Compartir
carlos martinez psicólogo
Imagen del colegio montesori.

El ajedrez como herramienta pedagógica se extiende como la pólvora. Parece que, al fin, la comunidad educativa tradicional va integrando este instrumento de enseñanza entre sus filas. Pero quizás todavía no sepamos tanto como creemos del ajedrez educativo, ¿quieres saber exactamente en qué consiste? ¿de dónde viene? No te pierdas este artículo que he preparado.

Evolución histórica del ajedrez educativo

Los primeros en darse cuenta de la utilidad del ajedrez como herramienta educativa fueron los rusos. El ajedrez ha sido parte del plan nacional de estudios de las escuelas rusas desde hace décadas y, en paralelo, potenciaron su desarrollo desde un punto de vista deportivo hasta convertir a Rusia en la primera potencia mundial.

Después de bastantes años, el mundo occidental también mostró el debido respeto por el ajedrez y comenzaron a producirse extensas investigaciones llevadas a cabo en Europa, Canadá y los Estados Unidos acerca de la beneficios de ajedrez.

El ex ministro de Educación de los Estados Unidos Terrel Bell, afirmó en un libro publicado en 1982 que “una de las mejores y más divertidas maneras de desarrollar la inteligencia de su hijo es enseñándole a jugar al ajedrez.”

Niño jugando al ajedrezFue entre los años 1973-1974 cuando se desarrolló la primera investigación fuera de Rusia, llevada a cabo en Zaire (República Democrática del Congo) por el Dr. Albert Frank, en ella, se impartieron clases de ajedrez a un total de 92 estudiantes entre los 16 y 18 años. Se concluyó que el ajedrez tenía una influencia positiva en general, y mejoraba: la inteligencia, la creatividad, la planificación rápida, el razonamiento, la visión espacial y la comprensión de la geometría. Y a partir de aquí lo estudios no han cesado, reconociendo al ajedrez enormes ventajas en el desarrollo de los niños y los chicos jóvenes.

A principios de los 80 Faneuil Adams se convirtió en presidente de la Fundación Americana de Ajedrez (ACF). Adams estaba convencido de que el ajedrez era una excelente herramienta de aprendizaje para los adolescentes, especialmente los desfavorecidos. El ACF introdujo el ajedrez en el Programa de Escuelas, centrándose en el distrito de la escuela de Harlem de Nueva York. Inicialmente, el programa se enfocaba en mejorar las habilidades de matemáticas para los adolescentes a través de la mejora de las habilidades de pensamiento y resolución de problemas críticos. Los resultados fueron que ” las pruebas mejoraron un 17,3% para los estudiantes que participaron con regularidad en las clases de ajedrez, en comparación con sólo un 4,56% de los niños que participaban en otro tipo de actividades.”

Pero fue el Dr. Stuart Margulies, un investigador de IBM, quien afirmó rotundamente, después de uno de los estudios más importantes que se han realizado, que “su estudio había demostrado que los estudiantes que aprendieron a jugar al ajedrez disfrutaron de un aumento significativo en su capacidad de lectura”. El estudio del Dr. Margulies no explica por qué existe una correlación entre jugar al ajedrez y el aumento de la comprensión lectora, pero su hipótesis es que el ajedrez desarrolla las habilidades cognitivas y de atención. Por otra parte, el ajedrez obliga a los adolescentes a visualizar conceptos y el movimiento de las piezas, y esto puede permitir una mejor capacidad de visualización (interpretación) durante la lectura.

 icon-cloud-download Puedes descargarte el estudio aquí (en inglés).

100510-N-1675O-335

La culminación de todos estos estudios llegó en el año 1995 cuando la UNESCO recomendó oficialmente a todos sus países miembros, la incorporación del ajedrez como materia educativa tanto en la enseñanza Primaria como en la Secundaria. Esta incorporación se ha realizado de distintas maneras, por ejemplo, en algunos países como Rusia, Venezuela o Colombia el ajedrez forma parte obligatoria del curriculum de los alumnos; en otros, el ajedrez se incluye como asignatura optativa. Por esta segunda opción se han inclinado muchos centros educativos españoles y, de forma generalizada, en algunas comunidades, como en Canarias, donde desde 1998 en todos sus centros el ajedrez es una de las asignaturas por las que pueden optar los estudiantes de 3º y 4º de ESO. Sin embargo, el uso más generalizado del ajedrez en las escuelas de nuestro país es su práctica como actividad extraescolar, promovida por las Asociaciones de Padres y Madres de los centros o por algún docente aficionado.

Yo no enseño a mis alumnos, solo les proporciono las condiciones en las que puedan aprender“. Albert Einstein (1879-1955) Científico alemán nacionalizado estadounidense.

A día de hoy, en el año 2016 la Fundación Kasparov promueve la formación de docentes en ajedrez educativo con el fin de acercar las ventajas y privilegios educativos del ajedrez a niños y jóvenes principalmente, de entre 6 y 18 años, tanto en los colegios, ya sean públicos como privados, como en los centros comunitarios y sociales y en aquellos espacios en los que se concentran actividades de carácter educativo o cultural, enriqueciendo los programas académicos convencionales.

¿Por qué el ajedrez educativo?

El ajedrez educativo, a pesar de no oponerse al ajedrez deportivo, no tiene los mismos objetivos. La idea del primero es proporcionar a los docentes nuevas herramientas para trabajar con sus alumnos en materias convencionales, como las matemáticas o la lengua. Como explicaba con anterioridad, sabemos por numerosos estudios que los niños que juegan al ajedrez, sin llegar a ser necesariamente jugadores fuertes, muestran una mejora significativa en muchas otras áreas importantes de desarrollo: el pensamiento espacial, habilidades numéricas y analíticas, comunicación verbal, e incluso la imaginación artística. Tal vez algunas de las contribuciones más importantes de ajedrez a la formación del niño es el aumento de la disciplina, la autoestima y la confianza. Pero si además incorporamos técnicas específicas de pedagogía a través del ajedrez, los resultados son todavía superiores.

Pero… ¿cómo ayuda específicamente el ajedrez a los niños?

Ejercita ambos lados del cerebro

En un estudio alemán, los investigadores mostraron a expertos de ajedrez y a aficionados simples formas geométricas y las posiciones de partidas de ajedrez. Después se midieron las reacciones de los sujetos en la identificación de ellos. Esperaban encontrar que la parte izquierda del cerebro de los expertos fuera mucho más activa, pero no que lo fuera el hemisferio derecho. Sus tiempos de reacción a las formas simples eran las mismas, pero los expertos usaban ambos lados de su cerebro para responder más rápidamente a las preguntas sobre las posiciones de ajedrez.

Ajedrez educativo

Aumenta su creatividad

Dado que el hemisferio derecho del cerebro es el responsable de la creatividad, no nos sorprenderá saber que la activación de la parte derecha del cerebro de los niños les ayuda a desarrollar su lado creativo. Específicamente, el ajedrez aumenta en gran medida la originalidad. Un estudio realizado a niños de 7 a 9 años de edad que fueron estimulados  en grupos durante 32 semanas mediante ajedrez, juegos de ordenador y otras actividades, demostró que el grupo estimulado mediante ajedrez era aquel en el que más había crecido el pensamiento creativo. El grupo de ajedrez obtuvo calificaciones más altas en todas las medidas de la creatividad, siendo la originalidad el área de mayor impacto.

Mejora su memoria

Todos los jugadores de ajedrez sabemos de manera informal que jugar al ajedrez mejora nuestra memoria. Para ser un buen jugador conviene tener una buena memoria por múltiples razones que no explicaré aquí. Pero también hay evidencias científicas de que esto es así. En un estudio de dos años en 1985, los jóvenes estudiantes que recibieron periódicamente la oportunidad de jugar al ajedrez mejoraron sus calificaciones en todas las materias, y sus profesores notaron una mejor memoria y mejores capacidades de organización en los niños. Un estudio similar de Pennsylvania de sexto grado, encontró resultados similares. Los estudiantes que nunca antes habían jugado al ajedrez mejoraron sus recuerdos y habilidades verbales después de jugar.

Aumenta las habilidades de resolución de problemas

Esto es realmente fantástico y de enorme trascendencia práctica. Una partida de ajedrez es como un gran rompecabezas que hay que resolver, y resolver sobre la marcha, debido a que tu oponente está cambiando constantemente los parámetros. Cerca de 450 estudiantes de quinto grado se dividieron en tres grupos en un estudio realizado en 1992 en New Brunswick. Un grupo (A) fue el grupo de control y estudió el plan de matemáticas tradicional. El grupo B complementó las matemáticas con clases de ajedrez después del primer grado, y el grupo C comenzó el ajedrez en el primer grado. En una prueba estandarizada, las calificaciones del Grupo C se incrementaron un 81,2% el grupo B un 62% y superaron el Grupo A que mejoró un 21,46%.

Mejora las habilidades de lectura

Como ya he explicado con anterioridad, en un estudio de 1991 citado con frecuencia, el Dr. Stuart Margulies estudió el rendimiento en lectura de 53 estudiantes de primaria que participaron en un programa de ajedrez y los evaluó en comparación con los estudiantes que no jugaban al ajedrez en el distrito y en todo el país. Encontró resultados definitivos que demostraban que jugar al ajedrez aumentaba el rendimiento en la lectura.

Mejora la concentración

Numerosos estudios en estudiantes en los EE.UU, Rusia, China, y otros países han demostrado una y otra vez que la capacidad de concentración de los niños mejora con el ajedrez.

Hace crecer las dendritas

Las dendritas son las prolongaciones ramificadas que salen del cuerpo de una neurona y por las que recibe los impulsos nerviosos de otras neuronas a través de las sinapsis. Piensa en ellos como antenas que recogen las señales de otras células cerebrales. El aprendizaje de una nueva habilidad como jugar al ajedrez hace que las dendritas crezcan. Pero ese crecimiento no se detiene una vez que el niño haya aprendido a jugar; la interacción con la gente en actividades desafiantes también alimenta el crecimiento de dendritas, y el ajedrez es un ejemplo perfecto.

Enseña a planificar

Jugar al ajedrez podría salvarles la vida a los chavales.  Jugar al ajedrez desarrolla la corteza prefrontal, el área del cerebro responsable de la planificación, el juicio y el autocontrol. Así que es la herramienta idónea para los inmaduros adolescentes, ya que les ayudará  a tomar mejores decisiones en todos los ámbitos de la vida.

 

7 Comentarios

  1. Gracias por el artículo, está muy bien!
    Aunque creo que “todo lo que hay que saber” es un título un poco excesivo :), espero que en el futuro se pueda completar con una continuación. Este tema puede dar para mucho.

  2. COMO EDUCADOR Y A PESAR DE LAS LIMITANTES EN MI PAÍS POR MATERIAL DE AJEDREZ RELOJ TABLEROS , PUES ES VER DESDE UN PUNTO DE VISTA HOLISTICO TODOS LOS BENEFICIOS QUE TRAE EL AJEDREZ COMO MEJORA LA CONDUCTA EN EL EDUCANDO, LO MOTIVA A IR A CLASES DISMINUYE LA DESERCIÓN ESCOLAR, ELEVA EL AUTOESTIMA, TANTAS COSAS QUE HE VISTO COMO EDUCADOR QUE SERÍA CORTO EL ESPACIO PARA MENCIONAR, LOS VUELVO A FELICITAR SR MUÑOZ DESDE CARVAJAL TRUJILLO VENEZUELA SIGAN LOS ÉXITOS.

    • Gracias amigo, el ajedrez es una herramienta poderosa que no podemos comprender desde un único punto de vista, y mucho menos encontrarle todas las ventajas. Gracias por el comentario y por la visita.

  3. Gracias por difundir. Ojalá pudieras compartir las fuentes consultadas para documentarnos más sobre el tema. Saludos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here