Compartir

El dinamismo de una posición es un término complejo y sencillo a la vez. Sencillo porque es fácil definirlo, pero complejo porque considero que hace falta tener un conocimiento maduro de ajedrez para poder entenderlo con exactitud. Lo que está claro es que se trata de una característica más de la posición que es necesario evaluar y que, en el supuesto de no evaluarla, o evaluarla incorrectamente, podremos estar cometiendo un error cuyo impacto suele verse a corto plazo (al contrario de lo que sucede con los errores de evaluación sobre posiciones estáticas).

En El Método Zugzwang dedico un apartado a hablar sobre el dinamismo y a aprender cómo debemos evaluar una posición para saber si tiene un potencial dinámico amplio o no. Aunque el objetivo de este artículo no es hablar extensamente del dinamismo en ajedrez, sí que me parece oportuno que leas un fragmento del libro para familiarizarte. Te lo pego a continuación:

  • El dinamismo en ajedrez es un concepto difícil de comprender por los jugadores nóveles, es algo que existe y que se “siente” más que se “comprende”. El dinamismo es una idea que tiene que ver claramente con el tiempo en el que se desarrolla la partida, es decir, con el tiempo interno, con “los tiempos”, no con el tiempo que aparece en el reloj. Un término aparejado al dinamismo o a la dinámica de la posición es la iniciativa. Y sea su definición una u otra es poderosamente importante. Como dice el propio Gary Kasparov: “Una ventaja temporal puede desaparecer si desperdiciamos un único movimiento, si desaprovechamos una oportunidad. El tiempo no se gana simplemente por movernos más aprisa o por tomar un atajo. El tiempo se intercambia por ventajas materiales. Un ejército menos numeroso puede vencer a un enemigo numéricamente superior si consigue romper el flanco más débil de su enemigo. Tiempo por material es el primer intercambio compensatorio de nuestro sistema de evaluación

La dinámica en ajedrez es el valor de la oportunidad. Tu rival puede tener una ventaja material aplastante, pero si eres tú quien va a golpear primero quizás toda esa enorme ventaja desaparezca.

Un poco de historia.

La importancia que ha tenido el dinamismo ha ido cambiando a lo largo del tiempo en función de la imposición de unos u otros estilos de juego. Después del ajedrez romántico, caracterizado por ataques violentos, gambitos, desarrollos rápidos y poner todo al servicio del mate, se abrió una nueva etapa que cambiaría este tipo de “sensibilidad” después de la Primera Guerra Mundial.

Prisioneros alemanes jugando al ajedrez
Prisioneros alemanes jugando al ajedrez

Durante los años 1920 y 1930, los jugadores adoptan enfoques más científicos y lógicos, y es cuando empiezan a surgir los hipermodernos, tratando de utilizar enfoques que cuestionarían los convencionales hasta la época. Se sigue manteniendo la idea de que el centro es importante dentro de la apertura y el medio juego, pero se valora su control a través de otros medios distintos a la primitiva ocupación con peones, es cuando empiezan a imponerse líneas de control en la distancia como la india de rey / dama etc…

Después de la Segunda Guerra Mundial, la Escuela Soviética de Ajedrez, caracteriza por un estilo de ritmo rápido, dinámico y audaz, dominó desde finales de los años 1950 a 1960. Su influencia ha sido muy importante en los jugadores actuales, y hoy en día el dinamismo probablemente tenga una de las mayores presencias en la Historia del Ajedrez, probalemente debido a la proliferación y perfeccionamiento de los módulos informáticos de análisis.

Ideas estratégicas para hacer que tus peones actúen con eficacia.

  1. Reacción en el centro a un ataque de flanco.
  2. Reacción en el flanco contrario al del ataque del rival.
  3. Defensa activa con sangre fría

1. Reacción en el centro a un ataque de flanco.

De todas las ideas anteriores, probablemente esta sea la que más posibilidades ofrece en la práctica y, además, sirve de base para articular muchas otras estrategias ofensivas y defensivas, en las que no me detendré en este artículo.

La reacción central es una estrategia ofensiva que consiste en buscar rupturas en el centro del tablero con el objetivo de desarticular un ataque de flanco.

2. Reacción en flanco contrario al del ataque del rival.

Otra forma de contraatacar y defenderse activamente, es llevar a cabo rupturas y movimientos enérgicos de peones en el flanco en el que el rival ha mantenido sus peones más pasivos. La Defensa paradigmática para encontrar este tipo de estrategias es la Siciliana Abierta en la que hay un centro indefinido, potencialmente inestable y surgen todo tipos de avances de peón. En general, el flanco de dama es de las negras y el flanco de rey de las blancas. Las negras lanzan ataques de minorías en el flanco de dama mediante el avance del peón “b” y el control de la columna “c” (usualmente con una torre en c8). Las blancas tienen sus fuerzas algo más superiores en el centro y dominan un mayor espacio, por lo que les resulta más natural atacar en el flanco de rey.

Veamos un ejemplo:

3. Reacción en el mismo flanco donde se recibe el ataque.

A este tipo de estrategia me gusta llamarlo “Defensa con sangre fría”, ¿por qué razón? En el 80% de los casos, cuando estás recibiendo un ataque contra tu rey no te interesará mover los peones del enroque, porque cuanto más próximos están a la posición inicial más fuertes son defensivamente. Pero como todas las reglas, y mucho más en ajedrez, existen algunos casos en los que podemos configurar estructuras que son aún más sólidas que aquellas que se generan en el otro 20% de los casos, si movemos los peones que están siendo atacados.

Una característica de este tipo de reacciones es que el centro suele estar bloqueado para que sean efectivas. ¿Por qué razón? Porque en el supuesto de no estar bloqueado seguramente sea mejor reaccionar en el centro, suelen ser maniobras más naturales y más fáciles de ejecutar en la práctica.

Veamos un ejemplo:

 

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here