Compartir
ajedrez aperturas

Aperturas de ajedrez para principiantes.

Siempre he considerado que uno de los grandes mitos que llevan a los principiantes a prepararse erróneamente, es la obsesión por las aperturas. Es frecuente, en cualquier club o escuela de ajedrez, ver a personas que empiezan interesándose excesivamente  por la importancia de esta fase del juego. Y hasta cierto punto tiene su explicación.

Estamos acostumbrados a que la élite del ajedrez, aquellos jugadores de fama mundial reconocida, hablen públicamente sobre las aperturas, comuniquen en sus análisis cuándo se ha producido una novedad teórica, o las minúsculas ventajas de encaminarse por tal o cuál línea. Desde luego, todas estas explicaciones son muy importantes, a veces pueden llegar a ser cruciales. Pero olvidamos que son cruciales cuando uno se encuentra en un determinado nivel.

 

Uno de los mejores libros de aperturas.
Uno de los mejores libros de aperturas.

Pongamos un ejemplo muy gráfico que todo el mundo podrá entender. Supongamos que somos aficionados a la escalada o a los deportes de montaña. Decidimos comprarnos una mochila, unas botas de trekking, algo de ropa de montaña y un saco de dormir. Si uno acude a una tienda especializada, se dará cuenta de que el margen de precios es amplísimo, es posible encontrar una mochila muy económica pero también mochilas de precio estratosférico. La realidad es que en las mochilas de alta gama estaremos pagando un precio proporcionalmente (y considerablemente) más alto para que dicha mochila pese muy poco menos que la mochila de gama inmediatamente inferior. Y cuanto más nos acercamos a la mochila que menos pesa, estaremos pagando muchísimo más dinero por gramo de mochila de menos peso. ¿Qué relación tiene esto con las aperturas en ajedrez? ¡Mucha! Si eres un montañero profesional y muy experimentado quizás pagar 200 € más para que la mochila pese 100 gramos menos puede ser la única forma  de alcanzar un reto. Si eres un principiante, es preferible no gastarse ese dinero en un único eslabón de la cadena, y prepararse antes de una forma más completa, mejorando nuestra condición física, aprendiendo sobre temas de nutrición  etc…

 Si eres un montañero profesional y muy experimentado quizás pagar 200 € más para que la mochila pese 100 gramos menos puede ser la única forma  de alcanzar un reto.

Y esto es lo que sucede con las aperturas, no tiene ningún sentido que un principiante trate de comprender o de escudriñar los entresijos de aperturas complejas que vemos en las partidas de la élite. De hecho, en la élite, un significativo porcentaje de aperturas y defensas son literalmente inexistentes, es decir, nunca se juegan, son literalmente declaradas inferiores y no se ponen en práctica. Pero son inferiores si quien está al otro lado del tablero es capaz de explotar las minúsculas debilidades de determinadas líneas, algo que seguramente sólo puedan decirlo, por poner un número, 100 o 200 personas en el mundo. Y si eres una de esas 100 personas en el mundo ¡¡seguramente no estés leyendo esta guía para principiantes!! Concluyendo, las aperturas tienen una importancia en la preparación del principiante muy relativa.

BENSON_1972_Bobby_Fischer
Fischer no pasó a la historia por ser un experto en aperturas. No te obsesiones con ellas.

 

Entonces, ¿cuál es el camino correcto? Lo primero es determinar que entendemos por un principiante. Un principiante viene a ser una persona que tiene menos de 1.700 – 1.800 puntos de ELO. Si estás por debajo de este nivel y quieres progresar en tu juego puedo asegurarte, sin ningún miedo a equivocarme, que no ganas más partidas, no por no conocer más aperturas, sino por no jugar correctamente al ajedrez. Es decir, por cometer demasiados errores (tácticos, posicionales, o de conocimientos de finales). Puede que en alguna apertura hayas quedado inferior, te hayas sentido incómodo etc… pero esto representa, seguramente, menos de un 10% de las derrotas.

Mi recomendación es que si, por ejemplo, estás dispuesto a invertir en tu preparación 240 minutos a la semana, dediques únicamente una hora a la preparación de aperturas. Es decir, no más de un 25%. Y también te recomiendo que utilices el “Método creativo para aprender aperturas”. Es una forma alternativa que te permitirá tener una visión diferente y que te va a permitir asentar conocimientos de una manera mucho más estable que la típica preparación de aperturas siguiendo un libro. No obstante, tampoco te vendrá mal combinar ambos métodos si es que no puedes permitirte un entrenador.

 Mi recomendación es que si, por ejemplo, estás dispuesto a invertir en tu preparación 240 minutos a la semana, dediques únicamente una hora a la preparación de aperturas. Es decir, no más de un 25%.

¿Qué aperturas debería jugar? ¿En cuáles me enfoco? En mi opinión y según mi experiencia, te recomiendo que juegues indistintamente aperturas abiertas (o semiabiertas) y cerradas (o semicerradas) cuando juegues amistosamente. Aunque suponga una generalización excesiva, puedo decirte que las aperturas cerradas exigen un mayor conocimiento posicional y todo se desenvuelve de una manera más lenta. Por el contrario, en las aperturas abiertas suelen predominar los golpes tácticos, las combinaciones y el juego es más ágil. Lo bueno de jugar ambos tipos de aperturas es que vas a aprender estructuras que pueden servirte cuando definas un repertorio cerrado de aperturas. Aún tienes mucho que aprender como para encasillarte.

¿Y cuándo llegan los torneos? En ese caso, permítete poner en práctica lo que hayas aprendido en tu preparación de aperturas. Da igual el rival, utiliza los campeonatos para aprender, es una forma muy buena de consolidar lo que has preparado en casa. Vas a encontrar un montón de preguntas que te permitirán ir evolucionando tu incipiente repertorio de aperturas y, si tienes la oportunidad de jugar contra un rival 500 o 600 puntos más fuerte que tú, no desaproveches el encuentro para comentar con él su punto de vista de cómo jugaste en esta primera fase del juego.

Utiliza los campeonatos para aprender, es una forma muy buena de consolidar lo que has preparado en casa.

2 Comentarios

  1. Hola,me llamo Carlos Francisco, soy de Uruguay y me dicen Pancho. Me gusta y juego ajedrez desde los trece años. Aunque por mis actividades lo deje a los catorce años. Como siempre me gustó, cada tanto salía algunas partiditas. Hoy tengo 61, estoy jubilado y enganchado en unos on line. Es divertido pero algo infructuoso, y muy disímil mis partidos. Tengo aceptables triunfos, unos 280 ,por ahí, y unos 320 perdidos. Ahora cambiaron el formato y no ponen las cifras, y además no me ha entusiasmado.deseo ,tal como lo expresaste, mejorar, he sido muy autodidacta, igual que mis amigos de antes. Siempre admire a Ficheros, me gustan los alfiles. Quisiera tener aperturas que me hagan más sólido.aunque los imponderables te cambian todo. Por en, por, ej, se solo el mate pastor, o los estragos que causa.se de una salida con reina y alfiles hacia la inversa,o sea izquierda, pero muy poco. Te doy las gracias si me ayudas, de la forma que puedas .un entusiasta jubilado ( jeje) te saluda

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here