Compartir
karpov
Imagen de chessdailynews.com

A estas alturas ¿quién no conoce lo que Anatoly Karpov ha sido capaz de hacer ante un tablero? Todos deseamos ganar más partidas de ajedrez y cada uno se prepara a su manera, pero también es verdad que “cada maestrillo tiene su librillo” y, como ya sabéis los seguidores del Blog, he ido publicando claves de algunos de los mejores jugadores del mundo para hacerlo. Puedes leer estos artículos aquí:

4 lecciones de Ivanchuk para ganar más partidas

4 lecciones de Bobby Fischer para ganar más partidas

Anatoly Karpov ha sido uno de mis jugadores favoritos, creo que cualquiera que desee mejorar la concepción posicional del juego, debe estudiar necesariamente a Karpov. Y por eso me he decido a buscar en su filosofía del juego aquellos principios que ha aportado tras cientos de partidas.

Como ya sabemos, la Historia del ajedrez es amplísima, pero el juego tal y como lo conocemos hoy, ganó relevancia con los primeros jugadores europeos que basaban toda su estrategia en lanzar ataques feroces contra el rey rival, y apostando todas las cartas a una táctica que solía funcionar por la deficiente capacidad defensiva de los rivales. Estos comienzos fueron transformándose en estrategias mucho más sofisticadas que perseguían ganar la partida sin buscar siempre, y deliberadamente, ataques frontales. Y dentro de este refinamiento, Karpov, con el precursor Capablanca y, posteriormente, muchos otros como Vladimir Kramnik, han aportado muchísimo conocimiento teórico.

Pasemos a conocer las 4 lecciones que nos ha aportado Karpov:

 icon-book Perseguir siempre y en cada jugada un objetivo concreto. 

No sólo es importante definir un plan, sino ejecutarlo en cada una de las jugadas. Esto puede parecer una obviedad, pero encierra un conocimiento importante que es el cuestionarnos especialmente aquellas jugadas que nos parecen “naturales”. Las jugadas naturales probablemente sean una de las mayores fuentes de errores posicionales. Es por esto que cada jugada no sólo debiera estar al servicio de los principios generales del ajedrez, sino que tendría que cuestionarlos y ser capaz de violarlos cuando las circunstancias lo requieren.

 Máxima profundización en las características de las posiciones.

Steinitz nos enseño el método de descomponer las posiciones para llegar a comprender el “todo”. Iba dividiendo los factores posicionales y materiales para poder compararlos entre sí. Pero este método contaba con algunos elementos que debían perfeccionarse. En El Método Zugzwang explico todo lo que podemos reutilizar del conocimiento de Steinitz. Te pego un pequeño fragmento para que comprendas la envergadura del asunto:

“Steinitz fue el primer campeón del mundo de Ajedrez y la persona a la que le debemos la creación de los primeros principios estratégicos. Su teoría nos enseñó la importancia del centro y del desarrollo, el peso de mantener siempre al rey a buen recaudo y una serie de normas más cercanas a la filosofía que a la técnica, que dotaron al ajedrez de cierto magnetismo.

      Respecto a lo que nos importa en El método Zugzwang, Steinitz propugnó que en una posición equilibrada debíamos maniobrar con nuestras piezas para desestabilizarla y después pasar al ataque, cuando ya tuviéramos ventaja. Junto a este principio, añadió otro muy próximo, quizás algo más difícil de comprender en términos operativos, decía así: «el jugador que tenga ventaja debe jugar al ataque o corre el riesgo de perderla».

      El problema de las teorías de Steinitz, pese a reconocer su indudable aportación a la teoría ajedrecística, es que fueron demasiado rígidas y, a día de hoy, debemos reinterpretarlas. Por ejemplo, él dividió los tipos de ventaja que existían en dos: permanentes y temporales. Tipificando cada uno de ellos de forma cerrada. Por ejemplo, eran ventajas permanentes para él: la debilidad de las casillas, los peones pasados, la pareja de alfiles… Steinitz se olvidó de la importancia del dinamismo de las posiciones porque interpretó el ajedrez a partir de elementos puramente estáticos. 

Con posterioridad, jugadores como Karpov, perfeccionaron y refinaron el sistema de Steinitz, hasta el punto de conseguir introducirse en las entrañas de las posiciones para sacar a la luz todo su espíritu. Y Karpov ha sido un experto, probablemente, el mayor experto en detectar micro ventajas y ser capaz de explotarlas. Pero para ello, es preciso alcanzar un nivel de análisis elevado, producto de trabajar específicamente esta competencia.”

He ido subiendo algunos vídeos a Youtube que te pueden ayudar a comprender este concepto, te dejo uno de ellos a continuación:

  El mejor ataque es una buena profilaxis.

Karpov siempre ha sido capaz de adelantarse a las amenazas de sus rivales muchas jugadas. Quizás junto con Petrosian, y posteriormente con Peter Leko, Khalifman y Ulf Andersson, sea el jugador que mayor capacidad tuvo de integrar los planes de los rivales en sus propios planes y, por tanto, evitar caer víctima de los ataques de sus oponentes.

Decimos que una jugada es profiláctica cuando es capaz de frustrar los planes de tus oponentes y derriba todo lo que tratan de construir o crear. Como consecuencia de esta estrategia de anticipación uno  también está esperando que se cometan errores para sacar provecho de ellos. Karpov conseguía frustrar a sus oponentes por aburrimiento o frustración, hasta que el error se apoderaba de ellos.

Según el famoso entrenador Marc Dvoretsky la profilaxis es el hábito de preguntarse constantemente a sí mismo lo que el oponente quiere hacer y a tenerlo en cuenta en su proceso de toma de decisiones ”.

  La constricción como herramienta universal para todas las fases del juego.

karpov
Estudio de W. Rudolf. Juegan blancas y hacen tablas.

Constreñir significa ahogar la movilidad de las piezas de nuestro rival. Esto podemos conseguirlo de muy diversas formas: clavando una pieza, obligando a dicha pieza a “estar pendiente” de una debilidad, ocupando la casilla a la que quiere ir la pieza de nuestro rival, obstruyendo líneas de juego… Karpov lo puso de manifiesto una y otra vez, dentro de su juego la constricción es una ley.

Observa este sensacional ejemplo de constricción, ¡parece increíble! Juegan blancas y hacen tablas.

 

Espero que este artículo te haya gustado y si lo compartes en redes sociales me ayudarás a que siga manteniendo el Blog sin publicidad molesta para ti. ¡Gracias!

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here