, Fusion y demás

Para los usuarios con poca experiencia, los programas de virtualización como, por ejemplo, Parallels Desktop  a primera vista podrían tener aspecto “un poco complicado”. Pero una vez que se vaya acostumbrando, dichos sistemas le ofrecerán más flexibilidad que la solución de Boot Camp (exclusivamente). El sistema operativo de Windows corre en el software de virtualización como si fuese otro programa más, aunque uno muy grande, integrado en el sistema de OS X.

En Parallels Desktop y Vmware Fusion es posible elegir entre varios tipos de utilización. Se puede abrir Windows en una ventana separada o bien integrar Windows directamente en el OS X. En el caso de Parallels esa modalidad se llama “Coherence-Modus”, y en Vmware  lo llaman “Fusion Unity”.

El intercambio de datos entre Mac y PC también funciona sin problema alguno.

Otra alternativa: Para los usuarios privados también existe el programa Virtual Box. Pero ese software es mucho menos confortable que la competencia que ofrece las soluciones no gratuitas. Virtual Box utiliza el sistema operativo como otro programa más del Mac y permite utilizar los programas MAC y PC al mismo tiempo.

Ventajas

  • Más flexibilidad.
  • Uso paralelo de los programas informáticos de MAC y Windows
  • El sistema virtual completo se guarda en un solo archivo. Por lo tanto también es fácil copiar dicho archivo en otro Mac para ahí continuar trabajando con él.
  • Es una máquina con dos sistemas operativos que pueden funcionar en paralelo.
  • No hace falta reiniciar el Mac para cambiar entre el iOS y Windows. Es possible arrancar ChessBase 14 o Fritz directamente sin que haga falta reiniciar o abandonar los programas del Mac mientras tanto.
  • En el caso de que Ud. ya está utilizando Boot Camp para trabajar con otros programas basados en Windows, simplemente podrá utilizar esa misma partición, utilizando la función de integración de Parallels Desktop.
  • Sincronización de datos y archivos sobre la marcha entre Mac y Windows con la ayuda de los servicios en la nube
  • Los sistemas operativos virtuales generan muy poco trabajo de mantenimiento
  • Es posible instalar más de dos sistemas operativos con Parallels
  • Es posible instalar dos o varios sistemas virtuales en un mismo Mac
  • Es muy fácil limitar el uso de determinados componentes de hardware con un sistema virtual (cantidad de procesadores, RAM, memoria de vídeo)
  • Es posible elegir, que carpetas deben ser visibles para el MAC y cuáles no.
  • Además, es posible elegir si desea compartir un adaptador de red o que Windows simule su propio adaptador de red.

Desventajas

  • La mayoría de los programas de virtualización tienen un coste adicional
  • Hay que acostumbrarse un poco a utilizar dichos programas
  • El rendimiento del MacBooks podría verse afectado
  • Los sistemas virtuales pueden llegar a tener un tamaño muy grande
  • Un sistema virtual requiere mucha memoria RAM
  • Los programas virtuales también requieren protección antivirus

Ese sería el aspecto si Ud. ha instalado Parallels Desktop y está utilizando Windows con los programas de ChessBase:

Ese sería el aspecto de Windows y los programas de ChessBase en un sistema “virtual”

Al abrir ChessBase y arrancando Playchess.com para seguir la partida de un torneo de elite en directo, el aspecto sería el siguiente:

Playchess.com abierto con ChessBase 14 en un ordenador MacBook con “Parallels”

Los recursos algo limitados en el caso de la virtualización se podrían notar en los programas de ChessBase. Fritz y ChessBase normalmente suelen utilizar todos los “cores” posibles y con toda su potencia, de ser posible. Aún así, según han mostrado las pruebas que han realizado nuestros programadores, hasta en las maniobras complicadas con tareas de cálculo extenso, hubo muy pocos problemas. Lo único que parecía ir un poquito más lento de lo habitual a veces fue el rendimiento gráfico.

Si Ud. ya había particionado su disco duro con el asistente de Boot Camp previamente, todavía podrá optar por utilizar un programa de virtualización en otro momento. Podrá instalarlo en la propia partición del Boot Camp.

En el caso de que se decidiese a trabajar puramente con una solución virtual, por ejemplo con Parallels o Fusion, el sistema operativo de Windows se guardaría de manera local dentro del sistema operativo de Apple y se arrancaría mediante el programa de virtualización.

Pista de la redacción: En caso de duda, comience con la solución de Boot Camp (a no ser que no desee, en ningún caso, dividir su disco duro en dos particiones). Según ha mostrado la experiencia en nuestro caso, todo funciona perfectamente con Boot Camp en las dos particiones. El MacBook de ChessBase se apagó y reinició rapidísimo.

Pistas para el proceso de instalación de Windows 10 Home en un MacBook con Boot Camp

Con la ayuda del programa de asistente propio del sistema de Apple, Boot Camp Ud. podrá instalar Windows de Microsoft en su MacBook fácilmente. Gracias al asistente de Boot Camp, que ya debería estar incorporado por defecto en su Mac, eso es mucho más fácil de lo que podría parecer. El asistente le guiará en el proceso, paso a paso.

Encontrará todas las explicaciones y los enlaces respectivos para las descargas en la página web oficial de Apple.

A continuación le explicaremos paso a paso como va todo y procuraremos darle algunas pistas útiles.

Antes de comenzar con el proceso de la partición y de la instalación de Windows, es necesario que Ud. descargue la versión actual de dicho sistema operativo de la página web de Microsoft. Ud. necesita la versión del archivo ISO de Windows. (Actualmente eso sería el archivo ISO de Windows 10 Home. Al 11 de junio de 2018.)

Microsoft ofrece la descarga de dicho archivo ISO en el siguiente enlace. A lo largo del proceso, Ud. tendrá que determinar qué versión del sistema operativo desea descargar, qué idioma prefiere y también si necesita la versión para un sistema de 64 o de 32-bit. La información acerca de su Mac y si dispone de un sistema de 32 o de 64 bit, la encontrará al hacer clic en el logotipo (la manzana) de Apple en la parte superior de la pantalla a la inzquierda del menú. Al hacer clic en él, le saldrá un menú desplegable. Elija “Acerca de ese Mac” y recibirá la información requerida.

El MacBook (alemán) de ChessBase es un MacBook Pro del año 2015 y tiene un procesador Core i5 Prozessor, es decir un sistema con 64-bit

Prácticamente todos los Mac producidos después del año 2006 ya disponen de sistemas de 64 bit.

Por si acaso, le dejamos a continuación una relación con indicaciones sobre qué procesador dispone de qué tipo de sistema:

Intel Core Solo – 32 bit Intel Core Duo – 32 bit Intel Core 2 Duo – 64 bit Intel Quad-Core Xeon – 64 bit Intel Core i5 – 64 bit Intel Core i7 – 64 bit

Una vez que Ud. haya descargado el archivo ISO del sistema operativo Windows, podrá comenzar con la instalación.

Abra el asistente de Boot Camp

El asistente de Boot Camp le guiará por todo el proceso de la instalación de Windows y le ayudará a realizar la división en dos particiones del disco duro de su Mac. Abra la aplicación a través de la carpeta “programas de servicio” -> “Programas”. A continuación siga las indicaciones del asistente de Boot Camp para dividir su disco duro en dos particiones y para cargar los controladores (software driver) necesarios.

Aviso: En algunos casos puede ser necesario conectar una memoria USB limpia (de datos) y con una capacidad mínima de 8 gigas para poder guardar una imagen del sistema operativo temporalmente. Si el sistema utilizase dicha memoria USB, borraría todo lo que haya sido guardado previamente para luego ser sobreescrito con los datos necesarios para el proceso de la instalación. Cuando nosotros realizamos la instalación y división del disco duro no hizo falta (pero sí la habíamos conectado por si acaso).

Un paso importante: elegir el tamaño de las particiones

Dentro del marco del proceso de instalación de Windows mediante Boot Camp, será necesario que Ud. decida cuál debe ser el tamaño de la respectiva partición de Apple y de Windows.

Para darle una referencia muy por encima: la parte que se requiere para Windows debe ser lo suficientemente grande como para que contenga el sistema operativo de Windows, más los programas que utilizará con Windows (por ejemplo, ChessBase 14 y/o Fritz 16, etc.) Lo mismo vale, por supuesto, para la parte del macOS. Es por esto que solo Ud. podrá decidir con certeza cuán grande debería ser cada partición.

“Create a partition for Windows” / “Crear una partición para Windows”

ISO-Image

Antes de poder guardar el tamaño de las particiones tendrá que elegir en qué lugar quiere instalar el archivo ISO del sistema operativo Windows. Para eso sirve el campo donde dice “ISO-Image” (en la foto arriba). En el caso de que el sistema no le haya incorporado la ruta correcta automáticamente, debe hacer clic en el botón de la derecha (en la foto arriba dice “Auswählen” (que es la palabra alemana que significa “Elegir” o “Seleccionar”). Al pinchar en dicho botón, se le abrirá una lista como la que se ve en la siguiente foto. Ud. debe elegir aquella ubicación que tenga la palabra “BOOTCAMP” en el nombre. (Abajo se ve indicado con fondo azul):

Elija aquella partición de la lista que lleve “BOOTCAMP” en el nombre

Ese será el sitio donde se guardará el sistema operativo Windows durante el proceso que se iniciará a continuación.

En esa imagen se ven las dos particiones. A la izquierda está la del macOS y a la derecha la de Windows. Ud. Podrá mover el punto hacia los lados para cambiar el tamaño de las dos particiones.

Mientras que no haya dado en “instalar” (“Installieren” en la foto arriba), todavía podrá volver a ajustar el tamaño de las particiones.

Seleccione el punto que se encuentra entre ambas particiones (vea la imagen de arriba) y mueva el ratón hacia la izquierda o hacía la derecha, en función de si quiere ampliar el tamaño de la parte del macOS (mover hacia la derecha) o la de la partición de Windows (mover hacia la izquierda).

¡Ojo! una vez que lo haya guardado y que haya saltado al próximo paso, ya no podrá cambiar el tamaño. En el peor de los casos, lo que podrá hacer siempre sería eliminar la partición y crear otra nueva con el tamaño correcto.

Un ejemplo de partición:

El MacBook Pro de ChessBase (es del año 2015) dispone de un disco duro con 500 GB. Nosotros hemos distribuído las particiones de tal manera que a la de Apple se le asigna la parte más grande, y a la de Windows le hemos concedido unos 150 GB. Uno de nuestros programadores me comentó que incluso con 120 GB debería ser suficiente. Pero más vale ser un poco generoso con el espacio por si acaso.

Al terminar la instalación del sistema operativo de Windows con el asistente de Boot Camp, Ud. ya podrá comenzar a instalar los programas Windows, por ejemplo, ChessBase.

Para cambiar entre los sistemas operativos macOS y Windows

Después de que se haya finalizado la instalación de Windows, ya podrá instalar el software (por ejemplo, ChessBase 14) y trabajar con él en Windows.

Para cambiar de sistema operativo, es necesario reiniciar el ordenador. El lugar para apagar Windows se encuentra en la parte inferior a la derecha de la pantalla, donde aparece el logo de Windows.

Importante: al arrancarlo de nuevo, para poder elegir el sistema operativo que quiera usar, pulse la combinación de teclas para arrancar/apagar (ON/OFF) del aparato, más la tecla “Alt” (tal y como lo hemos marcado en la siguiente foto):

Al pulsar la tecla ON/OFF más la tecla “ALT” a continuación podrá elegir, cuál de los dos sistemas operativos desea utilizar

La ventana que aparecerá entonces tendrá el siguiente aspecto:

En el caso de que trabaje con Boot Camp, tendrá que optar por la interfaz de Windows (a la derecha) para poder instalar o arrancar los programas que corran en Windows.

Enlaces

¿Te apasiona el ajedrez? ¡Unete a mi comunidad!

 

Además, recibirás cada mes nuestro boletín de torneos y novedades

 100% libre de SPAM

Llévate tres regalos + Promociones y contenidos exclusivos

¡He recibido tu suscripción! ¿Y ahora?

1) Actívala AHORA en tu correo electrónico, mira también en tu carpeta ANTISPAM

2) Añade mi dirección (contacto@thezugzwangblog.com) a tu libreta de direcciones

3) Añádeme a tus redes sociales para que no te pierdas nada pinchando en los iconos

 

 

Las 5 lecciones para defenderte con precisión en ajedrez

¿Cómo defenderte en ajedrez?

Por lo general, la defensa en ajedrez es un aspecto que suele pasar desapercibido para la mayoría de los jugadores intermedios y no digamos nada por los jugadores que empiezan a jugar. Que nos gusta atacar es una obviedad, y que pensamos que esa es la mejor forma de jugar al ajedrez también es una concepción que está claramente extendida. Sin embargo, a pesar de que llevar a cabo siempre un juego activo es una de las actitudes más importantes para desarrollar una partida, en muchas ocasiones, confundimos jugar activo con jugar al ataque.

¿Cómo entienden la defensa los mejores jugadores?

Aunque defenderse en ajedrez no suele ser algo agradable, los mejores jugadores del mundo siempre han manifestado un interés en el desarrollo armonioso de su talento tanto en el ámbito ofensivo como en el defensivo. Los grandes maestros de la defensa han sido: el primer camepón del mundo , Steinitz y su oponente, el destacado ajedrecista riso Chogorin. Y los sucesores de ellos: Lasker, Capablanca, Alekhine, Euwe, Botvinnik, Smyslov, Tal (sí, Tal) y Petrosian.

Todo jugador que desconozca el arte de la defensa puede considerarse un jugador incompleto, y es por esto por lo que en The Zugzwang Blog, tratamos de inculcar “el odioso amor por la defensa” y desarrollarlo tenazmente junto a la capacidad de encontrar ventajas tácticas.

¿Por qué razones debes aprender a defenderte bien?

Además de lo que te he explicado con anterioridad, debes saber que el bando que está forzado a defenderse se ve sometido, hasta cierto punto, a los planes del contrario. Y en ajedrez es especialmente importante evitar este escenario aplicando todos los medios posibles. Por ejemplo, si tu oponente se dispone a atacar la posición del rey hay que tomar las medidas oportunas para reforzarla a su debido tiempo; evitar el desmoronamiento del grupo de peones que la defienden, y movilizar las piezas necesarias para sostener la defensa.

Ahora que ya conocemos la importancia de la defensa quiero contarte 5 lecciones que te ayudaran a defenderte mejor o, al menos, a interpretar correctamente los aspectos defensivos en tus partidas:

1. La defensa es importante en todas las fases de la partida.

El objetivo de la partida de ajedrez es dar mate al rey, y esto puede suceder en cualquier fase: apertura, medio juego o final. Los principios del juego de la apertura nos enseñan que debemos resguardar a nuestro rey dentro de las 10 primeras jugadas, por esto se recomienda enrocar en este espacio de tiempo. Esto no quiere decir que, cuando vemos una partida de alto nivel, en la que los jugadores (o uno de ellos) no se enroca, no esté jugando adecuadamente, lo que estará sucediendo es que dicho jugador es capaz de mantener su rey a resguardo utilizando otros factores que no solamente el enroque. Sin embargo, estas técnicas (como la defensa del rey en el centro) no son recomendables para jugadores principiantes ni intermedios, ya que generan más problemas que beneficios si no se usan adecuadamente.

2. El debilitamiento de la defensa de peones.

Los peones son un factor importante en la defensa del rey. Probablemente el más importante de todos. En ajedrez, tomar toda regla general y esquema por axioma es nocivo para tu desarrollo ajedrecístico; y las reglas generales deben aplicarse siempre que se den determinadas condiciones.

La invencibilidad es una cuestión de defensa, la vulnerabilidad, una cuestión de ataque. Mientras no hayas observado vulnerabilidades en el orden de batalla de los adversarios, oculta tu propia formación de ataque, y prepárate para ser invencible, con la finalidad de preservarte. Cuando los adversarios tienen órdenes de batalla vulnerables, es el momento de salir a atacarlos.

EL ARTE DE LA GUERRA.

Sin embargo, la práctica nos ha demostrado que la posición inicial de los peones es la más beneficiosa para evitar potencialmente todo acercamiento a nuestro rey. Por lo que debes evitar cualquier modificación de esta estructura en torno al rey salvo que sea necesario.

¿Cuándo es necesario? Nunca lo sabrás. Siento decirte esto. Incluso jugadores profesionales tienen dudas de cuando es necesario o no. No obstante, lo que debería tranquilizarte es que a medida que tu experiencia sea mayor menores serán las dudas que tendrás a la hora de debilitar la posición de tu rey.

3. No existe una única forma de defensa.

El ajedrez es un juego muy rico y complejo. Jugar al ajedrez es muy fácil, pero jugar muy bien es muy difícil. Y esta es una de las causas de que existan distintos tipos, técnicas y principios defensivos. Algunos de ellos son:

  • La defensa activa: el contraataque.
  • La simplificación del juego y el paso al final.
  • El sacrificio como arma defensiva.
  • Distintos procedimientos tácticos de defensa.
  • La actividad forzada del rey.
La defensa activa

Los destacados ajedrecistas de la escuela rusa como Chigorin, Alekhine, Botvinnik, Smyslov, Tal y Petrosian y otros muchos fueron partidarios de la defensa activa. En su arte creador han procurado ligar estrechamente la defensa con la elaboración paulatina del contraataque.

La defensa activa lleva dentro de sí lo que se podría llamar el grano de arena de la victoria porque mantiene en el punto de mira la contraofensiva o el paso a un final ventajoso.

Sin embargo, conviene advertir que en, muchas ocasiones, la defensa pasiva es  el único medio para evitar la derrota y está fuertemente condicionada a las características de la posición. Pero en la medida de lo posible es la estrategia que debes evitar.

4. La defensa profiláctica es el trampolín de un buen ataque.

Son innumerables los ejemplos en los que los mejores jugadores de ajedrez del mundo en posiciones superiores en las cuales intuitivamente podrían atacar prefieren jugar de forma defensiva, de forma anticipatoria y profiláctica. ¿Cuál es la razón? Precisamente lo que explicábamos con anterioridad, el contraataque es una de las estrategias defensivas más contundentes por lo que “secar” preventivamente las opciones del rival se convierte, no ya en algo deseable, sino en una necesidad.

Te sugiero animosamente que veas la siguiente clase en la que hablo de esta materia, y en la que relaciono la defensa en ajedrez con el progreso y la superación de etapas del jugador principiante de ajedrez. ¡No te la pierdas!

5. La estrategia de los 24 caracteres

Hay un eslogan bastante famoso en la parte continental de China que se atribuye al estadista Deng Xiaoping, que aproximadamente se traduce de la siguiente manera:

“Observa fríamente, maneja con calma las cosas, mantén tu posición, oculta tus capacidades, espera tu tiempo, realiza las cosas siempre que sea posible”.

Deng Xiaoping

Propuso esta estrategia (conocida como la ” estrategia de 24 caracteres ” porque pudo resumir todo su plan en solo 24 caracteres chinos) en 1990 (un año después de lidiar con la reacción internacional sobre el “incidente” de la Plaza de Tiananmen) como la de China. estrategia en el futuro y desde entonces hemos visto a China en silencio, pero seguramente se convertirá en un importante jugador internacional.

ajedrez chino

Deng Xiao Ping en 1978

Para mucha gente, este ENORME crecimiento vino de la nada, pero en realidad, era parte de una gran estrategia.

En ese momento, China todavía era un país pobre con granjas colectivas y prácticamente toda la economía bajo control estatal.

Su plan a largo plazo (que llevó a China y la sociedad china de un país pobre con muchas desventajas y presiones, a la segunda economía más grande del mundo en una sola generación) fue brillante y refleja el funcionamiento interno de un genio chino.

He ligado este conocimiento con los consejos de uno de mis maestros de ajedrez: el GM Irisberto Herrera, que fue quien me enseño que “en ocasiones las posiciones aguantan por sí solas y no es necesario debilitarlas para defendernos“. Y así es, pero claro, es necesario tener la entereza suficiente para llevar este principio a la práctica y no sentirse estimulado a debilitarse con la idea de defenderse.

Lo que esconde el verdadero ajedrez por ordenador

Recapitulando

En la entrega anterior me planteé el objetivo de estudiar el fenómeno de AlphaZero desde un punto de vista ajedrecístico: es decir, hasta qué punto este programa ha cambiado, o podrá llegar a cambiar, el panorama actual del ajedrez por ordenador. ¿Y cuál es dicho panorama? Dicho de otro modo, ¿qué pueden hacer, y qué no pueden hacer, los módulos hoy en día?

Para responder a esta pregunta, nada mejor que empezar por el principio: ¿Qué han hecho los módulos en el pasado? Es decir, ¿cuál ha sido la historia del ajedrez por ordenador? Una historia corta (de apenas setenta años) pero apasionante, cuyos principales hitos iremos repasando. Antes de empezar, sin embargo, tengo que desviarme un poco del ajedrez para adentrarme en cierto campo de las matemáticas.

Un juego “sencillo”

En la primera mitad del siglo XX, y gracias sobre todo al trabajo del húngaro-estadounidense John (Janos) von Neumann, conoció su máximo desarrollo la llamada Teoría de Juegos. A pesar de su simpático nombre, esta rama de las matemáticas tiene aplicaciones en campos tan serios como la economía, la política o la guerra.

Más de un lector pensará que el ajedrez es uno de los juegos más complejos que esta teoría maneja; pero seguramente cambiará de opinión si ve la siguiente comparativa:

 AjedrezBolsa de valores
Número de participantesDosSin límite
Forma de juegoPor turnos estrictosSin turnos, cada participante puede jugar cuando quiera
Duración del juegoDefinidaIndefinida
Ganancias y pérdidasLa ganancia de un participante es igual a la pérdida del otro, es decir, no hay ganancias ni pérdidas netasPuede haber ganancias y pérdidas netas importantes

Tabla 1: El ajedrez, un juego relativamente sencillo.

La última fila de la tabla se entiende si pensamos que las ganancias y pérdidas se refieren al objetivo global de la partida, que es ganar o hacer tablas:

  • Al comienzo de la partida podemos decir que cada jugador tiene medio punto (ya que hay un punto en juego y está sin repartir).
  • Al final de la partida:
    • En caso de tablas, la situación no ha cambiado (nadie suma ni pierde puntos).
    • Si uno de los rivales gana la partida, suma medio punto, exactamente lo que resta su rival.

En ambos casos, la suma algebraica de lo que uno gana y lo que el otro pierde es cero. Esto y el número de contendientes son los factores que determinan la inclusión del ajedrez en la categoría de los llamados juegos de suma cero entre dos contendientes, una de las más sencillas de analizar, según la Teoría mencionada.

“Si preguntas a un matemático cuántas son dos y dos, contestará que la solución existe y es única, pero no te dirá cuál es”.

Así pues, tenemos a nuestro querido ajedrez metido en la categoría de los juegos facilones, en el mismo saco que las tres en raya o el boxeo, y por debajo de otros más sofisticados, como los chinos o el julepe (que, para empezar, admiten más de dos jugadores). Pero no nos lo tomemos a mal y veamos qué dicta la Teoría de Juegos en estos casos.

Pues bien, von Neumann demostró que a los juegos de esta categoría se les puede aplicar un algoritmo, llamado minimax, para determinar la mejor decisión de cada jugador en cualquier situación posible del juego. Ahora bien, si existe ese algoritmo y es aplicable al ajedrez, ¿cómo es que seguimos cometiendo error tras error en nuestras partidas (unos más que otros, claro)? ¿Por qué no aplicamos el algoritmo para calcular la mejor jugada posible en cada posición (empezando por la inicial) y gastamos nuestras neuronas en algo más provechoso, como la bolsa o el póker?

Aquí me viene a la cabeza lo que decía uno de mis profesores en la Universidad: “Si preguntas a un matemático cuántas son dos y dos, contestará que la solución existe y es única, pero no te dirá cuál es”. Eso es exactamente lo que sucede con el minimax y el ajedrez; aunque en este caso el matemático tendría una buena excusa, ya que la complejidad de nuestro sencillo juego hace que, en la práctica (al menos hasta ahora), haya sido imposible aplicarle el minimax hasta sus últimas consecuencias, incluso utilizando los ordenadores más potentes.

Pero entonces, ¿qué utilidad tiene el susodicho algoritmo para los ajedrecistas? Quizá para los jugadores no mucha, pero para los programadores de los módulos sí; tanto que, durante más de medio siglo, prácticamente no han utilizado otra cosa. Razón de sobra para que sepamos en detalle cómo funciona. A ello va dedicado el resto de este artículo y, aunque el lector va a encontrar poco ajedrez en lo que sigue, confío en que lo lea hasta el final, pues es esencial para entender futuras entregas de esta serie.

El minimax completo (pues hay versiones reducidas, como en las quinielas, y en sucesivas entregas hablaremos de ellas) consta de tres fases:

  1. Generar el árbol completo de decisiones del juego.
  2. Valorar los nodos inferiores del árbol (situaciones en las que el juego termina, de acuerdo con las reglas del mismo).
  3. Trasladar las valoraciones anteriores, en sucesivos pasos hacia atrás, a los nodos anteriores, hasta llegar a la posición de partida (en seguida veremos cómo)

¿Te apasiona el ajedrez? ¡Unete a mi comunidad!

 

Además, recibirás cada mes nuestro boletín de torneos y novedades

Odiamos el SPAM tanto como tú. 100% libre de SPAM

Llévate dos regalos + Promociones y contenidos exclusivos

¡He recibido tu suscripción! ¿Y ahora?

1) Actívala AHORA en tu correo electrónico, mira también en tu carpeta ANTISPAM

2) Añade mi dirección (contacto@thezugzwangblog.com) a tu libreta de direcciones

3) Añádeme a tus redes sociales para que no te pierdas nada

 

 

Otro juego sencillo

Para ilustrar estos pasos de forma gráfica, he inventado un juego llamado doblatú que se disputa según estas reglas:

  • La partida se desarrolla entre dos jugadores.
  • El objetivo de cada jugador es ganar la mayor cantidad de dinero posible (o perder la menor posible).
  • Se juega por turnos. Al comienzo de la partida se decide (por sorteo o por otro método) el número total de turnos (mínimo tres) y el jugador que recibe el turno de salida.
  • En el primer turno, el jugador elegirá entre:
    • Recibir 1 € del rival.
    • Recibir 2 € del rival.
  • En los turnos siguientes, el jugador que tiene el turno elegirá entre:
    • Recibir lo mismo que entregó en el turno anterior.
    • Recibir el doble de lo que entregó en el turno anterior.

Para asimilar la nomenclatura a la del ajedrez, utilizaré algunos términos familiares de nuestro juego:

  • Al jugador que tiene el turno de salida lo llamaré el blanco y a su rival el negro.
  • A las decisiones tomadas por cada jugador en sus turnos las llamaré jugadas.
  • A las diferentes situaciones producidas tras cada jugada (balances de pérdidas y ganancias) las llamaré posiciones.

Para abreviar, al número total de turnos lo llamaré T. Por aclarar: si por ejemplo T = 5, el blanco tendrá tres turnos (los impares) y el negro dos (los pares). Es decir, que cuando T es par, los jugadores tienen el mismo número de turnos, pero cuando T es impar, el blanco tiene un turno más que el negro.

El doblatú puede parecer muy simple (y lo es), pero observemos que, en Teoría de Juegos, se encuadra en la misma categoría que el ajedrez. Por otro lado, algo de truco tiene, aunque sea poco, y por su misma sencillez nos permite aplicar el minimax hasta sus últimas consecuencias (siempre que elijamos un valor moderado de T), y así ilustrar algunas sutilezas del algoritmo.

 icon-arrow-circle-right Artículo relacionado: Stockfish: configuración, descarga y secretos.

Dos programadores, dos estilos

Imaginemos dos programadores, Irene y Mario, a los que damos a conocer las reglas del doblatú y les pedimos que hagan cada uno un programa que decida las mejores jugadas de ambos bandos para cualquier valor de T.

Vemos que Mario se pone inmediatamente a teclear y en unos quince minutos tiene el programa listo. En cambio, Irene emplea primero unos cinco minutos en tomar notas en un papel y después, en menos de veinte segundos, ha terminado de codificar.

Tras unas cuantas pruebas, queda claro que los dos programas juegan perfectamente; pero el de Mario, cuanto más alto sea el valor de T, más tiempo tarda en procesarse, hasta el punto de resultar impráctico para valores de T por encima de mil. En cambio, el programa de Irene responde siempre al instante, incluso con valores de T superiores al millón.

El mítico duelo entre Kasparov y Deep Blue

Indagando un poco, averiguamos el motivo de esta diferencia de comportamiento: Mario ha aplicado el minimax completo, mientras que el programa de Irene se basa sencillamente en el valor, o más bien la paridad, de T: si T es impar, elige siempre la opción de mayor ganancia, y si es par, la de menor ganancia.

Estos dos enfoques tan diferentes de un mismo problema se entrelazan, como veremos, en la historia de los programas de ajedrez por ordenador. Si bien el enfoque de Irene (al que en adelante llamaremos enfoque inteligente) es más sencillo de implementar y ofrece mejores resultados, en muchos casos (y en particular en el ajedrez) no se puede aplicar de forma tan obvia como en el doblatú, y hay que optar por el enfoque de Mario (al que llamaremos enfoque mecánico).

 icon-arrow-circle-right Artículo relacionado: Los 5 mejores módulos de análisis (descarga gratuita)

El árbol de la ciencia

Como lo que yo quiero es ilustrar el mecanismo del minimax, lógicamente, tendré que usar el enfoque mecánico y añadir a mi programa unas rutinas de generación de gráficos. Hecho esto, introduzco el valor de T = 4 y obtengo la siguiente figura, en la que están representadas las tres fases del minimax y algún elemento más que quiero comentar.

Figura 1: El minimax completo y alguna cosa más.

Paso a explicar los elementos del gráfico:

  • La fase 1 del minimax (desarrollo del árbol de variantes) está representada por los elementos en blanco y negro:
    • El árbol completo de posibles jugadas hasta el final del cuarto turno, con sus ramificaciones.
    • Los nodos (posiciones) en las que un bando u otro debe tomar una decisión. Cada nodo tiene un nombre según el turno: T1 se refiere al turno 1, T2 al turno 2, y así sucesivamente; las letras A, B, C… sirven solo para diferenciar nodos del mismo turno.
    • Las posibles decisiones (jugadas) del blanco en los turnos impares y del negro en los turnos pares. Estas jugadas se representan desde el punto de vista de lo que gana o pierde el blanco. Por ejemplo, +1 quiere decir que el blanco decide ganar un euro en su turno, y -4 quiere decir que el negro decide ganar cuatro en el suyo, y por tanto el blanco los pierde.
  • En la fase 2 se han valorado las posiciones de los nodos inferiores del árbol. Estas valoraciones están en azul. Cada nodo recibe la valoración resultante de sumar y restar las jugadas que han llevado a esa posición. Por ejemplo, las posiciones obtenidas tras cada una de las dos posibles jugadas del nodo T4C reciben estas valoraciones:
    • + 1 – 2 + 2 – 2 = – 1
    • + 1 – 2 + 2 – 4 = – 3

Estas valoraciones corresponden fielmente con lo que el blanco ha ganado o perdido al final de cada nodo. Es importante observar que solo hemos valorado los nodos inferiores, es decir, las posiciones finales. A estas valoraciones de los nodos finales, en azul en el árbol, las llamaré valoraciones reales (VR, para abreviar).

  • Por último, en la fase 3 del minimax las valoraciones de la fase anterior se trasladan hacia arriba en el árbol de variantes. A las valoraciones así trasladadas (en verde oscuro en la figura) las llamaré valoraciones heredadas (VH). El camino que siguen, árbol arriba, está marcado en verde claro. En cada caso, se traslada la valoración más favorable para el jugador que tiene el turno. Así, siguiendo con el ejemplo del nodo T4C:
    • Dado que el turno 4 es del negro, elegiremos la opción de la derecha (mayor ganancia del negro), y trasladaremos la valoración de esta opción (-3) al nivel inmediatamente superior. Haremos lo mismo con el resto de nodos del turno 4 hasta tener valoraciones en todos los nodos del turno 3, según muestra la figura 2.
    • Para subir valoraciones del nivel 3 al 2 haremos lo mismo pero, como el turno 3 corresponde al blanco, elegiremos las valoraciones más favorables a este jugador.
    • Del nivel 2 (turno del negro) al 1 volveremos a elegir las valoraciones más favorables al negro.
    • Por último, del nivel 1 subiremos a la posición de partida la valoración más favorable al blanco.

Las flechas marcan el camino que sigue la valoración (-3) que finalmente resulta elegida al aplicar los criterios mencionados. Este camino es la línea óptima de jugadas (el blanco gana 1 €, el negro gana 2 €, el blanco gana 2 €, el negro gana 4 €) que llevan a dicha valoración. A esta secuencia de jugadas la llamaré línea principal.

El lector habrá observado que queda por explicar qué significan las cantidades en rojo. Las he dejado expresamente fuera del árbol porque no son parte del minimax. Son las valoraciones de los nodos intermedios, es decir, la situación de la partida (cuánto está ganando o perdiendo el blanco) en cada momento del juego. Estas valoraciones, como ya se ha dicho, no son necesarias en el algoritmo, pues solo se usan las valoraciones de los nodos finales. A estas valoraciones intermedias, en rojo en el árbol, las llamaré valoraciones propias (VP) de cada posición.

El minimax solo garantiza un resultado correcto si se desarrolla el árbol de variantes hasta el final y se trasladan las valoraciones finales hacia arriba en la forma descrita.

Obsérvese que las valoraciones propias pueden ser muy diferentes a las heredadas; por ejemplo, en el nodo T3D la segunda posible jugada del blanco (+8, es decir, ganar 8 €) tiene una VP de +6 (el blanco ganaría 6 €) y una VH de -10 (el blanco perdería 10 €).

Ya es hora de extraer algunas conclusiones:

  • La valoración de la posición de partida del doblatú, para T = 4, es de -3; es decir, contra el mejor juego posible del negro, lo mejor a que puede aspirar el blanco es a perder solo 3 €.
  • Del mismo modo, el negro solo puede aspirar a ganar 3 € contra la mejor estrategia posible del blanco.
  • Cualquiera de los dos que se desvíe de la estrategia óptima en cada turno (marcada en verde) se arriesga a perder más (o ganar menos).

El minimax solo garantiza un resultado correcto si se desarrolla el árbol de variantes hasta el final y se trasladan las valoraciones finales hacia arriba en la forma descrita. Supongamos, por ejemplo, que Mario, agobiado por la lentitud de su programa para valores altos de T, hubiera querido ahorrar tiempo de proceso acortando en un nivel el algoritmo.

Eso quiere decir que las VP del nodo T3 serían, para el programa de Mario, VR. Como tales, se habrían propagado hacia los nodos superiores. Es fácil comprobar entonces que no solo el programa de Mario daría a la posición inicial una valoración errónea (+4), sino que elegiría una jugada inicial perjudicial para sus intereses (ganar 2, en lugar de la más modesta ganar 1, que a la larga consigue limitar sus pérdidas).

A los errores producidos por la aplicación incompleta del minimax se les llama errores por efecto horizonte y, como veremos, han atormentado durante décadas (y todavía lo hacen, aunque en menor medida) a los programadores de módulos de ajedrez.

¡Por fin, un poco de ajedrez!

Gracias por llegar hasta aquí. Es buen momento para recuperar el último diagrama de mi anterior entrega:

Juegan blancas. Recuerdo mi pregunta de entonces: ¿Cuál cree el lector que sería la valoración de esta posición?

Como dijo Marvin Guzmán (gracias por tu comentario), la valoración de esta posición es negras ganan, porque pueden dar mate (Cf2) en la próxima jugada, independientemente de lo que juegue el blanco. Nada que objetar a esta conclusión. Creo que Guzmán habrá pensado más o menos lo siguiente:

“La ventaja material del blanco es abrumadora, así que seguramente gana el blanco de cualquier manera… pero espera, ahora que caigo, el caballo negro está amenazando mate. Sin embargo, al ser el turno de las blancas, alguna jugada habrá que lo evite. Vamos a ver… pues parece que no hay ninguna. Revisemos todas las jugadas posibles otra vez… Definitivamente, no hay manera de evitar Cf2, por tanto la valoración de esta posición es negras ganan.”

Ahora voy a traducir estas cavilaciones a la jerga que he empleado en este artículo:

“La valoración propia (VP) de la posición inicial es muy favorable al blanco, pues tiene mucho más material. Además, el turno 1 le corresponde. Posiblemente casi cualquier jugada del blanco en el nodo T1 es ganadora. Ahora bien, si paso al nodo T2, en el que el turno es del negro, veo una posible jugada (Cf2) que da mate al rey blanco. En caso de mate, la partida termina, por tanto ese nodo es un nodo final y su valoración es una valoración real (VR). Esta VR se trasladaría a la posición inicial como valoración heredada (VH), salvo que existiera una jugada del blanco en T1 que evitara Cf2, o que evitara al menos que Cf2 diera mate. Como no existe tal jugada, la VH de la posición inicial es negras ganan”.

Y ahora añadiré algunas consideraciones que, si bien posiblemente no hayan pasado por la cabeza de Marvin, están implícitas en su razonamiento:

  • “Las VP de las posiciones después de las diferentes jugadas del blanco en T1 pueden ser incluso superiores a la VP de la posición inicial, pero no me sirven para nada ya que, como ninguna de ellas evita Cf2 mate, su VH va a ser siempre negras ganan.”
  • “El negro tiene otras jugadas posibles aparte de Cf2 (Re2, Cxe3, Ch6 etcétera) pero no me interesan porque Cf2 da una valoración de negras ganan, que es mejor para el negro en T2 que la que van a dar las otras.”

Volveremos a ver estas consideraciones, o similares, en posteriores entregas, cuando veamos las cuitas de los primeros programadores de módulos de ajedrez.

Resumiendo: a mi pregunta ¿cuál es la valoración de esta posición?, hay dos respuestas:

  • La valoración propia de esta posición es muy favorable al blanco.
  • La valoración heredada de esta posición es negras ganan.

Las dos respuestas son correctas pero, como hemos visto, solo la segunda tiene utilidad práctica.

Con este ejemplo, muy sencillo y al mismo tiempo exagerado, quería ilustrar la diferencia entre las dos valoraciones (propia y heredada) y así explicar la misteriosa frase que dejé al final de la entrega anterior:

“No es cierto que la valoración que el módulo nos da corresponda a la posición que está valorando.”

Lo que quería decir es que el módulo no nos da la VP, sino la VH, es decir, la valoración de una posición posterior que, según sus cálculos, se alcanza siguiendo la línea principal (recordemos: la formada por las mejores jugadas posibles de cada bando en cada nodo). En el ejemplo que estamos viendo, de la posición inicial a esa otra posición posterior se llega fácilmente pero, en muchos casos, eso no es nada obvio.

Recordemos, por ejemplo, a mi amigo de la entrega anterior, que decía “Tenía la partida ganada, el módulo me daba +3”. Supongamos que mi amigo había entregado una pieza por ataque: la VP de su posición quizá fuera negativa por el material sacrificado. En cambio la VH que le daba el módulo era muy favorable, quizá porque había calculado que, ocho o diez jugadas más tarde, su rival tendría que devolver el material con intereses para evitar el mate.

Por tanto, es cierto (asumamos que los cálculos del módulo son correctos) que la posición de mi amigo era ganadora, pero solo se plasmaría en una victoria real si era capaz de encontrar la línea principal que había encontrado el módulo. Y eso no siempre es fácil, más bien en muchos casos es totalmente inviable incluso para un súper GM; no digamos ya para un aficionado.

Una posición para pensar

Como aperitivo de la próxima entrega, en la que prometo que entraremos de lleno en la historia del ajedrez por ordenador, propongo la siguiente posición, una de las más famosas de dicha historia.

Juegan las negras. Dos preguntas:

  • ¿Qué opciones tienen las negras en esta posición? Hay que encontrar al menos cinco, quizá más.
  • Si el lector tuviera negras en esta posición, ¿qué opción escogería?

Como siempre, cuidado con las cursivas y ¡hasta la próxima!