Razones por las que no progresas en tu ajedrez
3.5 (70%) 8 votes

Con enorme diferencia, la pregunta que más me hacen mis lectores y seguidores es esta, ¿por qué aunque estudian y creen hacer lo correcto no progresan en su juego? ¿Por qué es tan laborioso subir de nivel y mejorar?

Para ser sincero, las respuestas son tantas como las preguntas, existen casos muy dispares y cada jugador necesita de un análisis para conocer dónde está el problema. Sin embargo, existen determinadas actitudes, y patrones que nos explican el porqué de este problema. Por ello, he decidido preparar este artículo de una forma algo diferente, creando distintos epígrafes para tratar el problema con el que me suelo encontrar casi a diario.

¿Estás entre alguno de estos perfiles que no mejoran su ajedrez?

El jugón

El jugón es aquella persona que dedica mucho tiempo a jugar al ajedrez sin pasar por ningún tipo de conocimiento teórico. Puede ser el típico jugador de café (muy habitual entre los amigos latinos, por ejemplo en Cuba), o el jugador compulsivo de blitz o bala por internet (bastante extendido por ejemplo en España).

 icon-arrow-right ¿Buscas las mejores webs para jugar al ajedrez?

Este perfil parte de la creencia de que cuanto más juegue mejor jugará al ajedrez. Por eso juega tantas partidas (aparte de porque le gusta).

Fotografía de Sarah Schuman

El problema de este perfil es la falta de equilibrio entre el conocimiento teórico, el entrenamiento y la práctica. Cuando este equilibrio no sucede tenemos problemas. Por un lado, el jugador que juega mucho cuenta con una “mente fresca”, algo que es positivo; pero su mente fresca solo aplica un conocimiento que siempre es el mismo, por lo que no hay ninguna evolución. Si no sé realizar ecuaciones de segundo grado por mucho que haga sumas y restas no las voy a saber hacer, algo parecido le sucede a este perfil.

Su remedio:

Equilibrar el juego con el estudio y el entrenamiento, y disminuir drásticamente el juego de partidas rápidas.

El comprador de libros

Los libros han sido durante muchos años una de las mejores herramientas para mejorar al ajedrez. De hecho, muchos grandes maestros han conseguido su título simplemente leyendo libros y preparándose por ellos mismos, algo que es poco habitual pero posible.

 icon-arrow-right Los mejores libros de ajedrez para jugadores de club.

Sin embargo, el comprador de libros se encuentra prácticamente en el lado opuesto al jugón. Este perfil compra casi todos los libros que aparecen de ajedrez y dispone de tanto material en casa que es imposible leerlo todo y ese exceso de información al final se convierte en una ausencia de conocimiento. De hecho, casi nunca lee más allá del 10 o 20 por ciento de las páginas de cada libro que compra.

Por otra parte, el comprador o coleccionista de libros, juega poco, a veces incluso por el miedo a no parecerse a esos autores que lee, y cae por tanto en el otro lado de la balanza. Su falta de práctica y de entrenamiento le impide ir más allá.

El coleccionista de libros, de todos modos, suele correlacionar, paradójicamente, con un tipo de persona al que no le importa no progresar. Es un lector, un aficionado al conocimiento y a la posesión de papel. Además, lo bueno es que suele ser una persona consciente de esto, por lo que no le importa demasiado no progresar. El problema es cuando eres un coleccionista de libros que quiere progresar.

Su remedio:

El comprador de libros muchas veces no quiere tener remedio, si eres este perfil y quieres tener remedio puedes seguir comprando todos los libros que se publican (no hay problema por ello) pero deberías dedicar un tiempo a separar el grano de la paja y, sobre todo, a seguir un plan adecuado a tus necesidades que muchas veces no tienen nada que ver con las novedades editoriales.

El autoengañado

El autoengañado es un perfil que está a punto de salir del atolladero pero le hace falta una chispa que le ilumine.

Es una persona que, en la mayoría de los casos, se prepara por si mismo, tiene una buena disposición, incluso dedica tiempo a estudiar, entrenar y jugar, pero todo esto lo hace de manera un poco anárquica y, lo que es peor, sin ser consciente de la dedicación que tiene a pesar de tener el firme conocimiento de estar dedicándose en cuerpo y alma al progreso de su nivel de ajedrez.

La realidad, es que es un tipo de jugador, que trabaja a saltos, sin una regularidad ni en cantidad ni en calidad, por lo que vive autoengañado bajo el espejismo de estar preparándose con una gran fiabilidad.

Su remedio:

El autoengañado es un sufridor, pero también tiene una dosis de voluntad. Es un sufridor porque no consigue lo que quiere y acaba pensando que no sucede porque no tiene talento, cuando en realidad es que no tiene constancia ni es capaz de cruzar su dedicación con su evolución.

Algunos autoengañados no tienen remedio, llevan demasiados años convencidos de que esto es así y no escucharán a nadie. Pero otros, pueden dar con una persona inspiradora que les haga ver la realidad y tomar conciencia de las circunstancias para iniciar el camino del cambio.

Si eres un autoengañado debes saber que es mucho mejor que dediques algo de tiempo todos los días a que pases un día entero viendo ajedrez. Y lo importante es que mantengas los pies en la tierra.

El arrogante

Como nadie se considera arrogante no encontraremos ninguna persona que se identifique con este perfil. Sin embargo, es el que peor pronóstico tiene. De hecho, su situación es de muerte cerebral.

Como lo sabe todo, como entiende las posiciones mejor que nadie y como no necesita consejo de nadie, no tiene ninguna capacidad crítica y por lo tanto no puede mejorar.

El arrogante tiene muy mala solución, prácticamente su única esperanza es una fuerte sacudida que ni siquiera buscará. Está en manos del azar.

Su remedio:

Acabar en una isla desierta y cuando esté a punto de morir de hambre y haya tomado conciencia de que sus soluciones no son válidas, ser rescatado y volver a renacer.

El voluntarioso

El voluntarioso es un perfil con buen pronóstico. Tengo muchos seguidores y lectores que son voluntariosos.

Son personas que han comprendido las diferencias de las distintas áreas de preparación en ajedrez tal y como explico en El Método Zugzwang. Y de hecho, ya han iniciado su camino hacia el progreso y han empezado a notar algunos cambios positivos, sin embargo, todavía están lejos de sus objetivos y les cuesta encontrar los pasos que deben dar.

Anand siempre ha mostrado una ejemplarizante fuerza de voluntad

La mayoría de los voluntariosos tienen algo en común con los autoengañados, son autoengañados parciales. Porque consideran que sus problemas técnicos residen en áreas de su juego que puede que no tengan ningún problema (o ningún problema grave), por lo que se enfocan en progresar en aquellos aspectos que más les gustan y no en los que más necesitan.

Su remedio:

El remedio del voluntarioso es muy sencillo. Yo les recomiendo que contraten a un buen entrenador por un par de sesiones simplemente para que haga una evaluación de su juego y a partir de aquí sigan su camino. E incluso pueden tener alguna sesión cada dos meses para tener un seguimiento. El dinero mejor invertido.

 icon-chevron-right Sugerencia de lectura: Cómo mejorar tu nivel más rápidamente.

El ignorante

Ignorante es el que ignora, no lo digo en términos peyorativos. Dentro de este perfil hay dos tipos:

  • El ignorante consciente.
  • El ignorante inconsciente.

El ignorante consciente es, paradójicamente, el peor. Porque en teoría quiere progresar pero nunca se ha preocupado por saber cómo hacerlo, solo quiere que otros realicen el esfuerzo por él y le implanten un chip para convertirle en Alpha Zero sin que tenga que hacer nada.

“Ser consciente de la propia ignorancia es un gran paso hacia el saber. Benjamin Disraeli.

El ignorante inconsciente se encuentra en una fase anterior al autoengañado o al voluntarioso, su nivel de juego suele ser muy bajo y realmente no sabe qué hacer para progresar, se encuentra perdido de verdad pero en positivo.

Su remedio:

El ignorante inconsciente tiene buen pronóstico, con una buena motivación y acudiendo a las fuentes adecuadas, como por ejemplo el canal de Youtube de Rahal (que me encanta) o el mío propio, va aprendiendo cómo progresar y si es voluntarioso y en función de su talento, poco a poco irá consiguiendo sus objetivos.

El ignorante consciente en realidad es un cara dura, un aficionado a no esforzarse, a no aportar a los demás. Es casi imposible que tenga solución.

 

7 COMENTARIOS

  1. Fantástico artículo en el que se recoge casi toda la tipología de aficionados al ajedrez. Es difícil que alguien se autoincluya en uno de estos perfiles, porque también es difícil ser objetivo consigo mismo, pero a buen seguro que casi todos estamos en uno de estos perfiles.

    Quizás también se podría hablar de aquellos a los que le gusta el ajedrez, pero no tienen grandes pretensiones, simplemente entretenerse y disfrutar jugando algunas partidas. Estos no se preguntan por qué no mejora su nivel, porque son conscientes de que no son jugadores experimentados y tampoco pretenden serlo. Porque creo que el ajedrez es un juego que puede gustar y se puede disfrutar con él, aunque no se sea bueno, aunque se tenga un nivel bajo. El ajedrez es un juego… mágico… tiene algo que “engancha” a todo aquel que lo conoce de verdad y que lo entiende.

    Es evidente que lo ideal para todo aquel al que le gusta, es mejorar su nivel, no ya para ganar más partidas, sino para conocer mejor este maravilloso juego.

    Saludos.

  2. Gracias por el comentario, ese perfil del que hablas existe pero no aparece en el artículo porque solo está destinado a recoger el de aquellos jugadores que se preguntan por qué no progresan.
    Saludos

  3. Excelente clasificación. Puede que en algún caso tenga un poco de uno y mas de otro/s. Lo que resulta evidente es que no hay forma de progresar sin ver en qué se falla. Hay dos posibilidades. Una es ver qué no me gusta de una partida ( por ejemplo, los finales ) que es a lo que uno le teme, en definitiva. Se requiere precisión de cirujano, para jugarlos. Lo peor es que siempre hay una jugada mejor y hasta Capablanca lo reconoce. Algo así como estudiar la apertura y el medio juego en función de los finales…Ahí la encontré, dice ““Con el fin de mejorar tu juego, debes de estudiar los finales antes que todo, ya que mientras que los finales pueden ser estudiados y dominados por sí mismos, el medio juego y la apertura deben de ser estudiados en relación con los finales”.
    Y la otra es, un entrenador. Me da la impresión que no alcanzaría con un par de sesiones para el análisis. Creo que hay además una parte psicológica que debe ser atendida y comprendida. El libro El Método Zugzwang 1 es imprescindible para ello. Si se quiere progresar el esfuerzo debe ser continuo. Muy buen artículo. Saludos, Daniel.

  4. Artículo muy entretenido, a veces no hace falta tener contenidos técnicos de ajedrez para disfrutar de este blog. Como pregunta adicional, suponiendo que nos identificamos total o parcialmente con alguno de los perfiles mencionados, y que estamos dispuestos a aplicarnos la moraleja, ¿cuánto tiempo semanal debería dedicarse a entrenar/estudiar una persona con una vida ajetreada (trabajo, etc.)? ¿3 horas semanales?

  5. Gran articulo Daniel, muchas gracias por compartir tus conocimiento, nos hacen reflexionar.
    Como en toda area del saber, el ajedrez necesita ser estudiado en forma metodica y disiplinada, haciendo un paralelo con las matematicas, no podemos pretender querer aprender ecuaciones diferenciales si no sabemos multiplicar. Entonces, primero que nada debemos entender cuales son nuestras areas debiles, y para eso no hay nada mejor que el analisis de nuestras propias partidas, primero que todo y si es posible con nuestro adversario (post mortem analisis) y posteriormente con las personas de nuestra confianza, con este feedback se ira descubriendo nuestras mayores debilidades, lo que nos permitira focalizar y estudiar las materias relacionadas a modo de cerrar las brechas rapidamente. Para hacer esto se necesita una autocritica sana, gran humildad y disciplina, ademas de un buen balance entre el estudio y la practica.

  6. Gran articulo Daniel, muchas gracias por compartir tus conocimientos nos ayudan a reflexionar.
    Como en toda area del saber, el ajedrez necesita ser estudiado en forma metodica y disiplinada, continundo con los paralelos matematicos, no podemos pretender entender de euaciones diferenciales si nosabemos multiplicar. Entonces, primero que todo debemos entender cuales son nuestras areas con oportunidades (mas debiles), y para eso no hay nada mejor que hacer analisis de nuestras propias partidas, si es posible en conjunto con nuestro contrincante (analisis post mortem) y posteriormente con mayor tranquilidad en conjunto con las personas de nuestra confianza, con este feedback se podra descubrir nuestras mayores oportunidades, lo que permitira focalizar y estudiar las materias relacionadashe ir cerrando nuestras brechas de conocimiento rapidamente. Para todo esto se necesita de una autocritica sana, gran humildad y por supuesto disiplina, y finalmente mantener un equilibrio entre el estudio conceptual y la practica. Saludos

  7. Sin duda que soy el “jugón” XD aunque dedico tiempo al estudio aun no estoy seguro si voy por buen camino, hace un año empece a practicar ajedrez y solo unos meses empece a estudiar, antes solo jugaba y jugaba y poco a poco iba evolucionando hasta que ya no mas….cuando en Internet mi elo llegó poco mas de 1500 ya no pude progresar y empece a leer libros, el primero fue de aperturas pero lo deje a la mitad al escuchar que se debía empezar por los finales, ahora leo un libro de finales pero me cuesta dejar las partidas bala y blitz aunque soy consciente de que no me sirven de mucho. También sigo tu canal de youtube y tengo pensado para mi próximo libro que sea el metodo zugzwang pero lo quiero en papel, no se si se puede conseguir en Uruguay. Saludos y gracias por tantos aportes!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.