¿Cómo defenderte en ajedrez?

Por lo general, la defensa en ajedrez es un aspecto que suele pasar desapercibido para la mayoría de los jugadores intermedios y no digamos nada por los jugadores que empiezan a jugar. Que nos gusta atacar es una obviedad, y que pensamos que esa es la mejor forma de jugar al ajedrez también es una concepción que está claramente extendida. Sin embargo, a pesar de que llevar a cabo siempre un juego activo es una de las actitudes más importantes para desarrollar una partida, en muchas ocasiones, confundimos jugar activo con jugar al ataque.

¿Cómo entienden la defensa los mejores jugadores?

Aunque defenderse en ajedrez no suele ser algo agradable, los mejores jugadores del mundo siempre han manifestado un interés en el desarrollo armonioso de su talento tanto en el ámbito ofensivo como en el defensivo. Los grandes maestros de la defensa han sido: el primer camepón del mundo , Steinitz y su oponente, el destacado ajedrecista riso Chogorin. Y los sucesores de ellos: Lasker, Capablanca, Alekhine, Euwe, Botvinnik, Smyslov, Tal (sí, Tal) y Petrosian.

Todo jugador que desconozca el arte de la defensa puede considerarse un jugador incompleto, y es por esto por lo que en The Zugzwang Blog, tratamos de inculcar “el odioso amor por la defensa” y desarrollarlo tenazmente junto a la capacidad de encontrar ventajas tácticas.

¿Por qué razones debes aprender a defenderte bien?

Además de lo que te he explicado con anterioridad, debes saber que el bando que está forzado a defenderse se ve sometido, hasta cierto punto, a los planes del contrario. Y en ajedrez es especialmente importante evitar este escenario aplicando todos los medios posibles. Por ejemplo, si tu oponente se dispone a atacar la posición del rey hay que tomar las medidas oportunas para reforzarla a su debido tiempo; evitar el desmoronamiento del grupo de peones que la defienden, y movilizar las piezas necesarias para sostener la defensa.

Ahora que ya conocemos la importancia de la defensa quiero contarte 5 lecciones que te ayudaran a defenderte mejor o, al menos, a interpretar correctamente los aspectos defensivos en tus partidas:

1. La defensa es importante en todas las fases de la partida.

El objetivo de la partida de ajedrez es dar mate al rey, y esto puede suceder en cualquier fase: apertura, medio juego o final. Los principios del juego de la apertura nos enseñan que debemos resguardar a nuestro rey dentro de las 10 primeras jugadas, por esto se recomienda enrocar en este espacio de tiempo. Esto no quiere decir que, cuando vemos una partida de alto nivel, en la que los jugadores (o uno de ellos) no se enroca, no esté jugando adecuadamente, lo que estará sucediendo es que dicho jugador es capaz de mantener su rey a resguardo utilizando otros factores que no solamente el enroque. Sin embargo, estas técnicas (como la defensa del rey en el centro) no son recomendables para jugadores principiantes ni intermedios, ya que generan más problemas que beneficios si no se usan adecuadamente.

2. El debilitamiento de la defensa de peones.

Los peones son un factor importante en la defensa del rey. Probablemente el más importante de todos. En ajedrez, tomar toda regla general y esquema por axioma es nocivo para tu desarrollo ajedrecístico; y las reglas generales deben aplicarse siempre que se den determinadas condiciones.

La invencibilidad es una cuestión de defensa, la vulnerabilidad, una cuestión de ataque. Mientras no hayas observado vulnerabilidades en el orden de batalla de los adversarios, oculta tu propia formación de ataque, y prepárate para ser invencible, con la finalidad de preservarte. Cuando los adversarios tienen órdenes de batalla vulnerables, es el momento de salir a atacarlos.

EL ARTE DE LA GUERRA.

Sin embargo, la práctica nos ha demostrado que la posición inicial de los peones es la más beneficiosa para evitar potencialmente todo acercamiento a nuestro rey. Por lo que debes evitar cualquier modificación de esta estructura en torno al rey salvo que sea necesario.

¿Cuándo es necesario? Nunca lo sabrás. Siento decirte esto. Incluso jugadores profesionales tienen dudas de cuando es necesario o no. No obstante, lo que debería tranquilizarte es que a medida que tu experiencia sea mayor menores serán las dudas que tendrás a la hora de debilitar la posición de tu rey.

3. No existe una única forma de defensa.

El ajedrez es un juego muy rico y complejo. Jugar al ajedrez es muy fácil, pero jugar muy bien es muy difícil. Y esta es una de las causas de que existan distintos tipos, técnicas y principios defensivos. Algunos de ellos son:

  • La defensa activa: el contraataque.
  • La simplificación del juego y el paso al final.
  • El sacrificio como arma defensiva.
  • Distintos procedimientos tácticos de defensa.
  • La actividad forzada del rey.
La defensa activa

Los destacados ajedrecistas de la escuela rusa como Chigorin, Alekhine, Botvinnik, Smyslov, Tal y Petrosian y otros muchos fueron partidarios de la defensa activa. En su arte creador han procurado ligar estrechamente la defensa con la elaboración paulatina del contraataque.

La defensa activa lleva dentro de sí lo que se podría llamar el grano de arena de la victoria porque mantiene en el punto de mira la contraofensiva o el paso a un final ventajoso.

Sin embargo, conviene advertir que en, muchas ocasiones, la defensa pasiva es  el único medio para evitar la derrota y está fuertemente condicionada a las características de la posición. Pero en la medida de lo posible es la estrategia que debes evitar.

4. La defensa profiláctica es el trampolín de un buen ataque.

Son innumerables los ejemplos en los que los mejores jugadores de ajedrez del mundo en posiciones superiores en las cuales intuitivamente podrían atacar prefieren jugar de forma defensiva, de forma anticipatoria y profiláctica. ¿Cuál es la razón? Precisamente lo que explicábamos con anterioridad, el contraataque es una de las estrategias defensivas más contundentes por lo que “secar” preventivamente las opciones del rival se convierte, no ya en algo deseable, sino en una necesidad.

Te sugiero animosamente que veas la siguiente clase en la que hablo de esta materia, y en la que relaciono la defensa en ajedrez con el progreso y la superación de etapas del jugador principiante de ajedrez. ¡No te la pierdas!

5. La estrategia de los 24 caracteres

Hay un eslogan bastante famoso en la parte continental de China que se atribuye al estadista Deng Xiaoping, que aproximadamente se traduce de la siguiente manera:

“Observa fríamente, maneja con calma las cosas, mantén tu posición, oculta tus capacidades, espera tu tiempo, realiza las cosas siempre que sea posible”.

Deng Xiaoping

Propuso esta estrategia (conocida como la ” estrategia de 24 caracteres ” porque pudo resumir todo su plan en solo 24 caracteres chinos) en 1990 (un año después de lidiar con la reacción internacional sobre el “incidente” de la Plaza de Tiananmen) como la de China. estrategia en el futuro y desde entonces hemos visto a China en silencio, pero seguramente se convertirá en un importante jugador internacional.

ajedrez chino

Deng Xiao Ping en 1978

Para mucha gente, este ENORME crecimiento vino de la nada, pero en realidad, era parte de una gran estrategia.

En ese momento, China todavía era un país pobre con granjas colectivas y prácticamente toda la economía bajo control estatal.

Su plan a largo plazo (que llevó a China y la sociedad china de un país pobre con muchas desventajas y presiones, a la segunda economía más grande del mundo en una sola generación) fue brillante y refleja el funcionamiento interno de un genio chino.

He ligado este conocimiento con los consejos de uno de mis maestros de ajedrez: el GM Irisberto Herrera, que fue quien me enseño que “en ocasiones las posiciones aguantan por sí solas y no es necesario debilitarlas para defendernos“. Y así es, pero claro, es necesario tener la entereza suficiente para llevar este principio a la práctica y no sentirse estimulado a debilitarse con la idea de defenderse.

1 COMENTARIO

  1. Creo que teneis razón. Un defecto es creer que se es un jugador e ataque y atacar aunque no se den las condiciones objetivas. La profilaxis que es como la medicina preventiva y la defensa activa que es como la esperanza del paciente.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.