Compartir

Hoy tenemos la suerte de tener en The Zugzwang Blog a una persona con una gran trayectoria en lo deportivo y en lo pedagógico dentro del mundo del ajedrez. Tuve la enorme suerte de enfrentarme a él cuando yo era un chico muy joven, y aquella derrota siempre me ayudó a comprender la diferencia que había entre el ajedrez experimentado y el amateur.

Boris Zlotnik presentación del invitado

Para que conozcas mejor a Boris te contaré que en 1963 se proclamó campeón juvenil de la URSS y como consecuencia, fue invitado a estudiar en la prestigiosa escuela del primer campeón del mundo soviético M. Botvinnik donde se formaron, entre otros, los campeones del mundo A. Karpov y G. Kasparov.

Boris con otra leyenda: Yusupov

En 1968 alcanzó la categoría de Maestro de Deportes de la URSS y más tarde obtuvo el título de Maestro Internacional. En el año 1975 empezó a trabajar como profesor de ajedrez y en el 1985 comenzó a dirigir la Cátedra de Ajedrez en el INEF Central de la URSS en Moscú, doctorándose en esta especialidad con su tesis “Diagnosis de la maestría del jugador de ajedrez”. También fue profesor de las escuelas de los campeones del mundo Smyslov y Kasparov en las cuales entrenó a futuras estrellas del ajedrez como Krámnik, Svídler, Baréiev, Dréiev etc. Siguió dirigiendo la Cátedra de Ajedrez hasta 1991, el año siguiente abandona su país y se instala en España. En 1993 fue nombrado Director Técnico de la Escuela de Ajedrez de la UNED. En los años 96, 97, 98, 99 y 2000 dirigió los Cursos de Verano de ámbito nacional de esta disciplina.

Esta entrevista tendrá dos partes, la primera serán preguntas mías y la segunda preguntas que nos han enviado los lectores para él.

PREGUNTA: Lo primero Boris, muchísimas gracias por aceptar el ofrecimiento de la entrevista en nombre de todos los lectores y en el mío propio. Empezaremos hablando de tu trayectoria más lejana, uno de los hitos que más llaman la atención de tu biografía es tu etapa en la escuela de Botvinnik después de ganar el campeonato juvenil de la URSS. ¿Cuáles de los principios allí aprendidos (como jugador o como profesor) causaron un mayor impacto en ti?

Ante todo tengo que recordar sobre la personalidad de Mikhail Moiseevich Botvinnik, que supongo que es poco conocida para las nuevas generaciones de jugadores. M.Botvinnik era una persona extraordinaria al compaginar el título campeón del mundo con su trabajo de investigador en el campo de las máquinas eléctricas dirigiendo un laboratorio y  teniendo el título equivalente a catedrático en España. M.Botvinnik era una persona extraordinariamente disciplinada y en particular en su salud, haciendo diariamente ejercicios de gimnasia y andando cada día 10 km a pie a velocidad de bicicleta. Esto lo que por un episodio curioso: en los años 80 una vez nos chocamos en el centro de Moscú (su vista era su único problema de salud). A la edad de 75 años todavía hacía el pino  y mantuvo la cabeza muy clara hasta últimos días de su vida (murió en la edad de 84 años).

Hablando de ajedrez, se puede recordar que  aprendió a jugar a la edad de 12 años, pero solamente dos años más tarde obtuvo la primera categoría soviética, lo que creo corresponde más o menos a un ELO actual de entre 2100 y 2200, ganando además a Capablanca en el 1925 en sus simultáneas en Leningrado (San Petersburgo actual). Dos años más tarde a la edad de 16 años empató 5-7 puestos en el Cpto. Soviético, lo que tal vez corresponde al título de GM actual de unos 2550 puntos. Es decir, en solamente 4 años partiendo de un nivel de principiante conquistó el máximo título ajedrecístico. Es evidente que con todos estos palmareses M.Botvinnik nos causó la máxima impresión, sobre todo como persona.

El método de trabajo de la primera edición de su escuela fue el siguiente: concentraciones durante una semana en Moscú dos veces al año, y después los 5 chicos que estábamos seguíamos con nuestra prearación cotidiana individualmente o con nuestros entrenadores habituales en base a los consejos de Botvinnik. En las primeras clases cada alumno tenía que demostrar dos partidas: una ganada y otra perdida. Me acuerdo como Tolia (diminutivo de Anatoli) Karpov de 12 años se atrevió a demostrar sus dos partidas perdidas: ambos eran muy largas y la verdad algo aburridas. Un hecho curioso ocurrió en las simultáneas de Botvinnik cuando él, teniendo posición ganada contra Tolia, dejó su dama. Karpov a través de un asistente comunicó que Botvinnik podía hacer otra jugada, lo que fue rotundamente rechazado por Botvinnik. Y en este momento igual que en el caso de las dos partidas perdidas Tolia de nuevo demostró su inteligencia: encontró un camino para devolver el material y la partida acabó en tablas (la partida está en la megabase). Hay que decir que M.Botvinnik sacó unas conclusiones erróneas de estos dos episodios, además del  aspecto físico débil de Karpov, diciendo, ya en su ausencia, que “Tolia nunca va a jugar muy bien”.   Aún más nos sorprendió otra frase de Botvinnik que “M.Tal con su juego ha hecho un gran daño al imagen de ajedrez”.

 M.Botvinnik era una persona extraordinariamente disciplinada y en particular en su salud, haciendo diariamente ejercicios de gimnasia y andando cada día 10 km a pie a velocidad de bicicleta 

PREGUNTA: Imagino tu época en la Escuela de Botvinnik de una forma bastante romántica, resguardado del frío de San Petersburgo en la época en la que Botvinnik estaba construyendo su leyenda desde el trabajo y el sacrificio… Pero ahora vives en España, con un clima diferente, en una época en la que los ordenadores apoyan de forma implacable los análisis del tablero y uno no tiene que depender de días de debate con compañeros para descubrir las verdades de una posición. ¿Es tanto lo que nos han aportado las máquinas como parece o hemos dejado muchas cosas por el camino?

Bueno, Botvinnik nació en San Petersburgo pero la mayor parte de su vida vivió en Moscú donde yo mismo residía antes de partir a España. Todo el mundo sabe que este país es uno de los mejores por su calidad de vida aunque da pocas oportunidades a sus propios jóvenes cerebros, que frecuentemente tienen que emigrar a otros países para desarrollar sus carreras profesionales.

Hablando de ordenadores creo que hay que distinguir el nivel profesional de ajedrez del juego de aficionados. Pienso que el futuro del ajedrez profesional es el ajedrez semirrápido, o tal vez su combinación con el ajedrez lento. Para los aficionados y sus entrenadores (!) las bases de datos y los módulos de análisis son cosas muy útiles, ya que permiten descubrir la verdad, la esencia de la posición en  poco tiempo. No es ninguna casualidad cuando un joven talento de un país sin tradición ajedrecística dice que su entrenador es Fritz.

PREGUNTA: Después de estudiar la Ingeniería Superior Electromecánica de Aviación en la Escuela Superior de Ingenieros de Aviación de Moscú dedicaste algunos años a trabajar para la industria militar en el ámbito de las telecomunicaciones navales. Hago esta breve reseña para explicar que tienes un bagaje muy relacionado con la ciencia. Por ello, te quería preguntar si la similitud que puede existir entre el ajedrez, debida a la ingente cantidad de combinaciones entre jugadas posibles, y los modernos sistemas de big data (gestión y análisis informático de enormes volúmenes de datos) podría ayudarnos a orientar esta carrera en la búsqueda de respuestas entre una cantidad excesiva de posibilidades.

Es una pregunta muy interesante a la que no tengo una respuesta científicamente fundada. Hace poco, en marzo apareció en los medios que el científico británico de primerísima fila Roger Penrose – que por cierto es hermano de Jonathan Penrose – varias veces el campeón británico de ajedrez, ofreció a los jugadores de ajedrez mandarle sus explicaciones a la resolución de un problema de ajedrez algo artificial, afirmando que las máquinas no son capaces de encontrar la solución que para la mente humana es evidente. Estamos en el proceso de la 4ª revolución científico-técnica y la sustitución  de seres humanos por los robots hoy en día no es ciencia de ficción.

En la última etapa de su vida M.Botvinnik se dedicaba a la programación de una máquina capaz de jugar bien al ajedrez con el objetivo de utilizar el mismo algoritmo para la economía de su país. Y en los años 60 discutía con uno de los principales fundadores de informática Claude Shannon sobre la necesidad de imitar el pensamiento humano programando las máquinas. Como se sabe, venció la “fuerza bruta”, es decir el aumento permanente de la velocidad y la memoria de ordenador probablemente por el desconocimiento del funcionamiento de la mente humana. Creo que por la misma razón no se puede utilizar directamente el ajedrez en los sistemas big data. Sin embargo indirectamente y de una manera curiosa la vida nos indica la relación entre el ajedrez y las ciencias puras. Basta recordar que Paul Keres que fue durante muchos años uno de los mejores del mundo y tenía hermano matemático, presidente de la Academia de Ciencias de Estonia; mi hermano acabó la facultad de matemáticas en la Universidad de Moscú a la edad de 20 años; los hijos gemelos de una pareja de jugadores de ajedrez moscovitas GM Sergey Makarychev y su mujer MIF Marina Makarycheva son catedráticos de matemáticas en las Universidades prestigiosas norteamericanas Princeton y Brown respectivamente. Como una cosa curiosa puedo añadir que mi hijo, Dr. en telecomunicaciones es precisamente un experto en big data.

PREGUNTA: El régimen soviético adoptó muchas de las virtudes de Botvinnik dentro del ideal de ciudadano soviético. Esto también lo vimos en otros deportes y jugadores como el mítico Viacheslav Alexandrovich “Slava” Fetisov, que fue el capitán del mejor equipo de hockey de la historia, en plena Guerra Fría. Un auténtico héroe del régimen comunista. Mi pregunta es ¿qué peso tiene este tipo de mentalidad racional para el progreso del jugador de ajedrez? ¿Cómo entiende un jugador ruso que además se doctoró con la tesis: “Diagnosis de la maestría del jugador de ajedrez” el aspecto emocional en la toma de decisiones ante el tablero?

Bueno, durante 17 años trabajé en el INEF Central de la URSS donde conocía desde dentro la famosa escuela soviética de deportes. El primer pilar de ella era el sistema científico de entrenamiento donde la máxima autoridad era catedrático L.P. Matveev. Sus libros clásicos sobre el tema fueron publicados en varios idiomas y utilizaban como manuales en varios países, probablemente en España también. En este INEF trabajaban varias personas muy  conocidas en el mundo de deportes, como por ejemplo, el catedrático V.Zatsiorsky, fundador de la biomecánica deportiva. Su segundo pilar era el sistema universitario de formación de entrenadores, incluido el ajedrez. El tercer pilar era la selección de jóvenes talentos para uno u otro deporte. Me acuerdo una tesis doctoral donde se decía que suponiendo que un campeón olímpico de natación tiene que tener solamente dos cualidades que poseen, estadísticamente hablando, una persona de mil y de esta manera ambas cualidades a la vez tiene solamente una persona de millón. El entrenamiento como tal era el cuarto pilar y se caracterizaba por un esfuerzo sistemático de deportistas y la creatividad y el sacrificio de los entrenadores. Me acuerdo vivamente una conversación con un entrenador soviético encargado de preparar el equipo español de velódromo para los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992. Cuando en la primera reunión con el equipo él dijo que vamos a entrenarnos todos los días y los deportistas respondieron que eso no es posible, él dijo que  no acabo todavía su frase, añadiendo que además van a entrenarse 3 veces (!) al día. Si no me acuerdo mal, el primer oro de España era precisamente de este equipo… Hay que decir que el hockey sobre hielo era en la Unión Soviética y sigue siendo en Rusia un deporte nacional. Y por ello no es sorprendente que V.A. Fetisov fue ministro de deportes de Rusia durante varios años.

Boriz contra el GM Pantoja
PREGUNTA: ¿Hasta dónde puede llegar un jugador preparándose de la forma correcta y durante el tiempo adecuado? Es decir, ¿cuánto puede limitarnos nuestra genética? ¿La evolución del ajedrecista es fruto de su entorno y de su aprendizaje o tiene un componente innato?

Para mí el ajedrez es sobre todo una actividad artística, como la música o la pintura y por ello creo que las cualidades innatas son muy importantes. El séptimo campeón del mundo V.Smyslov decía que para ser campeón del mundo hay que nacer campeón del mundo. Y comparto plenamente su opinión. Sin embargo como en otras esferas de la actividad humana el progreso del ajedrecista es una mezcla de lo innato y de su interés y del esfuerzo, hasta el sacrificio. Si necesitamos una cifra, aunque orientativa, yo diría que de lo innato dependen dos tercios del progreso.

PREGUNTA: Has tenido la oportunidad de trabajar con Caruana, Bareev, Kramnik, etc… entre muchos otros. ¿Cuál de estos jugadores fue el que más te impactó tanto desde un punto de vista deportivo como personal, y qué aprendiste de él?

Son todas personas diferentes y los conocí en las edades muy distintas, por lo tanto no es fácil compararlos. Sin embargo por su talento me impactó Caruana y por sus cualidades deportivas Bareev. Conocí a Kramnik cuando él tenía 14 años y me llamó la atención que superando a todos en la escuela de Kasparov no siempre ganaba los concursos de resolución de problemas donde impresionaba P.Svidler, futuro GM y 7 veces campeón de Rusia.

PREGUNTA: A veces escuchamos a algún comentarista decir de un jugador: juega como los rusos. ¿Podrías explicarnos que hay en el corazón de esta expresión?

La verdad es que no conozco esta expresión, pero sospecho que se trata de la cultura ajedrecística, la preparación y los conocimientos del ajedrez en general. Como un caso particular puedo recordar que una vez GM M.Illescas me confesó “qué bien juegan los finales todos los rusos”.

PREGUNTAS DE LOS LECTORES:

Erickson Hernàndez Lòpez pregunta:

¿Qué cosas (libros, entrenamientos, etc) verdaderamente te han ayudado a ser maestro de ajedrez? Cuando digo “maestro” me refiero no a ningún título, sino a entender el ajedrez.

Entender el ajedrez tiene demasiadas lecturas y por ello voy a limitar la respuesta.

Obtuve el título de maestro de la URSS en el año 1968 al ser estudiante de ingenierías, es decir tenía poco tiempo para el ajedrez. Creo que  llegó a ser maestro por la madurez de edad y por la parte ajedrecística debido básicamente a dos cosas: entrenaba mi cálculo con las partidas sin mirar al tablero y el estudio de partidas de T. Petrosian, lo que por lo visto me ayudó mejorar mi comprensión posicional.

Sabio DelCiruelo Doscaballos desde México pregunta:

Cómo entrenar la exactitud en el orden de las jugadas

Supongo que es una pregunta sobre táctica.

Hoy en día hay muchos programas y libros para entrenar la táctica. Entre los últimos podría recomendar “1200 problemas tácticos” de M.Blokh y la “Enciclopedía de combinaciones” yugoslava. La parte teórica de este tema está bien presentada en los libros de M.Dvoretzky, en particular “Secretos de la táctica en ajedrez”.

Como todo el ajedrez se aprende realmente con la práctica, resolviendo los problemas y además jugando unas posiciones seleccionadas.  Se puede recordar en este sentido dos citas. M.Botvinnik: “No se puede enseñar a jugar al ajedrez pero uno puede aprender a jugar al ajedrez”. Curiosamente coincide con una idea parecida que  dijo miles de años antes (!) una de las más famosas personalidades de la historia de la Humanidad, Confucio: “Me lo contaron y olvidé; lo vi y lo entendí; lo hice y lo aprendí”…

Miguel Antonio Santillán

¿Qué recomendaciones da para un jugador de Ajedrez que quiere pasar de 1900 puntos de ranking a 2200? ¿Y de 2200 a 2500?

Son dos preguntas muy diferentes y las respuestas pueden ser solamente individuales, es decir, a veces la meta puede pedir tanto sacrificio que no vale la pena conseguirla.

Alfre Mariano Gonzalez Matthias

Cuales han sido los momentos más importantes para ti, en el Ajedrez . Esa sería mi pregunta para Boris.

Habían varios, y tal vez los dos más importantes son:  el Cpto. de Moscú 1980 de las partidas rápidas que gané por delante de M.Tal y el torneo en Varsovia 1989 donde he jugado la “partida de mi vida”  contra GM V.Chejov, haciendo tablas con una torre sola contra caballo y 4 peones.

Más entrevistas:

Damaris Abarca: entrevista a la nº 1 chilena

Entrevista al GM Miodrag Todorcevic

Entrevista a David Martínez: director de chess24 en español

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here