¿Cómo usar Chessbase en un Mac?
5 (100%) 1 vote

ChessBase en Mac: ¡así funciona!

Los programas del surtido de ChessBase, en principio fueron diseñados para correr en sistemas Windows. Sin embargo, la buena noticia es que gracias a nuevas soluciones técnicas que hacen de intermediadoras, también funcionan en los ordenadores Mac.

Las claves para ello son Boot Camp, un programa propio del sistema operativo del macOS, y/o unos programas de virtualización, como por ejemplo Parallels. Eso sí: en ambos casos es necesario comprar una licencia de Windows. Pero si al final se pueden utilizar los programas de ChessBase en un ordenador de Apple merece la pena. Hemos probado y comparado las soluciones más viables y al final de nuestro tutorial, les daremos algunas pistas para el proceso de instalación.

Para poder instalar un programa que corre en Windows en su Mac, Ud. primero debe decidir si prefiere utilizar Boot Camp para dividir en dos particiones su disco duro e instalar en una de ellas Windows y los programas respectivos que requieran este sistema operativo, o si prefiere optar por una solución de virtualización, es decir, un software que simulará Windows dentro del propio sistema operativo del macOS.

Para facilitarle un poco esa decisión, hemos probado y comparado las soluciones posibles y hemos preparado un inventario con las ventajas y desventajas de ambas.

Al final del tutorial, además, hemos apuntado algunas pistas que ojalá le puedan ser de ayuda durante el proceso de la instalación.

 icon-arrow-circle-right Artículo relacionado: Ajedrez por ordenador: pasado, presente y futuro

Si todavía no conoces Chessbase te animamos a que veas la siguiente review:

1) Boot Camp

Para la primera opción, la división del disco duro en dos particiones y que cada uno de los sistemas operativos disponga de su espacio, el sistema operativo de Apple dispone de una herramienta gratuita, propia del sistema que se llama Boot Camp. Si opta por esta opción al final del proceso dispondrá de dos sistemas operativos completos e independientes en una máquina. Eso sí, para cambiar de un sistema operativo al otro, hay que apagar y reiniciar el ordenador.

2) Un sistema de virtualización

La segunda posibilidad sería adquirir un programa de virtualización, por ejemplo Parallels Desktop o VMware Fusion. Dichos programas sirven para “simular” el sistema operativo de Windows, dentro del sistema operativo de su Mac. Esto tiene la ventaja de que no hace falta reiniciar el ordenador cada vez que Ud. desee acceder a alguna aplicación del otro sistema operativo, sino que puede saltar libremente entre cada sistema por medio de ventanas independientes. Además, el intercambio de datos y archivos entre varios ordenadores es más fácil y más flexible.

Los programas más conocidos en ese ámbito son Parallels y Fusion y tienen un coste  (Parallels, por ejemplo, ofrece suscripciones anuales).

3) Una combinación de las dos soluciones anteriores

También cabe la posibilidad de combinar las dos soluciones anteriores: primero utilizar Boot Camp para dividir en particiones su disco duro e instalar Windows y, a continuación, comprar, por ejemplo, Parallels para instalarlo en la partición del Boot Camp y utilizar Windows en la misma pantalla del sistema operativo de Apple sin tener que reiniciar el ordenador.

Independientemente de la opción que Ud. elija al final, tenga en cuenta que en todo caso va a ser necesario comprar una licencia para el sistema operativo de Microsoft “Windows”.

Boot Camp

Ventajas

  • Boot Camp permite instalar el sistema operativo Windows “de verdad” y por lo tanto le ofrecerá el rendimiento máximo posible.
  • Boot Camp es un software propio del sistema de Apple ya incorporado en su Mac y gratuito. Si no lo encuentra en su ordenador desde ya, lo podrá descargar desde la página web de Apple sin problema.
  • Boot Camp hace posible trabajar con dos sistemas operativos totalmente autónomos (iOS y Windows) en una sola máquina Mac.
  • La interfaz de Windows puede ser utilizada de la misma manera como si se tratase de un auténtico ordenador de Microsoft.
  • El uso de ambos sistemas operativos es fácil y claro una vez que se hayan creado dos particiones en el disco curo de la máquina, cada una para uno de los sistemas operativos.
  • Los usuarios que precisen de un buen rendimiento en el uso de los gráficos 3D dispondrán de más beneficios si optan por Boot Camp
  • Boot Camp instala las tarjetas gráficas de la misma manera que eso se hace en un ordenador personal habitual con el sistema operativo de Microsoft.

Desventajas

  • La creación de las particiones requiere algo de trabajo adicional, con varios pasos que hay que seguir. A los usuarios que tengan poca experiencia o muy pocos conocimientos técnicos las maniobras necesarias les podrían parecer un poco complicadas. Pero, ánimo: no es para tanto en absoluto y nosotros le llevaremos de la mano y le enseñaremos paso por paso como va.
  • Para cambiar entre un sistema operativo y el otro, al trabajar con Boot Camp, es necesario reiniciar el ordenador.
  • Al utilizar Boot Camp no es posible instalar más de dos sistemas operativos.

Así sería el aspecto si Ud. ha instalado Windows Home 10 exitosamente con el asistente de Boot Camp y al arrancar el sistema operativo:

La pantalla del sistema operativo “Windows Home 10” algunos programas de ChessBase instalados, instalado en la partición respectiva de un MacBook

Al abrir los programas de ChessBase, verá que tienen el mismo aspecto que también tendrían en un ordenador normal con Windows, que no sea de Apple.

 Los programas de virtualización: Parallels, Fusion y demás

Para los usuarios con poca experiencia, los programas de virtualización como, por ejemplo, Parallels Desktop  a primera vista podrían tener aspecto “un poco complicado”. Pero una vez que se vaya acostumbrando, dichos sistemas le ofrecerán más flexibilidad que la solución de Boot Camp (exclusivamente). El sistema operativo de Windows corre en el software de virtualización como si fuese otro programa más, aunque uno muy grande, integrado en el sistema de OS X.

En Parallels Desktop y Vmware Fusion es posible elegir entre varios tipos de utilización. Se puede abrir Windows en una ventana separada o bien integrar Windows directamente en el OS X. En el caso de Parallels esa modalidad se llama “Coherence-Modus”, y en Vmware  lo llaman “Fusion Unity”.

El intercambio de datos entre Mac y PC también funciona sin problema alguno.

Otra alternativa: Para los usuarios privados también existe el programa Virtual Box. Pero ese software es mucho menos confortable que la competencia que ofrece las soluciones no gratuitas. Virtual Box utiliza el sistema operativo como otro programa más del Mac y permite utilizar los programas MAC y PC al mismo tiempo.

Ventajas

  • Más flexibilidad.
  • Uso paralelo de los programas informáticos de MAC y Windows
  • El sistema virtual completo se guarda en un solo archivo. Por lo tanto también es fácil copiar dicho archivo en otro Mac para ahí continuar trabajando con él.
  • Es una máquina con dos sistemas operativos que pueden funcionar en paralelo.
  • No hace falta reiniciar el Mac para cambiar entre el iOS y Windows. Es possible arrancar ChessBase 14 o Fritz directamente sin que haga falta reiniciar o abandonar los programas del Mac mientras tanto.
  • En el caso de que Ud. ya está utilizando Boot Camp para trabajar con otros programas basados en Windows, simplemente podrá utilizar esa misma partición, utilizando la función de integración de Parallels Desktop.
  • Sincronización de datos y archivos sobre la marcha entre Mac y Windows con la ayuda de los servicios en la nube
  • Los sistemas operativos virtuales generan muy poco trabajo de mantenimiento
  • Es posible instalar más de dos sistemas operativos con Parallels
  • Es posible instalar dos o varios sistemas virtuales en un mismo Mac
  • Es muy fácil limitar el uso de determinados componentes de hardware con un sistema virtual (cantidad de procesadores, RAM, memoria de vídeo)
  • Es posible elegir, que carpetas deben ser visibles para el MAC y cuáles no.
  • Además, es posible elegir si desea compartir un adaptador de red o que Windows simule su propio adaptador de red.

Desventajas

  • La mayoría de los programas de virtualización tienen un coste adicional
  • Hay que acostumbrarse un poco a utilizar dichos programas
  • El rendimiento del MacBooks podría verse afectado
  • Los sistemas virtuales pueden llegar a tener un tamaño muy grande
  • Un sistema virtual requiere mucha memoria RAM
  • Los programas virtuales también requieren protección antivirus

Ese sería el aspecto si Ud. ha instalado Parallels Desktop y está utilizando Windows con los programas de ChessBase:

Ese sería el aspecto de Windows y los programas de ChessBase en un sistema “virtual”

Al abrir ChessBase y arrancando Playchess.com para seguir la partida de un torneo de elite en directo, el aspecto sería el siguiente:

Playchess.com abierto con ChessBase 14 en un ordenador MacBook con “Parallels”

Los recursos algo limitados en el caso de la virtualización se podrían notar en los programas de ChessBase. Fritz y ChessBase normalmente suelen utilizar todos los “cores” posibles y con toda su potencia, de ser posible. Aún así, según han mostrado las pruebas que han realizado nuestros programadores, hasta en las maniobras complicadas con tareas de cálculo extenso, hubo muy pocos problemas. Lo único que parecía ir un poquito más lento de lo habitual a veces fue el rendimiento gráfico.

Si Ud. ya había particionado su disco duro con el asistente de Boot Camp previamente, todavía podrá optar por utilizar un programa de virtualización en otro momento. Podrá instalarlo en la propia partición del Boot Camp.

En el caso de que se decidiese a trabajar puramente con una solución virtual, por ejemplo con Parallels o Fusion, el sistema operativo de Windows se guardaría de manera local dentro del sistema operativo de Apple y se arrancaría mediante el programa de virtualización.

Pista de la redacción: En caso de duda, comience con la solución de Boot Camp (a no ser que no desee, en ningún caso, dividir su disco duro en dos particiones). Según ha mostrado la experiencia en nuestro caso, todo funciona perfectamente con Boot Camp en las dos particiones. El MacBook de ChessBase se apagó y reinició rapidísimo.

Pistas para el proceso de instalación de Windows 10 Home en un MacBook con Boot Camp

Con la ayuda del programa de asistente propio del sistema de Apple, Boot Camp Ud. podrá instalar Windows de Microsoft en su MacBook fácilmente. Gracias al asistente de Boot Camp, que ya debería estar incorporado por defecto en su Mac, eso es mucho más fácil de lo que podría parecer. El asistente le guiará en el proceso, paso a paso.

Encontrará todas las explicaciones y los enlaces respectivos para las descargas en la página web oficial de Apple.

A continuación le explicaremos paso a paso como va todo y procuraremos darle algunas pistas útiles.

Antes de comenzar con el proceso de la partición y de la instalación de Windows, es necesario que Ud. descargue la versión actual de dicho sistema operativo de la página web de Microsoft. Ud. necesita la versión del archivo ISO de Windows. (Actualmente eso sería el archivo ISO de Windows 10 Home. Al 11 de junio de 2018.)

Microsoft ofrece la descarga de dicho archivo ISO en el siguiente enlace. A lo largo del proceso, Ud. tendrá que determinar qué versión del sistema operativo desea descargar, qué idioma prefiere y también si necesita la versión para un sistema de 64 o de 32-bit. La información acerca de su Mac y si dispone de un sistema de 32 o de 64 bit, la encontrará al hacer clic en el logotipo (la manzana) de Apple en la parte superior de la pantalla a la inzquierda del menú. Al hacer clic en él, le saldrá un menú desplegable. Elija “Acerca de ese Mac” y recibirá la información requerida.

El MacBook (alemán) de ChessBase es un MacBook Pro del año 2015 y tiene un procesador Core i5 Prozessor, es decir un sistema con 64-bit

Prácticamente todos los Mac producidos después del año 2006 ya disponen de sistemas de 64 bit.

Por si acaso, le dejamos a continuación una relación con indicaciones sobre qué procesador dispone de qué tipo de sistema:

Intel Core Solo – 32 bit
Intel Core Duo – 32 bit
Intel Core 2 Duo – 64 bit
Intel Quad-Core Xeon – 64 bit
Intel Core i5 – 64 bit
Intel Core i7 – 64 bit

Una vez que Ud. haya descargado el archivo ISO del sistema operativo Windows, podrá comenzar con la instalación.

Abra el asistente de Boot Camp

El asistente de Boot Camp le guiará por todo el proceso de la instalación de Windows y le ayudará a realizar la división en dos particiones del disco duro de su Mac. Abra la aplicación a través de la carpeta “programas de servicio” -> “Programas”. A continuación siga las indicaciones del asistente de Boot Camp para dividir su disco duro en dos particiones y para cargar los controladores (software driver) necesarios.

Aviso: En algunos casos puede ser necesario conectar una memoria USB limpia (de datos) y con una capacidad mínima de 8 gigas para poder guardar una imagen del sistema operativo temporalmente. Si el sistema utilizase dicha memoria USB, borraría todo lo que haya sido guardado previamente para luego ser sobreescrito con los datos necesarios para el proceso de la instalación. Cuando nosotros realizamos la instalación y división del disco duro no hizo falta (pero sí la habíamos conectado por si acaso).

Un paso importante: elegir el tamaño de las particiones

Dentro del marco del proceso de instalación de Windows mediante Boot Camp, será necesario que Ud. decida cuál debe ser el tamaño de la respectiva partición de Apple y de Windows.

Para darle una referencia muy por encima: la parte que se requiere para Windows debe ser lo suficientemente grande como para que contenga el sistema operativo de Windows, más los programas que utilizará con Windows (por ejemplo, ChessBase 14 y/o Fritz 16, etc.) Lo mismo vale, por supuesto, para la parte del macOS. Es por esto que solo Ud. podrá decidir con certeza cuán grande debería ser cada partición.

“Create a partition for Windows” / “Crear una partición para Windows”

ISO-Image

Antes de poder guardar el tamaño de las particiones tendrá que elegir en qué lugar quiere instalar el archivo ISO del sistema operativo Windows. Para eso sirve el campo donde dice “ISO-Image” (en la foto arriba). En el caso de que el sistema no le haya incorporado la ruta correcta automáticamente, debe hacer clic en el botón de la derecha (en la foto arriba dice “Auswählen” (que es la palabra alemana que significa “Elegir” o “Seleccionar”). Al pinchar en dicho botón, se le abrirá una lista como la que se ve en la siguiente foto. Ud. debe elegir aquella ubicación que tenga la palabra “BOOTCAMP” en el nombre. (Abajo se ve indicado con fondo azul):

Elija aquella partición de la lista que lleve “BOOTCAMP” en el nombre

Ese será el sitio donde se guardará el sistema operativo Windows durante el proceso que se iniciará a continuación.

En esa imagen se ven las dos particiones. A la izquierda está la del macOS y a la derecha la de Windows. Ud. Podrá mover el punto hacia los lados para cambiar el tamaño de las dos particiones.

Mientras que no haya dado en “instalar” (“Installieren” en la foto arriba), todavía podrá volver a ajustar el tamaño de las particiones.

Seleccione el punto que se encuentra entre ambas particiones (vea la imagen de arriba) y mueva el ratón hacia la izquierda o hacía la derecha, en función de si quiere ampliar el tamaño de la parte del macOS (mover hacia la derecha) o la de la partición de Windows (mover hacia la izquierda).

¡Ojo! una vez que lo haya guardado y que haya saltado al próximo paso, ya no podrá cambiar el tamaño. En el peor de los casos, lo que podrá hacer siempre sería eliminar la partición y crear otra nueva con el tamaño correcto.

Un ejemplo de partición:

El MacBook Pro de ChessBase (es del año 2015) dispone de un disco duro con 500 GB. Nosotros hemos distribuído las particiones de tal manera que a la de Apple se le asigna la parte más grande, y a la de Windows le hemos concedido unos 150 GB. Uno de nuestros programadores me comentó que incluso con 120 GB debería ser suficiente. Pero más vale ser un poco generoso con el espacio por si acaso.

Al terminar la instalación del sistema operativo de Windows con el asistente de Boot Camp, Ud. ya podrá comenzar a instalar los programas Windows, por ejemplo, ChessBase.

Para cambiar entre los sistemas operativos macOS y Windows

Después de que se haya finalizado la instalación de Windows, ya podrá instalar el software (por ejemplo, ChessBase 14) y trabajar con él en Windows.

Para cambiar de sistema operativo, es necesario reiniciar el ordenador. El lugar para apagar Windows se encuentra en la parte inferior a la derecha de la pantalla, donde aparece el logo de Windows.

Importante: al arrancarlo de nuevo, para poder elegir el sistema operativo que quiera usar, pulse la combinación de teclas para arrancar/apagar (ON/OFF) del aparato, más la tecla “Alt” (tal y como lo hemos marcado en la siguiente foto):

Al pulsar la tecla ON/OFF más la tecla “ALT” a continuación podrá elegir, cuál de los dos sistemas operativos desea utilizar

La ventana que aparecerá entonces tendrá el siguiente aspecto:

En el caso de que trabaje con Boot Camp, tendrá que optar por la interfaz de Windows (a la derecha) para poder instalar o arrancar los programas que corran en Windows.

Enlaces

¿Te apasiona el ajedrez? ¡Unete a mi comunidad!

 

Además, recibirás cada mes nuestro boletín de torneos y novedades

 100% libre de SPAM

Llévate tres regalos + Promociones y contenidos exclusivos

¡He recibido tu suscripción! ¿Y ahora?

1) Actívala AHORA en tu correo electrónico, mira también en tu carpeta ANTISPAM

2) Añade mi dirección (contacto@thezugzwangblog.com) a tu libreta de direcciones

3) Añádeme a tus redes sociales para que no te pierdas nada pinchando en los iconos

 

 

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.