Compartir

El ajedrez pedagógico está en pleno auge y con él van desarrollándose herramientas que ayudan a los niños a aprender de forma transversal en distintas materias. Y entre todos estos recursos ha caído en mis manos el juego diseñado por Miguel Ángel Malo Quirós, psicólogo y director de la Escuela Francesch Vicent del Club Alto Palancia de Segorbe.

Miguel Angel tiene experiencia trabajando con niños en su Escuela, de hecho allí fue donde surgió la idea de diseñar un producto con el que la enseñanza del ajedrez se realizara de manera motivadora a través del juego, aunque ello no implicara el utilizar los métodos tradicionales.

El juego se desarrolló de manera artesanal con un primer prototipo realizado en cartulina y hecho a mano. Inicialmente sólo tenía preguntas y los dibujos eran muy básicos. Pronto se dieron cuenta de que los más pequeños sólo querían jugar al OCACHESS, por lo que aprovechando este interés, decidieron comenzar a incluir otras actividades como por ejemplo ejercicios lógico -matemáticos, de visualización, de concentración, partidas, etc., en definitiva incluir en el OCACHESS las fichas habituales que realizaban los niños en clase. Y poco a poco fueron mejorándolo y testándolo en la escuela.

Al igual que Miguel Angel, coincido en que la enseñanza del ajedrez a los más pequeños a veces es compleja. Su atención es fugaz y la disciplina brilla por su ausencia, pero también es cierto que siendo creativos uno puede encontrar trucos y métodos para enseñar ajedrez a los niños. Y cada día, además, lo tenemos más fácil gracias a la formación cada vez más en auge y a herramientas tan interesantes como Ocachess.

¿Cuáles son los objetivos del juego?

A modo enunciativo pero creo que no limitativo, podemos exponer que estos son los principales objetivos del juego con los correspondientes beneficios para los niños ¡y para los profesores y padres!

  • Aprender conceptos básicos y también avanzados de ajedrez.
  • Resolver retos matemáticos relacionados con el ajedrez para familiarizarse con aspectos propios del juego y de paso adquirir destreza en cuestiones lógico-matemáticas.
  • Aprender de manera divertida.
  • Estimular la atención, la memoria, incitar a la reflexión y a la aceptación de las normas en grupo.
  • Aprender a relacionarse con adultos y otros niños.

Opinión The Zugzwang Blog

Personalmente, he tenido la oportunidad de utilizar Ocachess con niños de 4 y 7 años, a los dos les ha encantado y, de hecho, son ellos quienes a veces buscan el juego y se ponen a jugar a su manera. Lo que más me gusta, aparte del valor pedagógico, es la alternancia entre el puro juego y el aprendizaje, los niños aprenden ajedrez y matemáticas a través de retos en un tablero que simula el tradicional juego de la OCA, por lo que es posible quedar encarcelado, repetir jugadas, depender a veces de la suerte (con lo que de aprendizaje en frustración tiene), mientras se interactúa con los compañeros, amigos o familia.

El juego genera un gran nivel de interactividad, e incluso permite realizar algo que suele ser complicado en las clases de ajedrez con niños: integrar en una misma actividad a niños de distintos niveles o de distintas edades. Es verdad que en mi “experimento” con niños de menos de 5 años (el juego está recomendado para jugadores de más de 5 años) el juego se ha quedado un poco alto de dificultad, pero muchas de las virtudes del mismo han podido ser aprovechadas. Pero a partir de 5 años creo que es la edad ideal, de ahí en adelante, porque también los niños más mayores van a encontrar pruebas adaptadas a su nivel con el estímulo de resolverlas en un tiempo, tal y como sucede en una partida de ajedrez.

Conclusiones

Ocachess es un producto de altísimo nivel educativo y pedagógico, que no sustituye a la enseñanza convencional del ajedrez (tampoco lo persigue) pero que lo complementa con gran acierto, porque proporciona, tanto al alumno como al profesor, un plus de creatividad y de estimulación. Me parece ideal para escuelas de ajedrez con niños o para colegios, aunque los padres que incluso no tengan un nivel alto de ajedrez podrán sacarle mucho partido y disfrutaran mucho con sus hijos. Además, con su compra apoyamos iniciativas educativas en valores que buscan alternativas a otros entretenimientos.

Las personas interesadas pueden adquirirlo a través de su página web.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here