anatoly karpov
Anatoly Karpov: el estilo de juego del estrangulador de Zlatoust
¡Ayúdanos puntuando este post!

Anatoly Karpov: ¿cómo construyó su estilo de juego?

El día que conocí a Anatoly Karpov yo debía tener unos 13 años. Aquel día, los chicos del Club de Ajedrez fuimos invitados a una charla con él y, después, a jugar unas partidas simultáneas. Karpov transmitía toda la frialdad de Zlatoust, una ciudad en los Urales donde Anatoly nació el 23 de mayo de 1951.

Anatoly me firmó el primer libro de tapa dura que gané en un torneo de ajedrez: Todas Las Partidas de Karpov, aún lo conservo. Durante mucho tiempo fue el único libro que leí, en notación descriptiva y con comentarios escuetos, me sirvió para aproximarme levemente a la vida de mi ídolo ajedrecístico.

Karpov siempre fue y será el jugador al que más admiraré.

Karpov firma
La firma de la Boa en el primer libro que gané en un torneo de ajedrez.

Su padre Eugene Stepanovich, le enseño a jugar al ajedrez con apenas 5 años. Por aquel entonces Karpov no podía salir a la calle, sufría una enfermedad que le impedía salir de casa y jugar con otros niños. De alguna manera, esa enfermedad le ha acompañado toda su vida. Mostrando una tez blanquecina y un aspecto enfermizo. Desde los 5 años de edad, su padre le fue ganando una y otra vez. Anatoly solía llorar mientras su padre le consolaba hasta que un día cambió de estrategia: “Si lloras nunca jugarán contigo”. Y estas fueron las últimas lágrimas vertidas a causa del ajedrez en la familia Karpov.

“Yo tenia un final un poco inferior al de él, pero nada de que alarmarse y después de hacer las jugadas normales, no sé como estaba en una posición de derrota. Admito que después de la partida no podía entender que había pasado y eso que estaba en el top ten. Fue una de esas partidas en las que me sentí un idiota, como si no supiera nada de ajedrez. Eso es algo que muy raramente ocurre a los jugadores de elite, pues por lo menos uno es capaz de reconocer las razones de la derrota. Estas partidas son difíciles de describir. Hay algo en ellas que no se puede entender, una especie de espíritu karpoviano” Vladimir Kramnik

A los 6 años Tolia (que era como le llamaban cariñosamente) comenzó a jugar con los chicos de su patio. Poco después fue inscrito por su padre en el club de ajedrez radicado en el Palacio de Deportes de Zlatoust. Era el único lugar en la ciudad donde podía aprender a jugar mejor al ajedrez. Años después Karpov se refirió a esta experiencia como: “Tuve suerte cuando tenía unos 7 años de edad, conocí a  Mikhail Tal y, por lo que recuerdo, era el jugador que todos conocían. Todos animábamos a Tal, era una joven estrella que ganaba a todos. En aquellos años,  en Zlatoust, surgió un boom de ajedrez. En nuestro patio casi todos los chicos sabían cómo jugar al ajedrez. Y, sentado en el porche, pasé días jugando al ajedrez “.

A los 9 años de edad Anatoly consiguió el primer puesto y se convirtió en el campeón de la región de Chelyabinsk. Enseguida cosechó otros éxitos, pero fue con 15 años cuando se convirtió en Maestro de la URSS, y un año después ya obtuvo la norma de Gran Maestro. Gran parte de la “culpa” de este éxito la tuvo el Campeón del Mundo Mihail Botvinnik un genio de la estrategia y de la evaluación posicional. De ahí también, además de la lectura de numerosos libros de Capablanca, el estilo sencillo de planes cristalinos de sus partidas. Una sencillez que en realidad es de una gran complejidad.

Botvinnik
Botvinnik: la mano que mecía la cuna de Karpov.

La escuela de Botvinnik también era una escuela para la vida. Karpov recibió una profunda huella en su personalidad después de su paso por ella. Como el mismo dijo: “Tuve suerte en la vida. Entré en la escuela de Botvinnik. No puedo negar que me aportara un montón de ideas sobre el ajedrez pero también me aportó una actitud ante la vida.  Botvinnik pensaba que un jugador de ajedrez sin educación no podía convertirse en Campeón del Mundo. La Educación aporta estabilidad, incluida la estabilidad mental. Siempre me tomé en serio la educación. Me gradué de una escuela especializada en Física y Matemáticas con el más alto grado. Luego en la universidad con honores. Y como Campeón Mundial dedicado a la investigación académica. No es casualidad que sea un profesor honorario de la Universidad de Moscú y un doctorado honorario de la Universidad de Leningrado …”

Después, Anatoly fue entrenado por Semyon Abramovich Furman, un entrenador nacido en Moscú. Furman era un trabajador de una fábrica en Leningrado, que jugaba al ajedrez en su tiempo libre y que explotó ajedrecísticamente con cierta madurez. Después también entrenó a jugadores de prestigio mundial. Tanto fue el peso que tuvo Furman en Karpov, que Anatoly fue trasladado a Mekhmat, el Departamento económico de la Universidad de Leningrado, donde se había graduado en 1978, por su deseo de estar más cerca de Furman.

Anatoly Karpov y Furman
Karpov y Furman

Probablemente sea esta primera etapa de su vida, estos primeros años donde se gestó el estilo inconfundible de Karpov: el riesgo minimalista, su perfeccionismo extremo, la sencillez compleja de sus planes, esa capacidad de anular jugada a jugada a su rival hasta que se ahoga por si mismo sin tener que ahogarle.

Karpov definía así su propio juego: “Digamos que la partida puede continuar de dos maneras: una de ellas es un hermoso golpe táctico que da lugar a variantes que no se pueden calcular con precisión; el otro es clara presión posicional que conduce a un final con posibilidades microscópicas de la victoria …. yo elegiría esta última sin pensarlo dos veces. Si el oponente ofrece el juego agudo no me opongo, pero en tales casos me da menos satisfacción, incluso si yo gano, que si la partida se lleva a cabo de acuerdo con todas las reglas de la estrategia con su lógica despiadada “.

Pero quien mejor definió el estilo de juego de Karpov fue Kramnik el día que comentó la partida que perdió contra él en el torneo de Linares 1994: “Yo tenia un final un poco inferior al de él, pero nada de que alarmarse y después de hacer las jugadas normales, no sé como estaba en una posición de derrota. Admito que después de la partida no podía entender que había pasado y eso que estaba en el top ten. Fue una de esas partidas en las que me sentí un idiota, como si no supiera nada de ajedrez. Eso es algo que muy raramente ocurre a los jugadores de elite, pues por lo menos uno es capaz de reconocer las razones de la derrota. Estas partidas son difíciles de describir. Hay algo en ellas que no se puede entender, una especie de espíritu karpoviano“.

Anatoly Karpov
La famosa mirada asesina de Karpov. Toda la violencia de una partida de ajedrez concentrada en un instante.

Karpov tiene cientos de partidas super instructivas. Pero la partida que a mí me marcó definitivamente fue la archiconocida victoria contra Unzicker. Cuando reproduzco esta partida tenga la sensación de que el negro está en Zugzwang desde la primera jugada. Es probablemente uno de los mayores estrangulamientos ajedrecísticos que existen: con prácticamente todas las piezas sobre el tablero no es capaz de mover.

Otra de las señas de identidad de Karpov es que es un excelente finalista. Probablemente uno no pueda ser un buen jugador posicional sin tener una profunda comprensión de los finales. Son habilidades que están muy relacionadas porque el buen jugador posicional maneja muy bien las transiciones de juego.

¿Quieres conocer uno de los finales más brutales de Karpov?

Te dejo este final contra el GM Ribli. Es increíble con qué precisión maneja todos los cambios para entrar en un final de alfiles con peones en el que impone su ventaja magistralmente torturando durante 71 jugadas al GM húngaro.

Pero antes te invito a que disfrutes del análisis de 3 finales míticos.

9 COMENTARIOS

  1. Karpov es uno de los grandes de la historia del ajedrez a pesar de no poder enfrentarse a Fischer. Creo que ese match “perdido” le podía haber dado más gloria aún.

    Su estilo es algo que perseguimos y no alcanzamos a pesar de los esfuerzos. Un referente.

    Saludos

  2. Evidentemente, Botvinnik estaba en un error: Carlsen no ha ido a la universidad y, además de ser el mejor ajedrecista de la historia, pocos existen con su equilibrio mental. La clave está en la educación y el cariño que recibe el niño en casa.

    • Carsen el mejor de la historia?? Que chiste!!. Me gustaria ver a Carsen jugando contra uno de los romanticos del sigo XIX sin la ayuda los programas de ajedrez actuales, sn bases de datos de partidas ni ninguna otra ayuda que ofrece la tecnologia moderna. Carsen es producto de lo que hicieron sus antecesores. Imaginense a Carsen en la epoca de Paul Morphy, Rudol Spielmann, JR Capablanca o mas atras, de Anderssen, La Boudonais. Honestamente no creo que hubiera tenido grandes posibilidades, ni el ni los jugadores actuales despues de Alekhine.

  3. Suas partidas nos dão maior sentido sobre o que é a beleza. Especialista em tirar água de uma pedra.

  4. No sé que hubiera sido de Karpov sin Bothvinnik y su costumbre de hacerse ayudar por los mejores de la época.Respetuosamente.Fischer sabía que nuevamente no iba a enfrentarse solo a Karpov.Kasparov lo describe con detalle en Mis Geniales Predecesores.

  5. No soy un experto en ajedrez, e incluso un jugador ocasional muy mediocre, pero hoy cerca ya del medio siglo de vida, recuerdo aquellos enfrentamientos KARPOV vs KASPAROV, y yo siempre fui con KARPOV, la verdad era quizá porque casi todos iban con el “rebelde KASPAROV. En mi opinión viendo la carrera de ambos, y aplicando la lógica, me inclino a que KARPOV fue superior en global a KASPAROV, y en todo caso creo que también el mejor jugador de la historia probablemente; ahora explicaré mi razonamiento.
    Creo que el “no campeonato” entre FISCHER y ANATOLY si bien perjudicó parece que más al ruso que al americano, la verdad es que muy probablente dado el estado del americano, KARPOV hubiese sido el vencedor, y en todo caso estoy seguro que aunque FISCHER lograse vencer, KARPOV con su juventud volvería a clasificarse para desafiarlo, y en ese segundo enfrentamiento le hubiera arrebatado definitivamente el título, y en la revancha volvería a ganar el ruso, con lo cual la gloria de KARPOV hubiese sido mayor hoy en día. Por otra parte ninguno de los grandes campeones tuvo una rivalidad tan enconada y angustiosa (por lo escueto de las ventajas) como la tuvieron KARPOV y KASPAROV. Así mismo diré que que desde 1975 al 2000, es decir durante un cuarto de siglo, no hubo ningún jugador capaz tan siquiera de aspirar a poner en peligro la superioridad del reinado de las K, durante esos 25 años la superioridad de una de las K (o las dos según el momento), fue aplastante sobre el resto de jugadores.
    Pero lo curioso es que de esos 25 años los 10 primeros KARPOV fue el dominador absoluto, y durante otros 5 años , es decir hasta 1990 KARPOV se vio eclipsado por KASPAROV, que era un jugador que 12 años más joven y que representaba entonces a la nueva generación y fue el pionero de ajedrecista mediático global, lo que hacía que sus victorias fuesen conocidas y aplaudidas en todo el planeta.
    Pero la realidad es que durante esos 5 años si bien es cierto que el Ogro de Baku ganó el título y fue capaz de retenerlo, también hay que exponer la verdad de que de nunca fue capaz de hacerlo por más diferencia que un 1 punto, es decir 1 partida ganada de 24 en cada enfrentamiento; el badage final es de 144 partidas jugadas de las que 104 resultaron tablas, ganando 21 KASPAROV y 19 KARPOV. Todo ello hasta 1990, después hubo el famoso cisma federativo y ya no volvimos a ver ningún enfrentamiento oficial por el campeonato, ya que cada una de las dos K pasó a ser la cabeza de una de las dos partes; estaba claro que por razones de edad y ayudado por la “profesionalización” de las computadoras, KASPAROV que manejaba ese nuevo elemento, hubiese ganado en nuevos enfrentamientos y cada vez con más superioridad.
    Pero debemos de no pasar por alto que ya a partir de 1990 y concretamente en 1994 en pleno reinado mediático de KASPAROV, el torneo de LINARES resultó en quel año un sustituto y el mayor reflejo de lo que entonces era un campeonato del mundo de ajedrez, imposible entonces por la comentada escisión en la FIDE, y he ahí que KARPOV aparece y resulta vencedor de esa edición que aún hoy esta considerada el torneo mas fuerte de la historia del ajedrez, y vence marcando una performance ELO de 2985, record hasta 2009 y solamente superado entonces por MAGNUS CARLSEN, y todo ello con ya 43 años entonces.
    A tener en cuenta que grandes maestros campeones, mucho mas jóvenes y de indiscutible prestigio, como ANAND tuvieron que doblar sus rodillas ante ANATOLY durante el periodo de 1993 a 1999, en los enfrentamientos por el campeonato del mundo FIDE después de la escisión.
    Si tenemos en cuenta que la edad es un factor muy importante en el rendimiento metal y físico para afrontar un desafío tan duro como un enfrentamiento por el campeonato del mundo, sobre todo del nivel de aquellos de K vs K donde la capacidad humana de esos dos jugadores fue llevada al límite durante 1984 a 1990 y donde la diferencia de 12 años era claramente favorable ya en 1987 a KASPAROV que con 24 años entonces ya siendo campeón, se encontraba en plenitud o al princpio de ella, y KARPOV estaba en declive con sus 36, pero si bien es cierto de que en aquel mítico mundial celebrado en Sevilla en 1987 kASPAROV logró mantener el título, también es cierto que lo hizo empatando en el resultado final, con 4 victorias para cada uno de un total de 24 partidas.
    KARPOV con 12 años más ante un pleno KASPAROV y después de haber sido derrotado por 5-3 en 1985 y 5-4 1986 (obsérvese que un año después la diferencia disminuye), logra empatar con KASPAROV en 1987, y en el siguiente enfrentamiento ya en 1990 pierde por tan solo una victoria 4-3 y ya con 39 años frente a los 27 años de KASPAROV, que entoces ya nadie puede dudar que era su plenitud absoluta.
    Es por esto que yo considero que si bien en sus enfrentamientos directos hubo una ligerísima ventaja para el Ogro de Baku, esta se dió en unas circunstancias de máximo rendimiento humano donde esos 12 años más joven supusieron una significativa ventaja.
    Esta es la explicación que yo doy para justificar que en mi modestísima opinión kARPOV ha sido quizá superior en global a KASPAROV , y si se hubiesen podido enfrentar en la plenitud de cada uno, el resultado posiblemente hubiese sido igual de apretado, pero favorable a KARPOV.
    Por otra parte me sorprende que en numerosas listas aparece siempre KASPAROV como el mejor de la historia o como mínimo entre los tres primeros, acompañado de FISCHER, y KARPOV lo hace en puestos del 5 al 10, algo que me parece injustificable, porque si la mayoría considera a KASPAROV como el mejor, no tiene sentido que el jugador que estuvo a su mismo nivel durante tantos años, perdiendo solo 2 partidas de 144 en sus enfrentamientos, aparezca tan abajo en una lista, y es que por lógica, a tenor del resultado entre ambos y del resultado de sus carreras, si GARY KASPAROV aparece en un determinado puesto, ANATOLY KARPOV debiera aparecer al menos inmediatamente después. Quizá aquella “no partida” con FISCHER en 1974 privó a ANATOLY de una gloria eterna que precisamente fue a parar al americano, quien en mi opinión ha sido un ajedrecista inferior a KARPOV, pero que parece que más reconocido al menos por el populacho.
    En todo caso la vida nos ha demostrado en todas sus facetas a lo largo de la historia que la gloria es reservada para los valientes, y los rebeldes puede que esteen en posesión de la razón o no, pero lo que sí es cierto que la valentía se encuentra entre sus atributos; y nadie puede negar la rebeldía de KASPAROV o de FISCHER, sobre todo comparándolos con el pragmático y discreto KARPOV.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.